Castilla y León

Peligro Medio de incendios hasta el 19 de octubre tras el fin de la Época de Peligro Alto

No se darán autorizaciones de quema de vegetación y restos vegetales, ni se podrá quemar mediante comunicación en este periodo

Las condiciones climáticas actuales, especialmente durante las horas centrales del día, plantean un serio riesgo de incendios debido a la presencia de un poderoso anticiclón sobre la Península, lo que ha derivado en temperaturas significativamente superiores a las habituales para esta época del año. No obstante, para el fin de semana se espera la llegada de una borrasca bastante activa que cruzará la Comunidad de oeste a este, lo que contribuirá significativamente a reducir el riesgo de incendios forestales.

Debido a esta situación, la Junta de Castilla y León ha declarado nivel de Peligro Medio de incendios forestales en toda la Comunidad del 13 al 19 de octubre. Esta declaración implica que se mantendrá un despliegue importante de medios para prevenir y controlar cualquier posible conato de incendio. Habrá personal de guardia, incluyendo agentes medioambientales y técnicos especializados en extinción, así como un mantenimiento activo de medios aéreos, autobombas y cuadrillas nocturnas. La mayoría de las cuadrillas terrestres y equipos de maquinaria también estarán en servicio.

Las estadísticas de este año muestran una mejora con respecto a la última década. Hasta el 10 de octubre, el número de incendios es un 33 % menor que la media de los últimos 10 años, y el número de conatos es un 14 % mayor. La superficie arbolada quemada este año es de 755 hectáreas y la superficie forestal afectada es de 3.345 hectáreas, ambos datos considerablemente inferiores a la media de la última década.

Con la declaración de Peligro Medio de incendios forestales se implementan las medidas preventivas establecidas en la Orden FYM/510/2013 que regula el uso del fuego y establece precauciones en Castilla y León.

Se recuerda que está prohibido en el monte y a menos de 400 metros del monte: la quema de rastrojos; hacer hogueras y fogatas; encender fuego en las áreas de descanso de la red de carreteras; tirar fósforos, colillas o cualquier material en ignición al suelo; la quema al aire libre de basureros, vertederos o cualquier acumulación de residuos de cualquier tipo; arrojar fuera de los contenedores de basura los desechos o residuos que con el tiempo puedan resultar combustibles o susceptibles de provocar combustión (tales como vidrios, papeles, plásticos, aerosoles o mecheros, entre otros); aparcar vehículos en los caminos, pistas forestales y cortafuegos, de modo que supongan un impedimento al paso de los vehículos del Operativo de lucha contra los incendios forestales; y el lanzamiento de cohetes, globos o artefactos de cualquier clase que contengan fuego seguirá requiriendo la correspondiente autorización.

No se darán autorizaciones de quema de vegetación y restos vegetales, ni se podrá quemar mediante comunicación en este periodo.

Desde la Junta de Castilla y León se confía en que la población siga extremando la prudencia en sus actividades de trabajo y ocio al aire libre para evitar el inicio de un posible incendio y, en caso de producirse, alerte a través del 112. Asimismo, se recuerda que la realización de actividades no permitidas puede causar incendios que ocasionen un grave riesgo para las vidas humanas, poblaciones y otros bienes, así como para el patrimonio natural y cultural, y que, además, pueden ser acciones constitutivas de delito, por lo que se efectúa un llamamiento a la responsabilidad y a la colaboración ciudadana para evitarlas.

Se puede consultar información actualizada sobre las limitaciones existentes para el uso del fuego en la APP Incendios Forestales Castilla y León y sobre los incendios de especial significación en la cuenta de Twitter Naturaleza Castilla y León (@naturalezacyl).

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad