Sociedad

¿Cómo decorar tu terraza en primavera?

Decoración de terraza
photo_camera Decoración de terraza

Con la llegada del buen tiempo apetece más pasar tiempo al aire libre. A nivel de vivienda, eso se puede conseguir con un jardín, un porche o una pequeña terraza. Los afortunados que gozan de esa posibilidad saben bien de su condición porque cuando llega la primavera comienzan a invitar a amigos a su vivienda o a recibir peticiones para disfrutar de ese espacio.

Salir a la terraza para regar las flores, leer, ver una serie, escuchar música o simplemente dejar que el tiempo pase, alejándose de las preocupaciones, es uno de esos pequeños placeres de la vida a los que mucha gente tiene acceso. Por ello, hoy queremos ofrecerte algunos consejos claves para que saques el máximo partido a la decoración y puedas disfrutar de un tiempo agradable en tu terraza o jardín.

La elección del mobiliario

Elegir los muebles de exterior perfectos puede ser un trabajo complejo, pero es necesario para conseguir buenos resultados. El objetivo a lograr es que sean cómodos, resistentes y duraderos. Es fundamental tener un sofá, un puf alargado o una hamaca o tumbona en la que poder relajarse. Y por supuesto, también es esencial garantizar asiento a todos los ocupantes de la terraza.

Hay mucha gente que opta por fabricar su propio mobiliario a partir de palets, una práctica muy interesante, para crear rincones chill out. Otras personas optan por muebles de forja o de madera o quienes prefieren las Sillas de plástico. Esta última elección es muy apropiada por ser un material económico, versátil y muy duradero.

En el mercado podemos encontrar sillas de plástico para todos los gustos, con diseños muy variados y que incluso simulan otros materiales. Por lo general es un tipo de mobiliario muy resistente y que necesita poco mantenimiento, por tanto, ideal para espacios de exterior.

Una buena iluminación

La iluminación juega un papel clave en el disfrute de los espacios al aire libre. Con ella podemos aportar calidez y generar entornos acogedores. La primera meta a conseguir es que la terraza esté bien iluminada de manera natural, con la entrada de luz solar, pero que sea agradable en lo meteorológico, no se convierta en un horno. Para lograrlo, como veremos más adelante, podemos echar mano de la vegetación.

Con respecto a la iluminación artificial, los expertos recomiendan combinar diferentes tipos de luces, unas más destinadas a iluminación práctica, para que toda la terraza sea visible cuando llega la noche; y otras luminarias más destinadas al descanso o al relax. Se pueden incluir luces cuadradas en las paredes entre jardineras, un foco iluminando de abajo hacia arriba y lámparas que cuelguen de una pérgola o el techo.

Que no falte verde en la terraza

Otra fórmula exitosa para decorar una terraza o un porche es inundarlo todo de verde con plantas que requieran poco mantenimiento. Es una apuesta segura que consigue trasladarnos a un ambiente de exterior y naturaleza.

Hay que apostar por plantas resistentes, que se adecúen tanto al calor propio del verano, al frío del invierno y a temporadas más suaves como la primavera o el otoño. No obstante, esto no significa que vayan a sobrevivir por su cuenta y riesgo, ya que siempre son necesarios unos cuidados básicos.

Sobre especies en concreto hay algunas muy apropiadas como el jazmín, el bambú, la lavanda, el boj o la begonia que son muy resistentes y tienen carácter ornamental. Si la terraza te permite más posibilidades de espacio, considera incluir algún pequeño arbusto o seto con el que ganar sombra. Y por supuesto, no olvides añadir un toque de color diferente con buganvillas, claveles, paniculatas o malvas.

Materiales y textiles

Los materiales a incluir en la decoración de la terraza le van a dar un aire diferente al conjunto ornamental. Ya lo veíamos anteriormente con el mobiliario, donde es clave la durabilidad y el encaje con las temperaturas.

Así, si la vivienda es de estilo industrial, el hierro y la madera son una buena elección. En cambio, si quieres darle un aire más rural a la casa, más asociado al campo y los espacios naturales, materiales como el ratán, el esparto o el yute son bienvenidos.

En el apartado de textiles hay que buscar que sean materiales trasnspirables y frescos, para que aporten sensación de confort y hagan bajar la temperatura exterior, que puede ser muy alta en los últimos meses de primavera y en verano.

Con todo esto ya tienes unas pequeñas recomendaciones para disfrutar de un pequeño oasis al aire libre en tu vivienda. No debes seguir estos tips al pie de la letra, sino adaptar el espacio a tus gustos y necesidades personales.