Silencio para despedir el Jueves Santo

SILENCIO PARA DESPEDIR EL JUEVES SANTO. El Jueves Santo en la capital ha concluido con la procesión del Silencio, de la Cofradía de la Virgen de la Soledad. Ha arrancado a las 23.30 de la ermita de La Soledad, en la Dehesa, para recorrer el centro de la ciudad hasta la Concatedral de San Pedro. Han procesionado dos de las imágenes a las que más devoción tienen los fieles sorianos, el Cristo del Humilladero y la Virgen de la Soledad.

Noticia completa

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad