Castilla y León

La Junta participa en el análisis del régimen electoral español y propicia el debate sobre posibles avances

El consejero de la Presidencia, Luis Miguel González Gago, ha participado en la clausura del XXI Congreso de la Asociación de Constitucionalistas de España, bajo el lema 'Constitución y elecciones'

Durante su intervención, el consejero de la Presidencia ha realizado un análisis del régimen electoral español desde el punto de vista jurídico, y ha resaltado los que, en su opinión, son los grandes aciertos de la Constitución y de la legislación en materia electoral.

Uno de estos elementos es el mínimo establecido de 18 años para poder votar en España, una edad que, según González Gago, “está ajustada a nuestra tradición histórica y jurídica sobre la capacidad política y, por ende, no debería cuestionarse, ni para retrasarla ni para adelantarla”.

El consejero también ha ensalzado el sistema de configuración de la Administración Electoral, es decir, del conjunto de órganos que en cada elección velan por el cumplimiento de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General y, en su caso, de las leyes electorales de las comunidades autónomas. Esta administración está integrada por profesionales jurídicos especialistas en diversos ámbitos, y sus resoluciones, sometidas a revisiones de carácter jurisdiccional y constitucional, “ofrecen unas garantías y una seguridad jurídica digna de alabanza”.

Además, González Gago ha valorado el proceso tecnológico de comunicación de los resultados provisionales que se van haciendo públicos en tiempo real como “envidiable y uno de los mejores del mundo”. Este escrutinio, que se desarrolla el mismo día de la jornada electoral en cuanto se cierran los colegios electorales, garantiza la calidad democrática del proceso electoral, ya que “impide debates políticos estériles sobre posibles fraudes o alteraciones de resultados”.

En cuanto a cuestiones del régimen electoral que podrían ser objeto de reflexión o de potencial mejora, el consejero de la Presidencia se ha referido a la primacía de la provincia como base territorial de las circunscripciones electorales. González Gago ha admitido que esta “no tiene por qué ser una previsión admitida por la generalidad como justa y de máxima garantía democrática, sobre todo en procesos electorales nacionales”, previsión recogida en la Constitución para lograr el pacto con los partidos políticos nacionalistas, y que sería difícil de modificar sin romper aquel pacto de Estado.

Por otro lado, González Gago se ha mostrado partidario de mantener el sistema de voto presencial, sin perjuicio de que pudiera estudiarse el voto telemático o por Internet para casos especiales relativos a la edad, dificultades físicas o desplazamientos por parte de los electores, “siempre de forma rogada, y con las cautelas necesarias de garantía de la personalidad y del sistema tecnológico”.

Por último, el consejero ha expuesto el posible debate relativo a la composición de la mesa electoral, respecto a la necesaria inclusión de determinados colectivos en su integración o su mayor profesionalización con una figura estable y experimentada para la jornada.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad