Verónica Casado asegura que no se adoptaron medidas porque "se perdían votos"

Se refiere en concreto a la reordenación de la atención primaria. La exconsejera de Sanidad ha estado presente hoy en Soria

La consejera de Sanidad de Castilla y León durante la mayor parte de la pandemia, Verónica Casado, ha asegurado este martes en Soria que el Gobierno de coalición entre el PP y su partido, Ciudadanos, no adoptó algunas medidas porque "se perdían votos con ello", según se les dijo desde el lado popular, aunque reconocían que eran necesarias.

En concreto, Casado se refería a la reordenación de la atención primaria en Castilla y León que Ciudadanos quería afrontar porque considera que es fundamental para el buen funcionamiento de la Sanidad, y más que lo va a ser si se mantienen las previsiones de que no habrá tantos médicos para sustituir a los que se van a jubilar en los próximos años. Fotos: Concha Ortega

La exconsejera ha estado hoy en Soria para apoyar al número uno de Ciudadanos para las Cortes de Castilla y León, Félix Sanz, y ha ofrecido una rueda de prensa versada exclusivamente sobre su materia, la Sanidad. Ha recordado que tanto el que fuera vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, como ella, siempre han adoptado una postura de "ciencia y política, basada en datos y evidencias".

Por ello, no concibe que no se adopten políticas que se consideran positivas por el mero hecho de que pueden restar votos. Y si esa percepción es verdadera, asegura que también es trabajo de los políticos hacer ver la conveniencia de dichas medidas.

Casado, médico de profesión al igual que Igea, ha recordado que las tensiones entre PP y Ciudadanos fueron apareciendo según avanzó la pandemia, ya que al principio de la misma las decisiones principales se adoptaban entre el vicepresidente y ella, "mientras en el PP estaban escondidos".

Con ese avance de los meses, y antes de que la vacunación empezara a ser masiva, Casado e Igea seguían siendo de la idea de mantener ciertas restricciones, lo que fue uno de los motivos de la aparición de los problemas entre los dos partidos gubernamentales en la Comunidad.

Por lo que se refiere a los planes de Ciudadanos en caso de repetir en el Gobierno, Casado ha insistido en la trascendencia de cambiar el sistema de atención primaria, tanto el rural como el urbano. Por lo que se refiere al urbano, el proyecto consiste en eliminar muchas consultas burocráticas, en hacerlo más a la demanda y en trabajar más la atención comunitaria para ayudar a solucionar problemas antes de que sean mayores.

Y para mejorar la atención primaria en el medio rural, la política de Ciudadanos ha recordado que es clave la cita previa y un transporte a la demanda efectivo, "no de esos autobuses que no coge nadie, sino quizás taxis u otros medios, lo que además ayudaría a generar empleo en el medio rural".

Sobre el debate televisado de ayer entre Mañueco, Tudanca e Igea, Verónica Casado ha asegurado que "se vieron claras las diferencias entre una persona que representa el pasado inmovilista y que solo le preocupa él, entre una persona como Tudanca que hace propuestas que reflejan el desconocimiento de Castilla y León o son mentira, y el discurso de Igea, que fue el ganador del debate, y que defendió con claridad una acción de gobierno".

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad