Blog | Periodista y cocinera

Campos de Castilla, nuevo conocido

Campos de Castilla_9 Solomillo a la parrilla

El hotel restaurante Campos de Castilla es un nuevo establecimiento, pero conocido por muchos aspectos. El primero, porque ocupa el lugar del antiguo mesón Los Caballos, aunque totalmente remodelado, en el barrio de Las Casas. En segundo lugar, porque lo dirige Pablo Cabezón Cascante, joven empresario hostelero soriano que comenzó su andadura en el restaurante y hotel rural Los Villares, junto a su familia. Y tercero, porque al mando de los fogones de este nuevo emprendimiento está otro viejo conocido de la cocina en Soria, Tomás Morchón. Así que se trata de un nuevo negocio, pero con las garantías y experiencia que ofrecen las personas que lo han puesto en pie.

El hotel, de nueva factura y aires castellanos, viene a completar la oferta de la capital, aunque en el barrio de Las Casas. Se trata de un 'tres estrellas' de 20 habitaciones, cómodo y funcional. El restaurante funciona de manera autónoma y también quiere captar comensales sorianos o turistas que buscan sabores tradicionales con nuevos aires, una oferta más original que la media soriana sin perder de vista las técnicas tradicionales, como la parrilla.

Hay dos comedores, amplios y luminosos, preparados también para acoger celebraciones. El servicio, clásico, se completa con una oferta gastronómica al gusto de Tomás, esto es, buenos productos de temporada, cocina soriana con toques de su tierra de origen, Cataluña, y sabor por encima de todo. Él sabe de lo que va esto de la cocina y sus platos no buscan empates.

En nuestra visita comimos cuatro personas de las que comen. Nos decantamos por compartir dos menús degustación con otros platos de antojo, todo muy bien presesentado y con raciones más que abundantes.

Estupendo el Paté de campaña con cebolla y encurtidos que nos sirvieron de aperitivo. Sabrosas las Croquetas de rabo de toro, cremoso el Gazpacho de fresas con perlas de mozzarella, potente la Ensalada de escabeche y cebolla morada, sorprendente la Rosa de alcachofa con foie y sus chips, refrescante la Gelée de exqueisada de bacalao, intenso el Risotto de boletus y tierna y exquisita la Entraña con frambuesa y gelatina de regaliz. Para rematar, suaves la Torrija con helado de leche merengada y la Leche frita. Además de todo esto comimos unos boquerones fritos en su punto exacto de fritura y unas 'Almitas de torrezno' con Romescu, sorprendente mezcla de sabores, sin olvidar un solomillo a la parrilla que parecía mantequilla y unos chipirones con langostinos tigre y pasta fresca rellena de pera (ya os he dicho que somos de comer, comer). El menú degustación tiene un precio de 28 euros, IVA incluido, una oportunidad más que interesante de probar platos diferentes, bien ejecutados y abundantes.

En Soria corre la voz rápidamente, sobre todo si se trata de una propuesta gastronómica honesta. El Campos de Castilla ha empezado con buen pie. El reto ahora es mantenerse.

Campos de Castilla Paté de campaña con cebolla roja y encurtidos

Campos de Castilla_1 Croquetas de rabo de toro

Campos de Castilla_3 Gazpacho con perlas de mozarella

Campos de Castilla_5 Ensalada con escabeche

Campos de Castilla_7 Alcachofa con foie y sus chips

Campos de Castilla_8 Risotto con boletus

Campos de Castilla_11 Entraña con frambuesa y gelatina de regaliz

Campos de Castilla_2 Almitas de torrezno con romescu

Campos de Castilla_4 Boquerones fritos

Campos de Castilla_10 Chipirones con langostinos y pasta fresca rellena

[gallery ids="2032,2031,2030"]