Sociedad

Unicaja ofrece a los propietarios seguros con amplias coberturas para segundas residencias

Con el seguro Hogar Protección Yavoiyó, un profesional se desplazará a la vivienda en caso de siniestro para solucionar la incidencia en cualquier lugar o momento

Unicaja Banco
photo_camera Unicaja Banco

Unicaja Banco, en el marco del acuerdo que mantiene con la aseguradora Caser, pone a disposición de los clientes seguros con amplias coberturas para las segundas residencias y de alquiler a todo riesgo para propietarios de inmuebles. Así, el seguro de hogar para segundas residencias ofrece coberturas innovadoras, como el desplazamiento de un profesional a la vivienda en caso de siniestro (incluyendo la gestión de llaves); mientras que el seguro de alquiler a todo riesgo para viviendas particulares y locales protege al propietario antes, durante y después del contrato de arrendamiento, y cuenta, además, con un descuento del 10% sobre la prima neta del primer año, al contratarlo antes del 31 de diciembre.

Así, con el seguro Hogar Protección Yavoiyó, un profesional se desplazará a la vivienda en caso de siniestro para solucionar la incidencia en cualquier lugar o momento, sin necesidad de que el propietario también esté presente, ya que incluye un servicio de recogida y entrega de llaves por todo el territorio nacional y de manera gratuita.

Igualmente, incluye un servicio de revisión o una limpieza gratuita al año. El servicio de revisión consiste en un chequeo del estado general del domicilio, con encendido de electrodomésticos, revisión de alumbrados, griferías, persianas, ventanas, puertas, desagües, etc., con desplazamiento gratuito por parte del profesional y elaboración de informe de resultados de la revisión. Por su parte, el servicio de limpieza facilita la mano de obra de un profesional durante un máximo de tres horas para la limpieza de azulejos, sanitarios, suelos, cristales y espejos, muebles de cocina y baño, mobiliario exterior, electrodomésticos…

En caso de ocupación ilegal de la vivienda, el seguro también dispone de cobertura por reclamación judicial, que cubre los gastos legales derivados del proceso: abogado y procurador, notaría y peritos designados por Caser, además de costas. El límite de estos gastos es de entre 3.000 euros por siniestro y de 9.000 euros por año, con una carencia de tres meses desde la fecha de efecto de la póliza.

Asimismo, el seguro también ofrece otras coberturas que aportan valor al cliente, entre las que destacan la responsabilidad civil para los daños ocasionados a terceros por una fuga de agua o por realización de trabajos de reparaciones, decoración o conservación de la vivienda. Asimismo, si se asegura el continente, se incluye la cobertura de daños materiales en instalaciones eléctricas. En el caso de que se asegure el contenido, se cubren los aparatos conectados a la corriente, además de cubrir hasta 200 euros por el deterioro de alimentos o medicamentos refrigerados, debido a un fallo de suministro o avería en aparatos eléctricos.

 

 

Seguro de alquiler

 

Por otro lado, el seguro Caser Alquiler Atodoriesgo ofrece protección al propietario antes, durante y después del contrato de arrendamiento, y cuenta con un descuento del 10% sobre la prima neta del primer año, al contratarlo antes del 31 de diciembre. Este seguro da respuesta a las necesidades de protección del arrendador, además de ofrecer prestaciones adicionales como la atención de los daños por actos vandálicos (de contratación opcional). El seguro es anual renovable y válido para contratos de arrendamiento de al menos 12 meses.

Las amplias coberturas del seguro Caser Alquiler Atodoriesgo ofrecen protección a los propietarios ante impagos, en el caso de que el inquilino no abonase el alquiler, además de defensa jurídica ante la necesidad de efectuar un desahucio y protección de la vivienda ante posibles daños por actos vandálicos, siendo esta cobertura de carácter opcional.

Asimismo, están cubiertos los pagos por suministros de luz, agua y gas (hasta los límites establecidos en las condiciones del seguro) que el inquilino haya dejado de pagar, y la limpieza de la vivienda tras abandonarla por impago o desahucio, con los límites establecidos en póliza.

Otra herramienta destacada que ofrece el seguro es El detector de inquilinos, que permite conocer la viabilidad y solvencia del futuro inquilino (o de su avalista solidario), ayudando al propietario en la selección del mismo.

Esta herramienta puede analizar, sin papeleos y sin esperas, los ingresos de hasta tres inquilinos en tan solo dos minutos. Solo es necesario introducir el NIF, NIE o CIF (en caso de locales), la dirección de la última residencia, su actividad laboral y el rango de edad, evitando así pedir información adicional al candidato.