Soria, con 2.894 horas de sol al año, podría ahorrar 1.120 euros por hogar según un estudio

Soria disfruta de una media de 2.894 horas de sol al año, en el resto de Europa la media se sitúa en torno a 1.600 horas anuales

En un momento marcado por la inflación y la constante subida de los precios de la luz, Otovo, ha analizado los ahorros de un sistema fotovoltaico de autoconsumo en Soria para una familia y un hogar medios, así como el tiempo de amortización de la inversión realizada.

Según el estudio de la compañía noruega, la provincia de Soria se beneficia de una media de 2.894 horas de sol al año, con una producción de energía de 4.831kWh por cada 3,4kWp instalados, una cifra muy superior al resto de países que conforman la Unión Europea. Esta ventaja permitiría que los hogares de la provincia puedan beneficiarse de unos ahorros de hasta 1.120€ al año en la factura de la luz si optan por incorporar, además, una batería a su instalación.  

Subvenciones y ayudas al autoconsumo

El ahorro energético y el que se refleja en la factura de la luz no son los únicos atractivos de la instalación de un sistema de autoconsumo. Soria incorpora ayudas nacionales que se suman las ayudas europeas Next Generation, que incluyen hasta 600€ por cada kWp y 490€ por kWh en la batería en instalaciones de menos de 10kWp, como podría ser una instalación media de autoconsumo residencial. En la provincia existen también bonificaciones sobre el IBI del 50% en la propia ciudad de Soria, en Laguna de Duero y en Medina del Campo, con una duración de 3 años. En el caso del impuesto sobre construcciones (ICIO) la bonificación supone hasta un 50% en el municipio de Soria.

Además, los usuarios que decidan instalar un sistema de autoconsumo con un sistema de suministro variable disponen de otra compensación para aumentar la rentabilidad de su instalación. Esta compensación de excedentes repaga el kWh vertido en la red eléctrica en torno a 0,06€ hasta cubrir el total de la factura eléctrica.

Amortización y retorno de la inversión

El estudio realizado por Otovo en Soria, revela que los hogares de esta provincia que decidan adquirir un sistema de autoconsumo pueden lograr el retorno de la inversión en algo más de 3 años, que podría extenderse hasta un máximo de 8 años en función del tipo de instalación contratada, dependiendo de la cuantía de las ayudas obtenidas y de si la instalación incluye baterías o no. Varios factores favorecen la agilidad de esta amortización, entre los que destacan la diferencia en cuanto a horas de sol relativas respecto al resto de países de la Unión Europea, incluyendo la amplia mayoría de la superficie de Italia. La posición geográfica de España, unida a su clima favorable supone una clara ventaja en este sentido, otorgando a la provincia de Soria 2.894 horas de sol al año, esto supone una irradiación solar anual es de 1.921 kWh/m2, unas cifras muy superiores a las de otras provincias del norte de la península. Siendo la media en la comunidad 2.950 horas de sol al año.

A este aspecto se le suma la rentabilidad obtenida, que se sitúa, sin subvenciones de ningún tipo, en el 14% para un sistema de autoconsumo sin baterías y en el 12% para un sistema que incorpore baterías que permitan acumular la energía y utilizarla incluso en las horas de mayor oscuridad. Si además se incluyeran las subvenciones disponibles en la provincia de Soria a la ecuación, la rentabilidad podría ascender hasta el 30%, logrando un retorno de la inversión en poco más de 3 años, una cifra muy superior a la media europea y al norte de la península.

 Una inversión cada vez más rentable

Otra de las grandes ventajas del autoconsumo en el contexto actual de turbulencias en los mercados energéticos es que se establece un precio fijo por la electricidad que se consume de la red por lo que el cliente no se ve afectado por la variación del precio de la factura eléctrica. Esto permite a las familias despreocuparse de los vaivenes y fuertes subidas que ha sufrido el precio de la luz en los últimos meses y que, previsiblemente, seguirá sufriendo este invierno. Los hogares que escogieron esta opción en primavera y cuentan ya con su instalación, ven así minimizado el impacto de estos incrementos en su factura.