Provincia

En marcha en el PEMA las obras de la primera planta que llevará el hidrógeno verde a Castilla y León

La planta de producción de hidrógeno verde de la planta situada en Garray (Soria) podrá alcanzar las 300 toneladas anuales
En marcha las obras de la primera planta de producción que llevará el hidrógeno verde a Castilla y León
photo_camera En marcha las obras de la primera planta de producción que llevará el hidrógeno verde a Castilla y León

SOMACYL, la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León, ha puesto en marcha con Redexis a las obras de la planta de producción de hidrógeno verde ubicada en Garray, Soria, tras haber obtenido la licencia pertinente. Esta planta, que llevará el hidrógeno verde por primera vez a Castilla y León, conllevará una inversión de 6 millones de euros y se prevé que esté en servicio para finales de este año. El pasado mes de julio se constituyó H2Duero, sociedad entre Redexis y SOMACYL que operará la planta de hidrógeno verde una vez puesta en servicio.

La planta tendrá una capacidad de 2,5 MW y podrá alcanzar las 300 toneladas anuales de hidrógeno producido para usos industriales y de movilidad, así como ser evacuado a través de un hidrogenoducto que vehiculará el hidrógeno verde desde la zona de producción hasta las industrias. Asimismo, permitirá que se eviten 89 toneladas de CO2 a la atmósfera, generando alrededor de 100 empleos locales en sus diferentes fases de construcción y operación.

Además, el proyecto dará servicio al Parque Empresarial del Medio Ambiente de Garray, donde ocupa una parcela de casi 3.000 metros cuadrados y albergando los tanques de almacenamiento de agua y las instalaciones auxiliares para control y monitorización, climatización, iluminación, seguridad, etc.

Esta planta de hidrógeno es la primera de producción 100% verde que se pondrá en operación en Castilla y León, concretamente en Soria. La provincia se convierte así en un punto de referencia del hidrógeno renovable en nuestro país y pasa a formar parte de las cinco ciudades españolas que cuentan con una planta de estas características, lo que supone un foco de atracción para inversiones orientadas al tejido industrial de toda la cadena de valor del H2.

Con esta planta se confirma la apuesta decida de la Comunidad Autónoma de Castilla y León por los gases renovables y un apoyo institucional al proceso de descarbonización, siendo una de las primeras comunidades autónomas que podría autoabastecerse con energía cero emisiones.

El hidrógeno renovable es la clave para lograr los objetivos de descarbonización acordes con la ruta fijada por la Comisión Europea y su cumplimiento en reducción de emisiones a 2030 y neutralidad de las mismas a 2050. Para lograrlo, las redes de distribución de gas son un activo clave y comienzan a jugar un papel esencial en el proceso de descarbonización.

Redexis en Castilla y León

Redexis ha invertido aproximadamente 60 millones de euros en Castilla y León en los últimos 10 años en el despliegue de infraestructuras gasistas. La compañía opera más de 1.200 kilómetros de gasoductos de transporte y redes de distribución, estando presente en 167 municipios de la comunidad autónoma, dando acceso al gas canalizado a 190.000 ciudadanos, industrias y negocios y dando empleo a más de 110 personas de forma directa e indirecta

Sobre Redexis 

Redexis es una compañía de infraestructuras energéticas que cuenta con un modelo de negocio sostenible y responsable con el entorno, comprometida con la transición energética y el desarrollo económico. La compañía se centra en la operación y mantenimiento de redes de transporte y distribución de gas natural y GLP, así como en la eficiencia energética, movilidad y en el desarrollo de proyectos de gases renovables como el biometano o de hidrógeno verde, contribuyendo así a la descarbonización y a cumplir con los objetivos de la economía circular. La empresa mantiene un sólido y continuado plan de expansión con cerca de 1.500 millones de euros invertidos desde 2010 y trabaja siempre con el objetivo de crear constante valor en las comunidades donde está presente, con 350 puestos de trabajo directos y cerca de 3.000 indirectos. En 2023, el Índice de Sostenibilidad e Infraestructuras GRESB le otorgó nuevamente la máxima calificación de cinco estrellas en materia ESG (Environmental, Social and Governance), consiguiendo un total de 95 puntos sobre 100; y obtuvo el resultado de “Advanced” en el rating de Sostenibilidad y RSC de Moody’s ESG Solutions.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad