La Policía Nacional de Soria participa en la desarticulación de una banda dedicada a duplicar tarjetas SIM

A raíz de una denuncia en Soria en la víctima sufrió cuatro transferencias bancarias no autorizadas que le supusieron un perjuicio de 46500 euros

Agentes de la Policía Nacional, entre los que figuran funcionarios de la comisaría provincial de Soria, han desarticulado una organización criminal dedicada, presuntamente, al fraude bancario mediante el duplicado de tarjetas SIM.

Hay ocho detenidos asentados en Cataluña y actuaban en toda España que, mediante mensajes maliciosos y haciéndose pasar por un banco, obtenían información personal y los datos bancarios de acceso a las cuentas de las víctimas a las que usurpaban su identidad a través de la falsificación de documentos oficiales. Con ello engañaban a los empleados de tiendas de telefonía para conseguir el duplicado de las tarjetas SIM y, de esta forma, tener acceso a los mensajes de confirmación de seguridad del banco. De esta forma podían operar en la banca online y acceder a las cuentas bancarias para proceder a su vaciado tras recibir los mensajes de confirmación de seguridad de los bancos.

Las primeras pesquisas tuvieron lugar en marzo del año pasado cuando los agentes recibieron dos denuncias por transferencias bancarias fraudulentas en distintos puntos geográficos de España. Ambos perjudicados denunciaron  que habían accedido sin su consentimiento a la banca online para realizar movimientos bancarios. Aunque los pasos iniciales se produjeron en lugares remotos, las pesquisas condujeron a los investigadores a la provincia de Barcelona, donde los ahora detenidos blanqueaban el dinero defraudado operando a través de transferencias bancarias y plataformas digitales de pago instantáneo.

Manipulaban la fotografía del DNI

El modus operandi utilizado por la organización versaba primeramente sobre la variante más tradicional del método phishing, es decir a través de SMS, correo electrónico o mensajería instantánea en los que se hacían pasar por una persona o empresa de confianza para conseguir información confidencial como contraseñas bancarias, números de tarjetas de crédito o incluso copias del DNI. Al no disponer del documento físico, pero sí una fotocopia, trataban de simular una apariencia física similar al legítimo propietario del DNI que aparecía en la fotografía y así convencer a los empleados. Mediante este método lograban usurpar la identidad de las víctimas para solicitar un duplicado de la tarjeta SIM. 

Tras la obtención de la tarjeta SIM, las víctimas perdían la señal de cobertura en sus teléfonos, ya que al activar el duplicado la misma quedaba inmediatamente desactivada quedando la línea en poder de los arrestados, momento en el que los estafadores recibían los mensajes del banco con las claves necesarias para autorizar transacciones. Utilizaban para ello bancos online de diversos países de Europa, e incluso a nombre de víctimas para dificultar la trazabilidad y localización del dinero.

Finalmente ocho personas fueron arrestadas –siete en Barcelona y una en Sevilla- y doce cuentas bancarias fueron bloqueadas.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad