Castilla y León

Industria, Comercio y Empleo apuesta por el equilibrio territorial y la solidaridad entre provincias

no de los objetivos marcados al inicio de la legislatura fue la de tener 167.100 trabajadores del sector industrial para el año 2025

Mariano Veganzones, consejero de Industria, Comercio y Empleo, ha comparecido en las Cortes de Castilla y León para hacer balance de la gestión llevada a cabo por la Consejería, destacar los éxitos logrados hasta el momento y dibujar el horizonte para la industria, el comercio y las políticas relativas al empleo en Castilla y León.

Los buenos datos de Castilla y León en un contexto adverso

Al comienzo de su intervención, Veganzones ha hecho un breve repaso sobre algunas de las cifras que avalan la buena marcha de Castilla y León en las materias sobre las que legisla y actúa la Consejería. “Este 2024 la producción industrial se ha incrementado un 20 % con respecto al año pasado”, lo que suponen “7 puntos más de lo que lo ha hecho España”.

Además, “las exportaciones en nuestra comunidad han subido un 11 % interanualmente, al contrario que en España, donde disminuyen”, ha destacado el consejero explicando que “Castilla y León registra un superávit comercial de 823 millones de euros”.

En lo relativo al empleo, Veganzones ha querido subrayar que este “mes de junio ha sido el mes que ha marcado el mínimo histórico”, en lo que a número de parados se refiere, “con 6 de sus provincias encabezando el ranking mensual de descenso del número de parados”, ha señalado.

Castilla y León acumula “38 meses consecutivos de descenso del paro interanual”, y se convierte en la “segunda región que más cerca está de sus mínimos históricos de paro, mientras España está a un 30% de los suyos”. Unos datos de empleo históricos, que ponen de manifiesto la necesidad de exportar el modelo de Castilla y León al resto del territorio nacional: “Por mucho que nos esforcemos en impulsar la actividad económica y exportadora", el "lastre de la regulación fiscal y laboral" del Gobierno es "demasiado grande”, se ha lamentado el consejero en su introducción.

La fuerza de la industria de CyL y el reconocimiento internacional

En lo relativo a la Industria, Mariano Veganzones ha podido explicar cómo gracias al impulso dado por la Consejería, la producción industrial manufacturera de Castilla y León ha pasado de 12 mil millones de euros a los 13.300 millones, un “salto exponencial”, en palabras del consejero.

Uno de los objetivos marcados al inicio de la legislatura fue la de tener 167.100 trabajadores del sector industrial para el año 2025. A finales de 2023 “ya se registraron 172.000 ocupados en este sector”, ha desatacado Veganzones.

A lo largo de estos dos años, uno de los programas clave para obtener estos resultados ha sido el de Industria 4.0 donde la Consejería ha financiado 72 proyectos de 125 industrias con un valor de 15,7 millones de euros.

Entre las líneas de trabajo ya ejecutadas por la Consejería de Industria, Comercio y Empleo está el programa de Ciberseguridad industrial “en el que han participado 70 empresas con inversiones cercanas al millón de euros”, ha explicado Veganzones a la par que destacaba la participación de Castilla y León en la iniciativa de los Valles de la Innovación de la Unión Europea.

Este buen desempeño de la región a nivel industrial se ha visto reflejado con la obtención del reconocimiento a Castilla y León como Región Industrial Europea 2024, en la feria de Barcelona. Un reconocimiento a las políticas de desarrollo industrial que la Consejería impulsa de la mano de los “11 clústeres y asociaciones empresariales innovadoras, en un ecosistema con más de 650 empresas innovadoras, fundaciones universitarias, centros tecnológicos y centros científico-técnicos singulares”, ha enumerado el consejero.

Cerrando el apartado relativo a las políticas en materia industrial, Mariano Veganzones ha querido hacer especial hincapié en los Programas Territoriales de Fomento, destacando el de Segovia, que recientemente ha dado el pistoletazo de salida a un plan que servirá como modelo para otras provincias.

“Se estudiará la implantación de nuevos programas como la Sierra de la Demanda, la Raya o Palencia capital”, ha anunciado Veganzones tras destacar la importancia de este tipo de programas en el desarrollo económico, social y laboral de las provincias de Castilla y León.

Tanto con estos programas, como con el resto de políticas industriales, el consejero ha asegurado que se está: “ganando la batalla a la Ley de Cambio Climático, a la Agenda 2030 y al pacto verde, que tanto daño están haciendo a nuestra industria y a nuestra agricultura”.

