Blog | Periodista y cocinera

¡Todo son setas!

casa-arevalo-2-800x533

¡Pues menos mal que no hay setas en Soria! La ausencia de lluvias ha retrasado la temporada micológica en la provincia, o se la ha llevado por delante, que aún no se sabe. El caso es que setas y hongos están asociados al otoño soriano, y si no hay, se buscan fuera, pero con Soria Gastronómica y la IX Semana de la Tapa Micológica se abrió un calendario setero-festivo que se alargará hasta noviembre con jornadas y menús por todos los rincones.

Hagamos un repaso. Si de Jornadas Micológicas se trata, Navaleno, Almarza o Vinuesa son los destinos que este puente de Todos los Santos han organizado multitud de actividades en torno a las setas, desde carreras deportivas a exposiciones, charlas o rutas de recolección por el monte.

[gallery ids="2782,2783,2785"]

52 bares participan en la IX Semana de la Tapa Micológica organizada por Asohtur que vendieron más de 30.000 tapas durante los primeros días. Hasta el día 1 de noviembre se pueden probar estos pequeños grandes platos de setas.

creperia-lilot-2-800x532 Tapa micológica de Crepería Lilot.

En cuanto a menús, hasta 16 restaurantes de la capital y de la provincia han preparado platos especiales dedicados a diferentes tipos de setas dentro de las jornadas Buscasetas, que se celebrarán hasta mediados de noviembre, o hasta que la temporada lo permita. Caben destacar las jornadas micológicas de La Lobita, que ya cumplen 13 ediciones y que este año se basan en los recuerdos de la niñez de Elena Lucas en un entorno privilegiado para las setas, como es Navaleno; o el menú micológico de Baluarte, el número 18 de Óscar García Marina, desde que comenzara en su natal Vinuesa. El Parador, Los Ranchales, Virrey Palafox, Hotel Rural Los Villares... y así hasta completar los 16 establecimientos repartidos por toda la provincia.

image Chocolate, turrón y bolitas de anís. Postre micológico de La Lobita.

image Revuelto de setas, de Baluarte.

Y fuera de estas jornadas oficiales también se esperan con expectación los menús de setas de Casa Vallecas en Berlanga, Los Quintanares, en Rioseco o el Hotel Alfonso VIII en la capital, entre otros.

Otoño, setas y Soria siempre estarán unidos, llueva o no.