Manos Unidas lanza la campaña 'Nuestra indiferencia los condena al olvido'

El importe global de los 2 proyectos a financiar en esta nueva campaña es de 90.348 €

Manos Unidas lanza la campaña LXIII 'Nuestra indiferencia los condena al olvido' que se presentará en unos días. Además, el día 13 de febrero en la iglesia de El Salvador a las 12.30 h. habrá una eucaristía presidida por el Sr. Obispo D. Abilio Varea. La presentación de Campaña, será el viernes día 11 de febrero, a las 19.00 horas, en el Círculo Amistad Numancia, a cargo del sacerdote Don Jesús Mendoza, cura párroco de Covaleda-Duruelo y misionero en Piura (Perú) de 1989 a 1997

El importe global de los 2 proyectos a financiar en esta nueva campaña es de 90.348 €; en la Campaña anterior, a pesar de la pandemia, se consiguió financiar el proyecto Programa de Inclusión Social de Infancia, Jóvenes y Mujeres en aldeas marginales en Telangana, India, con el que nos habíamos comprometido por una cantidad de 90.577 €.

Datos del proyecto

El proyecto se localiza en la aldea de Jengraimukh, en la isla fluvial de Majuli en el río Bramhputura, zona de Dhemaji, distrito de Jorhat, en el estado de Assam.

Los beneficiarios son los tribales Mising que se establecieron allí hace siglos, procedentes de las montañas del Noroeste de China, y que constituyen el grupo étnico más numeroso de la zona. Están perdiendo su identidad, lengua, cultura y costumbres como consecuencia de la indiferencia de las mayorías hacia ellos. Sus aldeas están muy aisladas por los múltiples afluentes del caudaloso río Bhramaputra. Viven en chozas de bambú y hojas de palma construidas sobre palafitos para soportar las inundaciones periódicas durante el monzón.

La población vive fundamentalmente de la agricultura y la pesca, perdiéndose sus cosechas de arroz con mucha frecuencia como consecuencia de las inundaciones. Sin industrias, tienen pocas posibilidades de empleo y son muy dependientes de las ayudas del gobierno y de organizaciones humanitarias. La mayor parte de los jóvenes emigran a las ciudades, pero carentes de formación alguna, retornan a Majuli sin trabajo. La tasa de analfabetismo es muy elevada, especialmente entre las mujeres de las que sólo el 35% sabe leer y escribir.

En este contexto, y para ocuparse del desarrollo integral de esta población, la Diócesis de Dibrugarh fundó la misión de St. Paul en Jengraimukh en 1988, dotándola de una escuela mixta en 1989, para poder estudiar desde grado 1 al 10 (hasta 4º ESO).

En aquellas fechas se alojaron en sendas construcciones de bambú a niños y niñas que vivían en lugares muy distantes del colegio para asegurar su asistencia diaria a clase. En el año 2016, cuando el colegio tenía 789 alumnos, el internado femenino se trasladó a un nuevo edificio permanente apoyado por Manos Unidas y los niños continuaron en las chozas originales. El aumento de alumnos del colegio que cuenta ahora con 1.372 alumnos (802 chicos y 570 chicas), la reputación del colegio que le ha convertido en el referente de educación en la zona y las continuas peticiones de los padres para disponer de un internado masculino con condiciones de higiene y seguridad para sus hijos equivalentes a las que ya tienen las niñas, han impulsado a nuestro socio local, la Diócesis de Dibrugarh, a solicitar la colaboración de Manos Unidas para acometer una nueva construcción dónde alojar a 40 niños internos.

Se trata de una sencilla construcción de 2 plantas con dormitorio, aseos, cocina y sala de estudios/comedor, que garantizará así su asistencia diaria a la escuela de la misión. La colaboración local comprende la aportación del terreno por parte de la Diócesis, además de: a) una cantidad en metálico, b) la construcción del bloque de aseos, c) la construcción de la cocina y d) la construcción de una zona cubierta para el secado de la ropa. Mientras que los padres y otros habitantes locales, aportarán su mano de obra no cualificada, así como materiales para la construcción. La posibilidad de alojarse cerca de la escuela hará aumentar el número de solicitudes, garantizará la asistencia de los niños a la escuela, les permitirá vivir en condiciones higiénicas y seguras y, por tanto, su desarrollo educativo. Los beneficiarios directos son 40 niños pobres tribales y 250 los indirectos. Manos Unidas contribuirá con el 64% del coste total de la construcción y el socio local con el 36% (contribución elevada, que demuestra su interés y compromiso).

El proyecto pretende contribuir a dos ODS nº 4 "Educación de Calidad" y nº 5 "Igualdad de Género".

TOTAL: 69.918,00 EUR

Al frente del Proyecto: Fr. Joseph Pallikunnel Sacerdote Diocesano

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad