Castilla y León

Mañueco anuncia que irá a la vía judicial "si Sánchez privilegia a comunidades por votos para su investidura"

La Comunidad intentará también evitar judicialmente favoritismos específicos en la financiación autonómica

Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado
photo_camera Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se ha unido hoy a sus homólogos de otras autonomías para manifestar en la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado que la amnistía prevista "ataca" directamente el principio de igualdad de todos los ciudadanos y conduce hacia la insolidaridad entre territorios.

Durante su intervención en el ‘Debate sobre la aplicación efectiva de los principios de igualdad ante la ley de todos los españoles, y de solidaridad entre las comunidades autónomas’, ha trasladado su preocupación por lo que puede suponer para España dicha amnistía. Una decisión que, parafraseando al expresidente socialista de la Cámara Alta Juan José Laborda, parte de una "decisión irreflexiva, oportunista y demagógica".

El presidente ha señalado en primer término que la amnistía significa "destruir" los principios de igualdad de todos los españoles al admitir, por un lado, la existencia de "la casta separatista" eximida de respetar la ley y, por otro, "despreciar" a todos aquellos ciudadanos que no votan en favor del separatismo. 

En segundo lugar, este ataque a la igualdad lleva, según el líder del Ejecutivo autonómico, a vulnerar el principio de solidaridad, dando carta de naturaleza a favoritismos que supondrían agravios, tanto para Castilla y León como para el conjunto de España.

Fernández Mañueco se ha referido en este punto al "mal llamado pacto fiscal" y ha afirmado que si hay "condonación de deuda para unos pocos" o "favoritismos específicos" en la financiación autonómica, Castilla y León irá "a la vía judicial para evitarlo".

El jefe del Ejecutivo autonómico ha recordado en este punto el agravio que supondrían estas decisiones para territorios que, como Castilla y León, han hecho esfuerzos por contener la deuda y equilibrar sus cuentas; o el perjuicio que supondrían esos "favoritismos" en la financiación autonómica para territorios que están infrafinanciadas. También ha citado la discriminación que implicarían "preferencias" en las inversiones para las comunidades que, como ésta, tienen infraestructuras viarias, ferroviarias o hidrológicas pendientes.

"No es reconciliación o concordia; es un simple contrato mercantil. Una mera compraventa: amnistía por votos", ha aseverado en referencia a la aministía prevista.

Mañueco ha apuntado que este instrumento "anula al legislador y a la justicia", ya que supondría dar por hecho que la sentencia dictada hace seis años por el Tribunal Supremo fue injusta y hay que borrarla; y ha remarcado que supone reconocer una mala actuación por parte del Estado o que los beneficiados obtienen carta blanca para seguir actuando de forma similar, poniendo además sobre la mesa un inexistente derecho de autodeterminación.

El presidente de la Junta ha traslado que este asunto concierne de manera especial a Castilla y León por ser protagonista esencial de la existencia de España como nación y por la identidad integradora con el resto de territorios definitoria de esta Comunidad, que quiere "seguir construyendo este gran proyecto que se llama España, con los principios de libertad, de igualdad y de solidaridad".

Ante la situación descrita, Fernández Mañueco ha remarcado que la Constitución "no es una goma que se estire o encoja a voluntad de quien quiera ser presidente del Gobierno", como tampoco es negociable la igualdad de los españoles, en todos los territorios y en todas las condiciones, o aceptar privilegios para unos en perjuicio de otros.

Finalmente, ha exhortado a Sánchez a que frene su "deriva", a que piense en el beneficio de España y se instale "en la senda de los principios constitucionales de libertad, igualdad y solidaridad".

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad