Tiene un minuto
Tiene un minuto

Total Soccer III

Al principio pensé que se trataba de una grata coincidencia. Pero tras varios fines de semana repitiéndose el mismo resultado de la consola en el posterior encuentro de futbol, comencé a dudar. ¿Y si se trata de un videojuego mágico o algo así? Para cerciorarme pensé en dejar de jugar pero bien mirado, sea por el motivo que fuese, nuestro conjunto se encontraba en el...

Total Soccer II

Los domingos por la tarde mi padre solía acudir al bar que hay debajo de casa para ver jugar a nuestro equipo por el canal de pago. Yo prefería quedarme en casa y escucharlo por la radio. Las apasionadas voces de los locutores hacían sin duda más emocionante el partido. Ese día nos enfrentábamos a un recién ascendido a la máxima categoría. A priori un rival...

Total soccer I

Lo encontré rebuscando en el enorme cajón de oportunidades de la tienda de videojuegos. Llevaba tiempo detrás de algún juego sobre fútbol que no fueran los de sobra conocidos por todos pues éstos se escapaban y de qué manera, de mi presupuesto. En la portada, dos jugadores pugnaban por el balón luciendo la vestimenta de sus respectivos equipos, a la sazón eternos...

Raices

Sus manos no están encallecidas por remos, sogas o redes. Ni el rostro curtido por el sol, el aire o la sal. Muy lejos queda el mar que dio sustento a sus ancestros. Pero en el silencio de la noche todavía puede sentir la dulce llamada de las sirenas.

Micros ejemplares

La gitanilla Marchó pues con los gitanos no tanto por amor si no porque sabía de la noble cuna de Preciosa. Más se equivocó de gitanilla. La gitanilla Segunda Parte Avellaneda, a quién se le atribuye un origen aragonés, escribió también aquí una continuación.  La obra lleva por título "La gitanica". Rinconete y Cortadillo Entregados a un negocio más...

Mercado medieval

La recreación de los Desposorios de Jaime I de Aragón y Leonor de Castilla llenó la localidad de Ágreda de herreros, alfareros, vidrieros, orfebres, panaderos, queseros, malabaristas, juglares y monjes. Bajo los pendones de ambos reinos los caballeros abandonaban sus campamentos para entregarse a encarnizados combates.  Así, en cada función la frontera castellano-...

San Juan 2.0

Gracias a la tecnología, el hecho de no poder estar en Soria ya no era óbice para disfrutar plenamente de las fiestas de San Juan. Todo gracias a unas sofisticadas gafas de realidad virtual que te permitían escoltar a los astados en Valonsadero el Jueves la Saca, disfrutar en el Coso Taurino de la faena entre charangas y botas de vino el Viernes de Toros, asistir al...

Vendetta

En cuanto ensartó la aguja en aquel ejemplar de Acherontia Atropos, una amenazante nube oscureció el cielo con chirrido ensordecedor. Y el entomólogo pudo constatar que la esfinge de la calavera en verdad anuncia la muerte. Imagen tomada de ojazos.skyrock.com

De lo divino y lo humano

“ Tubalcain me aedificavit ”- Exclamó el forastero con la intención de captar la atención de los parroquianos que ocupaban ociosos las diferentes mesas del teleclub. “ Túbal Caín me fundó”. Así reza el escudo de la ciudad de Tarazona. - Continuó aquel hombre mientras colocaba una carta sobre otra en difícil equilibrio. Y ustedes se preguntarán quién era ese de...

Verónica

Iluminada por la titilante luz de una vela, susurró al espejo por tres veces su nombre. Se apagó la llama y la oscuridad lo cubrió todo. Para siempre.

Árbol milenario

Cuando retiró aquella capa de cal descubrió grabadas toscamente en la piedra que cimentaba la iglesia, diferentes inscripciones. Las había en castellano, también en latín, en caracteres arábigos y signario celtibérico para finalizar con el negativo de una mano pintada en tonos ocres. Y entonces comprendió que del mismo modo que con los anillos del tronco de un árbol,...

Tierra de Quijotes

Coincidió con la llegada del primer ejemplar a Azul. Un muchacho relató como cuando estaba siendo molido a palos por su patrón, apareció un desconocido para recriminarle a aquel tal reprobable acción. Con la incorporación del segundo volumen, se supo de la liberación de unos presos engrilletados mientras estaban siendo conducidos a cumplir su condena. Con la...

Alteraciones

- ¿Mil cuatrocientos ducados dices? Pedro de Lanuza encaja en silencio los reproches de su hermano Juan, a la sazón Justicia del Reino. Esta es la cantidad que le demanda su amante, Constanza de Ovando, sobrina de un tal Miguel de Cervantes, como compensación por haber roto su promesa de matrimonio. - ¡Mil cuatrocientos ducados! Sin duda Vuesa Merced ha perdido la...

Penélope

Partiría de nuevo de Cunchillos en cuanto tuviera el vehículo reparado. Así pasaba los días colocando tornillos, tuercas y bujías. Las mismas que ella retiraba discretamente cada noche.

Rivalidades literarias

Preso de la ira, Lope de Vega, hierro en mano, arremetió con violencia contra la procesión de gigantes de cartón piedra que iban desde el monasterio de Santa Clara hasta la iglesia colegial de San Pedro. Los presentes, entre los que se encontraban el Duque de Lerma y el propio monarca Felipe III quedaron desconcertados, incapaces de hallar una explicación a la...

Hidalgo

Recibió tantos cortes y estocadas que sus ropajes quedaron teñidos por completo de sangre. Herido de muerte, se incorporó con las escasas fuerzas que le quedaban y sin perder la altivez propia de su condición de hijodalgo, envainó la ropera, se acomodó el herreruelo, recogió del suelo el sombrero de ala ancha y luego de sacudirlo para retirar la suciedad, se cubrió...

El corazón delator

La Lonja acogía una exposición pictórica de Velázquez cedida por el Museo del Prado. Junto a otras grandes obras del pintor sevillano se encontraba el retrato de Mariana de Austria. Un detalle apenas perceptible llamó la atención del comisario de la muestra. La tez coloreada de la esposa de Felipe IV se mostraba ahora pálida. Pero su rostro demudado no fue la única...

En noches como ésta

Pero hombre, no se quede en la puerta. Pase y siéntese. Dios mío, esta usted temblando. Ahora mismo le preparo un café bien caliente. Estaba a punto de cerrar ¿sabe? pero no importa. Y dígame ¿qué le trae por aquí a estas horas? ¿Se encuentra bien? Está muy pálido. ¿Cómo dice? Tranquilo. No se ha vuelto usted loco. Llevo muchos años tras la barra de este Café y lo que...

Abeja reina

Así una noche tras otra, sintiendo como ese sonido incesante y cadencioso me perfora la cabeza. Al principio pensé que se trataba de un grifo mal cerrado. Pero tras comprobar la llave de paso y solicitar la presencia de un fontanero, finalmente lo descarté. Fue hace unas semanas cuando sin posibilidad de conciliar el sueño, resolví no cejar hasta dar con el origen de...