Gastronomía

¿Qué comer en Barcelona?

Qué comer en Barcelona
photo_camera Qué comer en Barcelona

Barcelona, conocida por su impresionante arquitectura modernista y playas soleadas, también es un paraíso gastronómico que sorprende a todos los que la visitan. La cocina catalana, con su combinación de ingredientes frescos del mar y la montaña, ofrece una variedad de platos que deleitan todos los sentidos. Aquí te damos algunas ideas de cómo sacarle el máximo provecho a tu visita a Barcelona desde el punto de vista gastronómico.

¿Cómo llegar a Barcelona?

La opción más habitual es el coche, con un trayecto que dura aproximadamente 5 horas. No obstante, si no te apetece o no puedes conducir, hay otras opciones más sostenibles. Por ejemplo, puedes ir de Soria a Zaragoza en autobús, y desde allí coger el tren de alta velocidad de Zaragoza a Barcelona (el trayecto entre ambas ciudades es de una hora y media). También existe la opción Soria Enlace Ave, que conecta mediante VTC Soria con la alta velocidad en Calatayud.  

Puntos clave de la gastronomía catalana

Uno de los primeros lugares se debe visitar es el Mercat de la Boqueria. Ubicado en la Ramblas, este mercado es un festín para los sentidos, con una vasta selección de productos frescos que incluyen frutas, verduras, mariscos y embutidos tradicionales. Pasear por sus coloridos puestos es una experiencia que no se olvida y marca el inicio perfecto de una aventura gastronómica en la ciudad.  

Aunque en Soria también se puede disfrutar de buenas tapas, en Barcelona estas pequeñas delicias tienen su propio carácter. Un barrio especialmente interesante para ello es el de la Barceloneta, un antiguo barrio de pescadores en el que se encuentran algunos de los locales con más solera de la ciudad. Además de las clásicas tapas de pescado frito, buñuelos de bacalao o boquerones en vinagre, no debes perderte las bombas, unas bolas de patata rebozadas rellenas de carne y picante muy sabrosas.  

Pero no todo es tradición en Barcelona. La ciudad ha sabido combinar su pasado y la innovación en su oferta gastronómica. Se ha convertido en un epicentro de la creatividad culinaria, con restaurantes como Tickets y Disfrutar, que ofrecen experiencias gastronómicas que combinan técnicas modernas con sabores clásicos, llevando a los comensales en un viaje sensorial inolvidable. Eso sí, estas opciones son aptas solo para los que puedan gastar bastante más. 

Platos tradicionales que no debes perderte

Para aquellos sorianos que buscan experimentar los sabores auténticos de Barcelona, hay varios platos que no deben perderse. Aunque es cierto que seguramente los mejores arroces se comen en Valencia, en Barcelona se pueden encontrar versiones que incorporan marisco fresco del Mediterráneo. Es propio de la gastronomía catalana lo que se denomina “mar i muntanya” (mar y montaña), que vienen a ser platos que combinan carne y pescado. Así pues, un arroz mar y montaña puede ser una muy buena opción para empezar.   

Otro plato tradicional muy recomendable es el fricandó, un guiso de carne de ternera que se cocina lentamente con setas, generalmente con moixernons (setas de San Jorge) o níscalos, en una salsa espesa hecha a base de tomate, cebolla, ajo y vino blanco. Y si vas en invierno, nada mejor que un buen plato de escudella, un caldo muy sabroso elaborado con carnes variadas, embutidos, garbanzos y verduras, del cual se sirven primero la sopa y luego las carnes y las verduras aparte.  

Otra área en la que Barcelona realmente destaca y que puede sorprender es en sus dulces y postres. La crema catalana, similar a la crème brûlée, es un postre clásico que no se debe pasar por alto. Con su capa de azúcar caramelizada, encapsula la esencia de la cocina catalana: sencilla, pero exquisita. El mel y mató (miel y mató, un tipo de requesón tradicional catalán) es otro postre que hay que probar.  

En conclusión, Barcelona cautiva a todos sus visitantes con su diversidad gastronómica. Desde los mercados rebosantes de productos frescos hasta los restaurantes de vanguardia que fusionan tradición e innovación, cada bocado en esta ciudad es una invitación a explorar sus sabores únicos. Sumérgete en esta experiencia gastronómica y descubre por qué Barcelona es un destino imprescindible para los amantes de la buena mesa. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad