Deportes

Marta Pérez acaricia la final del Mundial, para la cual debe estar preparada por la nueva normativa

La soriana ha sido séptima en la primera semifinal del 1.500 del Campeonato del Mundo de Budapest. Se clasificaban las seis primeras. Ha hecho 4:02.96. Estamos ampliando desde Budapest
Marta Pérez en la semifinal del Mundial de Budapest
photo_camera Marta Pérez en la semifinal del Mundial de Budapest

VER RESULTADOS DE LA SEMIFINALES DEL 1.500

DesdeSoria, desde Budapest. Marta Pérez ha finalizado en la séptima posición de la primera semifinal del 1.500 del XIX Campeonato del Mundo de Atletismo al Aire Libre, que se celebra en Budapest, con un tiempo de 4:02.96. Para la final de pasado mañana martes se clasificaban las seis primeras de manera directa, y ninguna por tiempos, de modo que la soriana se ha quedado a un solo puesto de clasificarse para su tercera gran final universal consecutiva.

Para este año, World Athletics ha introducido la novedad de esa eliminación de las clasificaciones por tiempos. Pero no solo esa. Para evitar finales con un atleta menos (algo que apenas sucede, pero nunca se sabe), se ha introducido otra norma nueva para las carreras: en el caso del 1.500, el séptimo atleta de cada serie debe estar preparado hasta el calentamiento previo a la final por si hay alguna renuncia o baja física de última hora. Pérez, por tanto, vivirá una experiencia atlética nueva: estará más de 48 horas (la final es pasado mañana martes a las 21.31) 'preparándose' para una final que en principio no contará con ella.

Pensando que su presencia en este Mundial ya se ha terminado, la cita hay que considerarla como positiva ya que ha cumplido de sobra con su objetivo. Ese objetivo consistía en meterse para semifinales, algo que ayer hizo con cierta holgura, y una vez en ellas tener opciones hasta los cuadros de meterse en la final, como así ha sucedido.

La atleta de Antonio Serrano, dentro de esa satisfacción general que sentirá en frío y que ya sentía hoy por sus buenas prestaciones, habría podido redondearlas todavía más con dos circunstancias. La primera, por supuesto, habiendo terminado solo un puesto por delante. Y la segunda, si se hubiera dado el caso de que su semifinal hubiera sido en la que han corrido Kipyeigon y Hassan, lo que suele ser sinónimo de carreras voladas. Así ha sido, hasta el punto de que la otra española, Esther Guerrero, con un tiempazo de 4:00.13 (su mejor marca, a solo una centésima del 4:00.12 de Pérez en Tokio) ha sido décima en la semifinal.

Por lo que se refiere a la carrera de Marta Pérez, ha sido exactamente siete segundos más lenta. Si en la segunda la keniana Kipyeigon ha ganado con 3:55.14, en la primera su compatriota Chepchirchir lo ha hecho con 4:02.14. Como el ritmo ha sido más bien constante, en la última recta ha pasado lo que tenía que pasar: apelotonamiento y las siete primeras atletas han entrado en el mismo segundo, con ese séptimo lugar para la española, ganándose por lo menos el derecho a calentar pasado mañana...

Pérez ha corrido bien. Ha ganado al menos a tres atletas a priori por encima de ella (la australiana Hall, la etíope Meshesha y la estadounidense Johnson). También ha quedado por delante de la keniana Jebitok y de la japonesa Tanaka, todas ellas primeras espadas del mediofondo mundial como no puede ser de otro modo a estas alturas.

De las seis que han quedado por delante de ella, en esa apretadísima recta final, las cuatro primeras eran claras favoritas para meterse en la carrera definitiva: la citada Chepchirchir, la etíope Haylom, la irlandesa Mageean y la estaounidense McGee. La quinta y la sexta han sido la británica Courtney-Bryant y la italiana Cavalli. Esta última ha necesitado su PB (mejor marca personal) para llegar apenas 13 centésimas antes que Pérez a la meta.

En zona mixta, la soriana ha mostrado esa alegría por haber corrido bien y por haberse visto competitiva, por haber corrido dos días seguidos en 4:01 y 4:02 sin tener la sensación de haber terminado fundida. De hecho, ha tenido fuerzas para cambiar en esa última recta, pero el problema es que varias de sus rivales también las han conservado. Poco antes de llegar a ese punto, circulaba entre los puestos 9 y 11, hasta que un ataque en contrameta la ha alzado hasta la sexta posición.

Su acelerón, lo dicho, ha coincidido con el de sus rivales. No le ha dado ni para alcanzar a las cinco primeras ni para aguantar el empuje de Cavalli, pero sí para demostrarse que sigue recuperando bien de un día para otro, que sigue compitiendo con las mejores y que todavía puede quedar alguna oportunidad esta temporada. Tanto Pérez como Esther Guerrero buscarán alguna de las grandes reuniones que quedan de la Diamond League para superar ese listón de los cuatro minutos que tan cerca han saboreado ambas.

VER RESULTADOS DE LA SEMIFINALES DEL 1.500

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad