Blog

Una diminuta ventana a la realidad

Dentro de una habitación oscura no podemos ver nada, la ausencia de luz nos ciega, nos inmoviliza, nos aisla. De repente alguien tiene la idea de hacer un pequeño orificio en una de sus paredes, la luz entonces entra a 300.000 km por segundo y nos revela en la pared enfrentada y cabeza abajo lo que hay afuera. Mo-Ti, un filósofo chino del siglo V a. C., fue el primero en darse cuenta; había descubierto el principio básico de la fotografía 2.300 años antes de la invención de la misma.

Soria pinhole 1 Soria, 2013. S. Farizano

La estenopeica (pinhole, en inglés) es la forma más antigua de fotografía y tiene la particularidad de conseguirse sin pasar a través de ningún cristal. Las cámaras que se utilizan para lograrla no tienen lente, sino un pequeñísimo agujero llamado estenopo. Realmente se trata de la histórica “cámara oscura”, que ya en el Renacimiento los artistas utilizaban para bidimensionar imágenes del mundo real, con el añadido de un plano sensible capaz de retener esas imágenes. El primero en realizar ese procedimiento con éxito fue Joseph-Nicéphore Niepce, en 1826. Actualmente podemos conjugar la forma más antigua de fotografía con la más moderna por medio de la unión de un objetivo estenopeico y una cámara digital.

Estos objetivos se pueden fabricar o comprar, los hay prácticamente para todos los modelos de réflex, el único requisito es que la cámara sea de objetivo intercambiable. Hacer uno casero es fácil, consiste en perforar una lata con una aguja y montarlo en la cámara sustituyendo el objetivo o, incluso, si se quiere probar con película o papel fotosensible se puede fabricar la cámara entera con una caja, una lata de refrescos, o casi cualquier cosa que se nos ocurra. No voy a explicar esto porque es un poco largo y hay en internet miles de tutoriales. En general son todos muy baratos y se pueden comprar por internet, yo tengo uno de Holga, la marca conocida por las toy cameras.

Soria pinhole 2 Soria, 2013. S. Farizano

Son característicos en las fotografías de este tipo el bajo contraste, la suavidad de las imágenes, el oscurecimiento de los bordes, el plano focal infinito y muchos otros “defectos”, desde el punto de vista de lo que algunos consideran correcto, que bien aprovechados se convierten en virtudes únicas. Hoy han proliferado infinidad de filtros de Photoshop o Lightroom de estilo 'vintage' que simulan técnicas alternativas o caídas en el olvido, ésta es una de ellas pero es también una de las que podemos conseguir de forma "real" y sin demasiado esfuerzo, sobre todo económico.

Para empezar debemos saber que contamos con ciertos condicionamientos, el estenopo tiene un diámetro muy pequeño, aproximadamente 0,25mm, lo que deja pasar poquísima luz y por lo tanto el visor de la cámara se queda prácticamente negro. Por el mismo motivo los objetos a fotografiar deben estar muy bien iluminados si no se quieren hacer exposiciones muy largas, con el diámetro mencionado y 50mm de distancia focal estaríamos contando con un f/200 de luminosidad (50 / 0,25 = 200).

Si no nos queremos complicar la cámara lo calcula todo y de a poco iremos viendo cómo reacciona nuestro objetivo. Además, a las imágenes resultantes no hay que hacerles nada para no perder la atmósfera que hemos conseguido mediante este procedimiento. Yo simplemente las he pasado a blanco y negro.