Apoyo a un comercio atacado y de carácter rural

La elaboración de “Estrategias políticas de primer orden” para cada una de las áreas de trabajo de la Consejería ha supuesto una revolución en la forma en la que se articulan las políticas y su dotación presupuestaria. Por ello, la Estrategia de Comercio Minorista y Rural de Castilla y León se consolida como un modelo de éxito para el futuro de la Comunidad.

Y es que se trata de un programa de medidas que “se ha realizado con la participación del sector comercial y ha incorporado muchas de sus propuestas en los numerosos encuentros que hemos tenido con sus representantes”, ha explicado Veganzones.

Un mapa para el comercio de Castilla y León que muestra certezas frente a la falta de rumbo de la posible imposición de “una reducción de horario laboral no vinculada a la productividad puede costar al sector cerca de 3.900 millones”, ha anticipado Veganzones, indicando que “hasta el 60% de los pequeños comercios podrían desaparecer”, de aprobarse esta medida impulsada por el gobierno central.Desde el inicio de la legislatura ese ha sido uno de los ejes fundamentales de acción de la Consejería, paliar el desatino y ataque que a nivel estatal se ha ejecutado contra los comerciantes de la Comunidad. 

Veganzones ha recordado que gracias al plan para “financiar las obligaciones impuestas en la instalación de sistemas de cierre automático de puertas o mejoras energéticas de instalaciones” la Consejería defendió a más de 340 autónomos del comercio minorista, suponiendo una inversión de más de 1,5 millones de euros.

Además, el consejero ha querido incidir en el apoyo a la Modernización, Digitalización e Innovación de las pymes comerciales de la Comunidad, “con una inversión cercana a los 8 millones en dos años, con más de 600 pymes beneficiadas”. Inversión que se une a los 1,3 millones de euros que se han destinado en lo que llevamos de legislatura para las casi 130 ferias que se celebran en Castilla y León, “con una posición muy relevante de las llevadas a cabo en el mundo rural”.

Y sin duda, el que es uno de los programas punteros de la Consejería de Industria, Comercio y Empleo, es el conocido como “Uniendo Moda”. Gracias a esta colaboración con la patronal, se ha podido promover el sector de la moda de Castilla y León, punta de lanza de la industria textil, tanto a nivel nacional como internacional.

Desde la participación de “21 empresas de Castilla y León con excelentes resultados”, en la Mercedes-Benz Fashion Week, hasta la “celebración de jornadas de información y debate en todas las provincias”, ha destacado Veganzones.

El comercio y el consumo se han convertido en pilares del desarrollo económico de Castilla y León, con políticas que van desde “un plan de formación para profesionales artesanos, con 230 artesanos”, hasta las más de 16.000 actuaciones que se han realizado en materia de protección del consumidor. Un consumidor que podrá disfrutar de “la implantación de Oficinas Municipales de Información y Protección al Consumidor”, próximamente, tal y como ha anunciado el consejero Veganzones.

Eliminar el gasto para proteger a los trabajadores

Mariano Veganzones ha podido explicar en las Cortes los motivos por los que desde el inicio de la legislatura, el recorte del gasto ha sido una prioridad en las políticas de la Consejería. Y es que los más de 20 millones de euros que han dejado de percibir sindicatos y patronal, han servido para poder diseñar una estrategia “disruptiva” de protección del trabajador. Una de las primeras medias fue la reducción del dinero destinado a “participación institucional”, que se redujo un 50 %, “de los 4 millones de euros de 2022 se ha pasado a 1,5 millones en la actualidad”.

Otro de los temas que no ha querido eludir el consejero Veganzones el relativo a la Fundación Serla y su financiación. Mientras los servicios de mediación de la propia Junta, los SMAC, “han atendido 15.117 procesos de mediación” en casos de despido, el Serla todavía supone “un coste de casi un millón de euros al año”, aunque Veganzones ha incidido en que “se ha reducido la partida dedicada a financiar el Serla un 60 %”.

Y ha sido, precisamente, el ahorro en el gasto el que ha permitido una reinversión en programas de seguridad laboral. Unos programas articulados y detallados en la nueva “Estrategia de Seguridad Salud y Bienestar Laboral, con más de 100 medidas”.

En este sentido, se han podido poner en marcha programas “innovadores” en materia de Prevención de Riesgos Laborales por casi 17 millones de euros en 2023, frente a los apenas 5 millones de euros que se gastaron en 2021, “casi un 250 % más”, ha defendido Veganzones.

