Sociedad

Reconocimiento a tres colaboradores de la Red Nacional de Radio de Emergencia en Soria

Enrique Álvarez Lafuente se incorporó a la REMER en 1988, José María Delgado Pérez está integrado en la red desde hace 30 año y Fernando Arribas Hernández se volvió a incorporar en 2013, puesto que había formado parte ya entre 1988 y 2001
Diplomas REMER
photo_camera Diplomas REMER

La directora general de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, Virginia Barcones, y el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, han entregado esta mañana en Soria los diplomas a la permanencia y constancia al personal colaborador de la Red Nacional de Radio de Emergencia (REMER). Se trata de una red de ámbito estatal alternativa y complementaria a otras redes de comunicación utilizadas por Protección Civil.

Los radioaficionados de la REMER son colaboradores voluntarios permanentes del Sistema Nacional de Protección Civil y, por tanto, se atienen a las normas dispuestas en cada caso y a las instrucciones puntuales que sean proporcionadas por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias. Los colaboradores utilizan sus propios medios de radiocomunicaciones para el cumplimiento de las misiones que les sean encomendadas.

José María Delgado
José María Delgado

Han recibido los diplomas de reconocimiento tres de estos colaboradores. Enrique Álvarez Lafuente se incorporó a la REMER en 1988. Se le entrega el diploma por su permanencia y constancia durante los últimos 35 años. José María Delgado Pérez está integrado en la red desde hace 30 años. Y Fernando Arribas Hernández se volvió a incorporar en 2013, puesto que había formado parte ya entre 1988 y 2001. Por tanto, lleva ahora 10 años de colaboración ininterrumpida.

Enrique Alvarez
Enrique Alvarez
En nombre de Fernando Arribas
En nombre de Fernando Arribas

LA ESTRUCTURA EN SORIA

La red en la provincia de Soria, está formada actualmente por 19 colaboradores que desempeñan diferentes labores como coordinadores provinciales (1) o de zona (5), operativos (1), técnicos (1) y corresponsales (11). Están distribuidos entre las en las cinco zonas REMER existentes.

La Zona 1 comprende las comarcas de Soria-Frentes, Almarza y Tierras Altas. La Zona 2, las comarcas de Pinares, además de la de El Valle y Vega del Cintora. La Zona 3, Tierras del Burgo y Berlanga. La zona 4, Almazán y Tierras de Medinaceli. Y la Zona 5 comprende las comarcas de Moncayo, Campo de Gómara y Las Vicarías.

En el último año se está trabajando en la modernización y adaptación de las tres instalaciones repetidoras que se encuentran repartidas en distintos puntos por la geografía provincial, por lo que la REMER se encuentra viva y en constante evolución.

Por suerte, no ha habido activaciones recientes de estos colaboradores. En el acto tanto Barcones como Latorre, les han animado a participar en las actividades que se llevan a cabo a nivel nacional y a realizar ejercicios o simulacros para mantener el nivel de preparación.

ASEGURAR LAS TRANSMISIONES

En una situación de emergencia de Protección Civil, resulta esencial asegurar las transmisiones, de manera que el Mando de la Emergencia tenga cumplida cuenta y amplia información sobre el siniestro, su evolución y sus consecuencias. En ocasiones, debido a la situación geográfica, orografía o a la propia naturaleza de la emergencia, se hace complicado mantener estas transmisiones.

Una de las actividades que desarrollan los radioaficionados de muchos países, desde mediados del siglo XX, es la de proporcionar comunicaciones de emergencia, como consecuencia de catástrofes producidas por: terremotos, huracanes, inundaciones, incendios forestales o accidentes tecnológicos, entre otras muchas emergencias.

Los radioaficionados constituyen un recurso potencial nacional e internacional, en materia de telecomunicaciones. Sirven a los intereses públicos de los países en que operan. En España vienen participando con la Protección Civil desde la década de los años 60. Han prestado innumerables colaboraciones hasta nuestros días.

CREACIÓN DE LA REMER

No obstante, es en el año 1982 cuando mediante la participación de varios cientos de radioaficionados se configura por primera vez esta colaboración que se hace oficial el 1 de diciembre de 1986 mediante una resolución de la entonces Dirección General de Protección Civil. Ese es el momento del nacimiento de la Red de Radio de Emergencia (REMER).

Desde su génesis hasta hoy, el objetivo de esta red es constituir un sistema de comunicaciones en base a recursos privados, que facilite, cuando sea necesario, la actuación de los de naturaleza pública. De esta manera, complementa las redes de comunicación de Protección Civil y Emergencias.

REMER articula un mecanismo que permite a los radioaficionados españoles colaborar con la Dirección General de Protección Civil y Emergencias de España, asumiendo voluntariamente los deberes que como ciudadanos les corresponden en los casos en que su actuación se haga necesaria a juicio de las autoridades de Protección Civil.

Los colaboradores, radioaficionados acreditados que utilizan sus propios medios de radiocomunicaciones para el cumplimiento de las misiones que les sean encomendadas, son los que constituyen el núcleo de esta estructura encuadrada en el Sistema Nacional de Protección Civil.