Blog

Los Aristogatos: Una reflexión realista

¡A partijar (del inglés: "partyhard". Verbalización)!

A casa por fin, a por un poco de paz. Confieso que el día ha sido toda una aventura y para nada podría haber imaginado la locura que ha sido. Pero bueno,  ¿qué puedo decir? Era ella, una mirada de las que desarman y una belleza de las que ya no se encuentran; de buena familia, limpia, aseada... y reconozco que el rollito asustado y vulnerable me puso un poco cachondo, para qué mentir. Lo que sí que es verdad es que hacía tiempo que no me ponía tan calzonazos, porque chico, para seguir haciendo méritos después de que te diga que es madre soltera con hijos, manda huevos. ¿De verdad no tenías nada más que hacer? ¿O es esa especie de magnetismo que tienes por lo disfuncional en tus relaciones? Sea lo que sea menudo eres, en fin... Menos mal que el Waldo este no nos lió con sus sobrinas de Londres para irnos de copas porque ahora te lo juro que solo quiero dormir y descans...

Joder, ¿pero qué es ese barullo? Me cago en mi ascendencia que desconozco, ya está el impresentable de mi compañero de piso liándola en casa. Es que no se puede compartir casa con músicos. Ya lo decía mi padre, que a la mínima se lían 4 diciendo que van a hacer una jam y terminan bailando con las lámparas y regando las plantas con champagne; aunque te voy a confesar que ahora el ficus luce más fuerte y brillante que nunca. En fin, vamos a ver qué se cuentan y a ver si los puedo largar medio pronto para que la chorba meta a los niños en la cama y con suerte nos damos un poco el lote o algo. Que joder, ¡después de lo del camión, lo del tren y lo del río me lo he ganado a pulso!

Bueno, vamos a otear por la ventana a ver qué se cuez... Mierda, está el dealer este que trae las drogas de diseño de praga, o eso dice. Para mí que son experimentos absurdos que hace en su salón y nos usa de conejillos de indias. La puta, pues sí que van catalinos ya. El Gato Jazz ya va más ronco que Luisito Armstrong y el siamés va recitando el corán en japonés. Oye tú, sí tú, el drogas, dame un poco de lo que le has dado al siam... ¿Qué dices cariño? No, nada, les decía que si podían bajar un poco el vol.. Ah, ¿que quieres pasar y conocerlos? Pero y los niñ... Ah, que les vendrá bien para su educación musical tocar con músicos tan experimentados como estos, claro. Bueno no, pero es q... Que no, que sí, que son grandes music... Bueno ya, pero es que no estudiaron en Berkley que digam... Si no, si a mí me encantaría meterme dos lingotaz... Aaaah, que a ti también, que llevas un día muy estresado y que la repipi de tu hija te tiene con ganas de arrancarte los bigotes y tú sin pulgares. Pues nada preciosa, sé mi invitada, bienvenida al flow.