Hogar

Me han vendido un piso con aluminosis. ¿Qué hacer?

La aluminosis representa un riesgo severo para la integridad estructural de un edificio y la seguridad de sus habitantes. Si una persona ha comprado una vivienda y se encuentra con este problema, es normal que le asalten dudas y preguntas sobre su tratamiento. Antes de comprar un inmueble, lo más lógico es informarse sobre si existe este daño, pero, si después de la adquisición sufre esta condición, te explicamos cómo actuar.

Todo lo que debes saber si has adquirido un inmueble con aluminosis

Esta problemática hace referencia a las lesiones del hormigón, sobre todo a las que se producen en las vigas de los forjados de un edificio. Esto da lugar a que las porosidades de este material aumenten y, como consecuencia, la resistencia se vea afectada.

Cuando esto ocurre es necesario acudir a expertos que puedan ofrecer una solución efectiva. En este aspecto, Iberdeco Humedades es una empresa de humedades especializada y con mucha experiencia en este sector, que se ha encontrado en repetidas ocasiones con estos riesgos.

Para evitar las consecuencias de la aluminosis, es fundamental mantener la estructura libre de humedades. Este fenómeno está directamente relacionado con la corrosión del hormigón elaborado con este tipo de cemento. Por este motivo, es crucial contar con el asesoramiento de profesionales en la detección y corrección de estos daños. Te contamos cómo actuar paso a paso para evitar males mayores.

1. Confirmar la presencia de aluminosis

Si creemos que nuestro inmueble puede estar aquejado por esta descomposición acelerada del cemento aluminoso, lo mejor es contactar con un ingeniero o un experto que proporcione un informe técnico sobre su presencia. La detección se realiza a través de pruebas específicas y laboratorios homologados.

2. Ponerse en contacto con el vendedor

El comprador debe revisar el contrato de compraventa del inmueble y comprobar si hay cláusulas, garantías o alguna aclaración sobre la condición del edificio. Si se entiende que hay información oculta, podría comenzar un proceso legal. Aunque, en algunos casos, se puede llegar a un acuerdo para que el vendedor asuma parte del coste de las reparaciones.

3. Evaluar la reparación y gastos

Una buena opción es consultar a expertos de la construcción para evaluar los gastos de la reparación. De esta manera, el comprador tendrá una idea clara de la magnitud del problema y cómo resolverlo.

Si los gastos son elevados y no se llega a un acuerdo, probablemente, habría que ponerse en manos de un abogado especializado en derecho inmobiliario. Es una alternativa para emprender acciones legales, sin embargo, este proceso no es inmediato, puesto que estas acciones tienen sus tiempos.

4. Tratamiento eficaz antihumedad

El efecto de la aluminosis puede ser bastante peligroso, de ahí la importancia de detectarla a tiempo. Si después de realizar la inspección técnica se evalúa que existe cemento aluminoso y el hormigón se ha debilitado, es necesario buscar una medida efectiva y rápida para reforzar la estructura y reparar los daños. Una empresa especializada en humedades elegirá el tratamiento adecuado cuando sepa si la causa es la filtración, condensación o capilaridad.

En definitiva, la presencia de humedad en una edificación, junto con las condiciones atmosféricas, afectan al desarrollo de esta enfermedad en el hormigón. Los efectos estructurales son graves si no se actúa a tiempo y se garantiza una solución eficaz. Por esta razón, es esencial confiar en una empresa, como Iberdeco Humedades, para que se responsabilice de todas las fases del tratamiento de principio a fin.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad