Deportes

El domingo, oportunidad de nadar en un lugar idílico como el pantano, bajo la Sierra de Cabrejas y con toda la seguridad

La cuarta Travesía a Nado se celebrará desde las 11.00 horas junto al camping Urbión con tres modalidades para los más pequeños y dos distancias absolutas
Presentación Travesía a Nado
photo_camera Presentación Travesía a Nado

La cuarta Travesía a Nado en el Embalse de la Cuerda del Pozo regresa este domingo desde las 9.00 horas con el reparto de dorsales para dar salida a los peques a las 11.00 horas y a la distancia absoluta una hora después, en un entorno idílico, en el corazón de Pinares, con la Sierra de Cabrejas de testigo. INSCRIBIRSE

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Soria, Manu Salvador, junto a responsables del club organizador, el Club 27 Grados, Pilar de la Dedicación, Natalia Llorente y Susana Llorente, han presentado esta cita que espera superar los cien inscritos. Una cita que nace por la ilusión de este club, con unas 150 personas, dedicado a competir en Salvamento y Socorrismo, de aprovechar los espacios naturales de la provincia para practicar la natación.

El domingo se podrá nadar en el pantano de forma segura ya que un equipo de voluntarios del propio club velarán por la prueba, tanto en tierra como en embarcaciones fijas y en movimiento. En este sentido, han animado a todas las personas que les gusta la natación a participar este domingo pero no se atreven a hacerlo en el embalse a inscribirse en la prueba popular de 300 metros.

En cuanto a las modalidades, la peque travesía cuenta con tres modalidades de 50, 100 y 300 metros. Los mayores de 14 años podrán optar por participar en la prueba de mayores con la autorización de sus padres. La cita absoluta tendrá una distanciad de 750 y 1.500 metros con un circuito circular de una y dos vuelta respectivamente. La jornada contará con un juego de banderas, al estilo juego de las sillas, con más banderas que participantes donde tendrán que correr para atraparlas.

Manu Salvador ha animado a participar en el "clásico del verano" en lo que es un "entorno idílico" para pasar la jornada del domingo.