Sociedad

La Junta incrementa en 3,5 millones la financiación de plazas concertadas en centros de personas con discapacidad y mayores

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades apuesta por reforzar la colaboración entre el Ejecutivo y el Tercer Sector durante la reunión anual de las asociaciones de Fundación Personas, entidad clave en implantar el modelo de Atención en Red

El trabajo permanente para que las personas con discapacidad vivan integradas en la sociedad y tengan las mismas oportunidades que el resto de los ciudadanos es un eje prioritario de la Junta de Castilla y León en materia de servicios sociales. Una de las claves del éxito de las actuaciones que se llevan a cabo es la colaboración con las entidades del Tercer Sector, grandes conocedoras de la realidad y del día a día de este colectivo.

En lo que se refiere a los cuidados en centros, el Ejecutivo autonómico apuesta por reforzar esos lazos para trasladar mejoras a los usuarios de estos servicios. Por ello, la Consejería de Familia ha publicado la Orden por la que se establece el coste máximo por día de plaza concertada en centros residenciales y de día para personas con discapacidad y mayores, en la que ha introducido un incremento del 3 %, es decir, 3,5 millones de euros, de la financiación de estas plazas concertadas en centros privados, para así continuar trabajando en el aumento de la calidad de vida los ciudadanos que residen en ellos.

Esta colaboración con el Tercer Sector se materiliza con Fundación Personas que, además de ser una referencia en la atención a las personas con discapacidad intelectual, es un gran aliado del Ejecutivo autonómico tanto en la atención en centros residenciales como en la replicación del modelo de Atención en Red y en el desarrollo y la ejecución de programas de máxima relevancia como ‘A gusto en casa’ –recientemente galardonado a nivel nacional por la Fundación Vivofácil– e ‘INTecum’.

Precisamente por esos estrechos vínculos, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha inaugurado hoy en Zamora la reunión anual de las juntas directivas de las asociaciones fundadoras de la Fundación Personas. La consejera se ha referido a estas entidades como un claro ejemplo de profesionalidad y buen hacer en el sector de la discapacidad, así como un referente en la atención y el apoyo a estas personas que residen en Palencia, Segovia, Valladolid y Zamora, provincias donde se encuentran las sedes de Adecas Guardo, Aspanis Palencia, Apadefim Segovia, Asprona Valladolid y Asprosub Zamora.

Blanco ha puesto el foco en la fructífera y prolongada relación profesional que mantienen desde hace años la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y la Fundación Personas, una colaboración que, en 2023, ascendió a 23,7 millones de euros, de los cuales una parte va destinada al funcionamiento de sus 88 centros–residencias, centros de día y viviendas– para atender a 5.410 personas con discapacidad.

Junto a la atención temprana, un punto clave en el que la colaboración entre la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y la Fundación Personas cobra gran relevancia es el ámbito laboral. La Junta financia itinerarios personalizados de empleo para fomentar la integración de las personas con discapacidad en el mercado de trabajo, tanto mediante centros especiales de empleo como a través de las empresas, como vía de normalización de sus vidas. De los 282 usuarios que participaron el pasado año, 56 fueron contratados.

Uno de los trabajos conjuntos más relevantes es la implementación del modelo de Atención en Red en las provincias de Segovia y Valladolid. La Fundación Personas tiene un papel esencial en el desarrollo de este modelo de cuidados impulsado por la Junta, integrado en el sistema de atención a la Dependencia 5.0, que combina cuidados individualizados en el hogar o en centros residenciales de personas mayores con discapacidad, dependientes o enfermedad crónica, y en el que cobra especial protagonismo la tecnología.

En este contexto, la Fundación Personas presta servicio en dos programas clave de este modelo. Por un lado, ‘A gusto en casa’ en las provincias de Segovia y Valladolid, permitiendo que los usuarios continúen viviendo en su propio hogar mediante los cuidados necesarios y así puedan seguir realizando sus actividades cotidianas y vivir en su comunidad. Por otro, ‘INTecum’ en Segovia, Valladolid y Zamora, para que las personas con una enfermedad en fase avanzada o terminal reciban los apoyos que precisen en su propio domicilio, tanto sociales como sanitarios, para mantener, en medida de lo posible, su estilo de vida.

La titular de Familia ha destacado que esta estrecha colaboración se debe al compromiso directo del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, el cual no es sólo con los cuidados y la atención de las personas con discapacidad, sino también con el hecho de que estas sean las protagonistas de sus propias vidas. Este comomiso se ha venido materializando en dos grandes vertientes: por un lado, en la económica, a través del incremento presupuestario para este 2024 de un 6,8 %, lo que equivale a 12,8 millones más que el anterior hasta alcanzar los 213,8 millones de euros; y, por otro, en la jurídica, con la aprobación de la Ley de Apoyos al proyecto de vida de las personas con discapacidad de Castilla y León.

Esta norma lleva hasta las últimas consecuencias el modelo de atención centrado en la persona, ya que promueve la prestación de los apoyos necesarios en cada una de las etapas vitales de las personas con discapacidad y, a la vez, las coloca en el centro, puesto son ellas mismas las que deben decidir cuál es su proyecto de vida. De esta forma, el sistema de cuidados y apoyos gira completamente en torno a ellas.