Castilla y León

La Junta reclama en el Comité Europeo de las Regiones integrar los retos demográficos

Castilla y León coordina la Red de Regiones con Desafíos Demográficos (Demographic Change Regions Network -DCRN-), integrada por 25 regiones afectadas por los desafíos demográficos

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha intervenido esta mañana en una sesión de grupos de interés en el Comité Europeo de las Regiones donde se trabaja para la elaboración de un dictamen sobre la problemática del descenso poblacional en Europa y las medidas a instar a las Instituciones Europeas para revertir la situación.

En su intervención ha puesto de manifiesto aspectos del borrador de posición (position paper) sobre la política de cohesión de la Unión Europea post-2027 que adoptará la Red de Regiones con Desafíos Demográficos (Demographic Change Regions Network -DCRN-). Se trata de una red integrada por 25 regiones de siete países (Alemania, España, Francia, Italia, Suecia, Polonia y Eslovaquia), las cuales están afectadas por desafíos demográficos. Esta Red, coordinada por Castilla y León, impulsa medidas políticas y financieras europeas para luchar contra este fenómeno.

Por otro lado, Castilla y León forma parte, también, de las 10 regiones elegidas por la Comisión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Europeo (OCDE) por sus políticas de reto demográfico para, con una asistencia técnica europea, proponer medidas que orienten la política de cohesión europea. La Comunidad presentó su candidatura poniendo en valor el reto demográfico y la retención del talento como ejes vertebradores de todas las actuaciones que se desarrollan en las distintas Consejerías, estrategias, planes e iniciativas dirigidas a adaptarse al cambio demográfico y retener talento. La Comisión quiere que esta experiencia piloto le marque la vía para la futura política de cohesión, ya no tan exclusivamente centrada en los desequilibrios reflejados en el PIB sino en otros hándicaps o desafíos graves. Si Castilla y León forma parte de estas regiones piloto podrá ayudar a “moldear” esa futura política de cohesión para que ésta tenga en cuenta los desafíos y la realidad de la Comunidad.

En el acto de hoy, el consejero ha lanzado en su intervención un llamamiento a la Unión Europea para que reconozca y apoye los esfuerzos regionales en la lucha contra el cambio demográfico y ha reclamado la necesidad de integrar los desafíos demográficos en las políticas europeas, no sólo en la política de cohesión sino de forma transversal en las diferentes políticas y acciones europeas, que deben tener una perspectiva de este reto en desarrollo rural, transportes o digitalización, entre otros. "Es crucial que los desafíos demográficos se integren de forma transversal en las políticas europeas. Necesitamos una respuesta coordinada que incluya una estrategia europea frente al reto demográfico y una adecuada dotación presupuestaria para implementar estas acciones," afirmó Suárez-Quiñones. Castilla y León demanda también una definición precisa del concepto 'desventajas demográficas graves y permanentes' que contiene el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, una mayor implicación institucional, con reflejo en la estructura de la Comisión Europea, así como un mayor peso de los criterios demográficos en la asignación de fondos europeos.

En el ámbito regional, Castilla y León ha puesto en marcha una serie de políticas y medidas innovadoras para fomentar la sostenibilidad y el equilibrio territorial. Estas acciones son parte de una estrategia integral que busca revitalizar las áreas rurales, atraer población joven y garantizar la prestación de servicios públicos esenciales en toda la comunidad. La Comunidad ha visto cómo en los datos provisionales de población, ha ganado población neta desde el año 2022.

Ejes de actuación del Gobierno de Castilla y León en materia de reto demográfico

El consejero ha destacado, especialmente, que Castilla y León afronta los nuevos retos demográficos destinando más de 2.304 millones de euros en su presupuesto de 2024 en políticas, proyectos y actuaciones dirigidas a potenciar los servicios públicos, las infraestructuras, el empleo, el asentamiento joven, la vivienda, la natalidad y todas las áreas que tienen incidencia en la fijación, incremento y atracción de población.

Entre las principales medidas adoptadas por la Junta, Suárez-Quiñones se ha referido a la política de la Junta para adaptarse al cambio demográfico y ha recordado que se basa en ejes muy diversos. A nivel institucional y normativo se ha referido a la reciente constitución del Consejo de Dinamización Demográfica como organismo dedicado a coordinar y supervisar las acciones destinadas a revertir la despoblación y fomentar el desarrollo regional y a la reciente elaboración de una Estrategia de Sostenibilidad Demográfica y Territorial con más de 50 medidas innovadoras, enfocada en mejorar la gobernanza multinivel, crear espacios de calidad de vida, fomentar el emprendimiento y fortalecer las sinergias entre las áreas rurales y urbanas. También se ha referidp a la elaboración de un texto legal que está en curso para dar ese carácter de reserva de ley a las garantías y exigencias que conlleva la lucha por este reto y desafío tan importante para el futuro de la Comunidad.

El consejero también subrayó la importancia de las inversiones en infraestructuras y servicios públicos, esenciales para mejorar la calidad de vida en las zonas menos densamente pobladas. "Nuestro objetivo es garantizar que todos los ciudadanos de Castilla y León tengan acceso a los servicios esenciales, independientemente de dónde vivan. Esto incluye una atención sanitaria de calidad, educación equitativa, programas de apoyo a la dependencia, infraestructuras, vivienda, transporte, digitalización y promoción de actividad económica y oportunidades en el medio rural", añadió Suárez-Quiñones.

En este sentido, añadió, la Junta, además de mantener servicios públicos de Educación, Sanidad y atención a los mayores de máximo nivel en el medio rural, reconocido por instituciones terceras, ha implementado programas específicos para atraer y retener población joven, como los programas 'Pasaporte de Vuelta', las ayudas al traslado a Castilla y León, al retorno de emigrantes, la subvención de proyectos de asentamiento y atracción de población, rl fomento del emprendimiento en Castilla y León, la promoción de suelo industrial competitivo o las ayudas al establecimiento empresarial y al relevo generacional en la agricultura. También se refirió a las infraestructuras en el medio rural y al transporte a la demanda. Además, ocupó su intervención en el ámbito de la vivienda, el Plan TUYA – Plan de Vivienda Joven, busca facilitar el acceso a la vivienda para los jóvenes en zonas rurales, con una inversión significativa destinada a este fin o las políticas de promoción de la natalidad.

Con estas iniciativas, Castilla y León se posiciona como una región pionera en la lucha contra el cambio demográfico, buscando no solo enfrentar los desafíos presentes, sino también construir un futuro sostenible y próspero para todos sus habitantes, con un gobierno autonómico que lucha en el contexto europeo por mejorar las políticas europeas en favor del futuro de la Comunidad.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad