Capital

El pequeño comercio inicia las rebajas de verano con descuentos en torno al 30%

CONFERCO encara la campaña con optimismo y anima a los sorianos a gastar en los comercios locales
Rebajas
photo_camera Rebajas

Los negocios y empresas asociadas a CONFERCO vuelven este verano al concepto original de rebajas (dar salida al género que no se ha vendido) y han iniciado una campaña repleta de los artículos de temporada que no han tenido salida durante la primavera, marcada por una meteorología adversa.

El 1 de julio arrancaban las rebajas de verano en los comercios de Castilla y León, que poseen grandes stocks que salen ahora a la venta con descuentos que superan el 30%. 

Buena parte de los comercios de Castilla León colocaron el cartel de rebajas el último fin de semana de junio, en la misma línea que las grandes marcas. En otras ciudades debido a la celebración de las fiestas locales de fin de junio, las rebajas han comenzado esta semana, por lo que todavía es pronto para hacer balance.    

CONFERCO mantiene la confianza en dar salida al género, especialmente numeroso en los comercios de ropa y calzado, y conseguir, así, inyectar la necesaria liquidez de la que no han disfrutado los establecimientos durante la pasada primavera. “Máxime en un año en el que los comerciantes estamos sobrellevando el encarecimiento del género, sujeto a una elevada inflación”, apunta el presidente de CONFERCO, Adolfo Sainz.

“Van a ser unas rebajas muy atractivas, porque hay mucho género acumulado en las  tiendas. Confiamos en que sea una buena campaña y desde CONFERCO animamos a que la gente salga de compras y aproveche las ofertas del comercio local”,  ha matizado Sainz.  

Así, CONFERCO encara la campaña con optimismo, aprovechando nuevamente la ocasión para reclamar a la administración que ordene y regularice las rebajas, estableciendo para ellas periodos limitados en el tiempo para proteger de igual forma tanto al consumidor, como al pequeño comercio, que no es capaz de mantener la guerra de precios con márgenes escasísimos a la que le someten las grandes cadenas y la venta online. “Vemos que así las rebajas han perdido su sentido, que es el de dar salida a los productos que no se han vendido en campaña a un precio más barato”, explica Sainz. 

Según el estudio de la Asociación Española de Consumidores (OCU), cada español que acuda a las rebajas de verano se gastará una media de 104 euros, lo que supone 15 euros más que en el mismo periodo de ofertas del año pasado. 

El sector comercio en Castilla y León emplea a 140.000 personas, cuenta con 33.000 locales comerciales, supone el 25% de los autónomos de la comunidad y aporta el 9% del PIB regional. Unas cifras “importantes” en opinión del presidente de CONFERCO, que convierten al sector en “estratégico”, tanto en la Comunidad castellano y leonesa, como en España, y que le hacen merecedor de “una mayor sensibilidad por parte de las administraciones”.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad