Cultura

Por qué España se ha convertido en un lugar de rodaje imprescindible para las producciones internacionales

Rodajes 1
photo_camera Rodajes 1

Los últimos fracasos en taquilla de Furiosa: de la saga Mad Max o El planeta de los simios: nuevo reino han abierto el debate: ¿el streaming ha matado al cine? Sí, de nuevo se debate sobre lo mismo, tal parece que cada fracaso es culpa de Marvel, el streaming o cualquier otro chivo expiatorio.

Claro, el séptimo arte se ha dirigido hacia una extraña corriente en la que todo debe ser «un evento cinematográfico». Sagas interminables, escena postcréditos, escena postcréditos de la postcrédito, el cine algoritmo o los finales más abiertos que el de Perdidos, han marcado la tendencia de los últimos años.

Como lo evidencia CyberGhost VPN, las taquillas de cine han experimentado una caída del 46 % en los últimos 21 años, aunque el cine de calidad —los biopics como Oppenheimer, o las películas evento—, sigue rompiendo récords.

Además, hoy se hacen más producciones que nunca gracias a los servicios de streaming y estos grandes universos cinematográficos. España se ha beneficiado de esta saturación de contenidos y cada vez más producciones internacionales la ven como el destino ideal para filmar.

¿La razón? Bueno, la respuesta común es lo hermoso de sus paisajes, pero hay mucho más detrás.

Riqueza cultural

Poder filmar un drama de fantasía medieval o una persecución de coches que van a todo gas en un solo lugar es algo muy atractivo para los productores internacionales. Esto no ha llegado de la noche a la mañana, pues el fomento al turismo nacional e internacional ha logrado revalorizar las locaciones españolas, y permitido conservarlas y restaurarlas.

Lo bien conservados que están los lugares históricos españoles son un gran plus para las productoras, como:

La Alcazaba, Almería

el Real Alcázar, Sevilla

Plaza de España, Sevilla

Castillo de Santa Catalina, Cádiz

Catedral de Gerona

Playa de Mónsul, Almería

Pero la España moderna no se deja de lado. La impactante Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia ha sido escenario para series —¿futuristas?, ¿distópicas?, ¿wésterns?, ¿ciberpunk? Sí, nadie entendió esa serie— como Westworld.

Personal altamente calificado

Rodajes 2
Rodajes 2

La industria española del cine, de acuerdo con el sitio Statista, factura más de 550 millones de euros anuales, y estaciones conservadoras indican que esta cifra puede subir a más de 700 millones para 2027. Las cifras de los servicios de streaming deben ser muy altas también, pero estas empresas no suelen compartir estos datos, y muchas veces no son creíbles cuando lo hacen (sí, Netflix, es contigo).

Esto se ha logrado mediante producciones de gran calidad, gracias a los Almodóvar, Erice o Bayona, que brillan en lo más alto tanto en taquilla como en premios —¿dónde está el Óscar para La sociedad de la nieve?—.

El talento español se hace presente en todas las grandes producciones nacionales, por lo que las grandes productoras extranjeras saben que pueden contar con personal calificado, multipremiado y que ama el cine (o las series; vamos, ya casi es lo mismo).

En España, según un estudio de PwC, hay más de 72 000 profesionales y 6700 empresas dedicadas exclusivamente al sector audiovisual. Desde animadores (La leyenda de Klaus es una hermosa muestra de su trabajo) hasta camarógrafos especializados están detrás de las grandes producciones contemporáneas tanto fuera como dentro de España.

La cereza del pastel: incentivos

También se ha creado una política fiscal favorable para atraer a las diferentes productoras extranjeras, que a su vez beneficie a las nacionales, quienes pueden deducir entre el 30 y el 25 % de los gastos producidos en el país.

Se espera que para el 2025 las producciones realizadas en España alcancen más de 1603 millones de euros invertidos en el país. Algunas estimaciones calculan que actualmente representa el 2,40 % del PIB. ¡Impresionante!

 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad