Castilla y León

La Junta y Cáritas ponen en valor el trabajo conjunto en favor de las familias vulnerables

La consejera ha hecho referencia a la gran labor de Cáritas como pieza esencial de la Red de Protección a las Familias autonómica

La estrecha colaboración entre Cáritas y la Junta de Castilla y León en materia social y, especialmente, en la ayuda y la asistencia a los más desfavorecidos de la Comunidad se ha puesto de manifiesto durante la reunión del Consejo General de la entidad, celebrada hoy en Zamora, y a la que ha asistido la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco. La consejera ha felicitado a la organización por escoger la provincia zamorana para celebrar su reunión nacional y ha hecho balance del trabajo conjunto que se ha venido realizando en el territorio castellano y leonés.

La consejera ha hecho referencia a la gran labor de Cáritas como pieza esencial de la Red de Protección a las Familias autonómica, especialmente, a los proyectos de innovación tecnológica que se están desarrollando entre el Ejecutivo autonómico y Cáritas Castilla y León, cuyo objetivo es mejorar las condiciones de vida de las personas que atraviesan una situación socioeconómica compleja y que la Junta ha financiado a través de los fondos europeos ‘Next Generation’.

El primero de ellos es ‘T Forma’, mediante el cual se pretende reducir la brecha digital que existe para las personas más vulnerables, que los coloca en una situación de exclusión aún más grave debido a la falta tanto de conocimientos como de medios. Por ello, se trabaja para que este colectivo acceda y aprenda a utilizar las nuevas tecnologías por medio de la formación en competencias digitales. Con un presupuesto de 1,5 millones de euros, durante los años 2022 y 2023 se han creado 30 aulas de capacitación digital en las once diócesis de la Comunidad y otras seis móviles para llegar al medio rural. Además, se han creado 44 puntos de información y consulta, en los cuales, estas personas, con el apoyo de un profesional, pueden realizar trámites administrativos. También se han puesto en marcha 18 bancos de préstamo que ofrecen a este colectivo 149 ordenadores portátiles, 195 conexiones y 66 tabletas, para que puedan acceder a estos medios electrónicos y puedan llevar a cabo las gestiones que precisen.

El segundo proyecto es ‘Más Digital’. Con un montante de un millón de euros, se está desarrollando una aplicación para todas las plataformas tecnológicas —Android, IOS o web— para que las personas en situación de vulnerabilidad puedan acceder con mayor facilidad a los recursos sociales, así como establecer una comunicación más directa entre los profesionales de este ámbito. Este recurso tecnológico es un complemento a la atención presencial de Cáritas, puesto que los usuarios van a poder pedir cita con la entidad para así evitar esperas y agilizar el proceso de gestión de las ayudas que necesitan.

La titular de Familia ha manifestado que Cáritas, entidad más representativa de la acción social de la Iglesia Católica, es un referente nacional en la atención a las personas en situación de pobreza y necesidad y es un ejemplo de buen hacer, cercanía y servicio a la Comunidad. En este sentido, ha añadido, comparte los valores y propósitos de la Junta de Castilla y León, que trabaja para que la igualdad de oportunidades sea real y efectiva para todas las personas, lo cual constituye uno de los retos principales del presidente Mañueco.

No en vano, la organización católica es un pilar básico del engranaje de la atención social castellana y leonesa, ya que forma parte de la Red de Protección a las Familias más Vulnerables desarrollada por el Ejecutivo autonómico, que atiende anualmente a 280.000 núcleos familiares y que este año ha elevado su presupuesto hasta los 213 millones de euros. El pasado año y en este ámbito, la colaboración entre la Junta y la entidad ascendió a 6,3 millones de euros.

En este sentido, la acción de Cáritas cobra especial relevancia en la atención de situaciones de pobreza infantil y prevención de la desprotección y el maltrato, así como también en actuaciones para promover la inclusión social a través de recursos de alojamiento y otras necesidades básicas, como el acceso a alimentos de la población inmigrante antes de que puedan acceder al sistema de Servicios Sociales.

No obstante, una de las principales líneas en las que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y Cáritas colaboran es en la integración de los colectivos vulnerables en el mercado de trabajo mediante los itinerarios de inserción laboral, que en la última convocatoria y con un coste de 342.000 euros ascendieron a 19.

Además, la entidad y el Gobierno autonómico trabajan conjuntamente en el área de la asistencia a personas drogodependientes. Con un presupuesto de 1,8 millones, se sufraga el funcionamiento de los centros ambulatorios de Zamora y Ávila, de la comunidad terapéutica y centro de rehabilitación de Zamora y en los servicios de prevención familiar en relación con las adicciones de los menores en Segovia, Salamanca, Ávila y Zamora.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad