Blog

Hágase tu voluntad

Microrrelato en el blog de Raúl Garcés, ¿Tiene un minuto?
Ilustración tomada de Románico Castilla-León
photo_camera Ilustración tomada de Románico Castilla-León

Cruzaron sus miradas en aquel huerto envuelto en la noche. Y aún las mantuvieron cuando, pasando uno por delante del otro, depositó sus labios en el rostro de un tercero que les acompañaba. Esa era la señal acordada y al momento, hombres armados apresaron al depositario de aquel ósculo. Y mientras los soldados se llevaba a Santiago, conocido como el Menor, Jesús, el Nazareno y Judas Iscariote se dedicaron una última mirada cómplice antes de separar sus caminos.