Según el consejero, Castilla y León se ha convertido en “una referencia para otras regiones de España”, con políticas respaldadas por datos históricos. Castilla y León ha registrado una reducción de “la siniestralidad mortal casi un 30 %”, el doble que el resto de España.

No sólo la salud de los trabajadores se ha protegido en esta legislatura, también su seguridad profesional. Por ello, la línea de ayudas ATRER ha servido para que “los trabajadores afectados incrementen su nivel adquisitivo disminuido durante un ERTE”. En su primera convocatoria, las ayudas para trabajadores en ERTE tuvieron 654 beneficiarios, pasando a ser 2.151 beneficiarios los que han podido recibir la ayuda de la Consejería en la última convocatoria.

Para finalizar este apartado, Veganzones ha anunciado un programa “con un crédito inicial de 500.000 euros” para luchar contra el absentismo en las empresas de Castilla y León.

Apoyo a las personas con discapacidad y fomento del emprendimiento

La Economía Social es un pilar fundamental de la Economía de Castilla y León, por lo que era necesario que a lo largo de esta legislatura se pusiera en marcha el “Plan Estratégico para el Fomento de la Economía Social”, que recoge las políticas desarrolladas por la Consejería.

“Gracias a los principios diferenciales de la Economía Social se mantienen cerca de 74.000 empleos en las zonas rurales”, ha destacado Veganzones en este apartado de su intervención, explicando cómo se han “incrementado las partidas presupuestarias en casi un 49 %”. Un dato que ve su reflejo los “más de 82 millones” invertidos en esta legislatura en Economía Social, “beneficiando a más de 600 empresas y a más de 8.000 trabajadores”.

Mariano Veganzones ha querido detenerse especialmente en una de las partidas presupuestarias de la Consejería de Industria, Comercio y Empleo, de más de 75 millones de euros, gracias a los que se “favorece el mantenimiento de más de 6.300 puestos de trabajo para personas con discapacidad”. Iniciativa a la que se le une el programa HEFESTO, apuesta de la Consejería para fomentar la “inserción laboral de las personas más vulnerables” en las áreas industriales de la economía de Castilla y León.

Por otra parte, los autónomos de Castilla y León han podido ver cómo sus proyectos y emprendimientos recibían y reciben el apoyo de la Consejería de Industria, Comercio y Empleo. Y es que “a través de la puesta en marcha de 17 medidas, los recursos destinados a financiar el Plan Estratégico superan los 86 millones de euros”.

Veganzones ha señalado que esto supone un “incremento presupuestario superior al 60 % con respecto a la anterior legislatura, beneficiando a casi 7.000 trabajadores autónomos”.

Las ayudas van destinadas a apoyar el inicio de actividad, “con más de 12,2 millones”; la consolidación del negocio, donde se incluye la Tarifa Cero Total y los beneficios de Segunda Oportunidad para autónomos que interrumpen su actividad, como pueden ser las mujeres que deciden ser madres; o las ayudas al crecimiento y madurez de la actividad con las que se “incentiva la contratación indefinida del primer trabajador por cuenta ajena”.

En este 2024 se han recuperado “1.050 autónomos desde el inicio de año”, lo que en palabras de Veganzones “atisba un punto de inflexión en la reducción interanual relativa de la afiliación”.

Políticas activas de empleo que consolidan datos históricos

Si al comienzo de su intervención, Mariano Veganzones ha esbozado algunos de los datos de empleo que hemos conocido este junio y venimos consolidando en Castilla y León a lo largo de 2024, ha sido al final cuando ha detallado las políticas detrás de este éxito.

La Consejería de Industria, Comercio y Empleo ha diseñado dos nuevas estrategias para poner el foco en el empleo local y social, así como en la orientación, formación, intermediación e inserción laboral.

“Las acciones y medidas programadas en estas dos estrategias van a movilizar casi 700 millones en tres anualidades (2024-2026), con un impacto previsto de más de 370.000 beneficiarios”, ha anunciado Veganzones, asumiendo un nuevo impulso al empleo en Castilla y león que permita apuntalar la buena marcha de los últimos datos.

Entrando más al detalle de los logros conseguidos estos dos primeros años de legislatura, Veganzones ha señalado “la contratación en la industria turística y cultural” que se ha promovido con 45,6 millones de euros, generando 3.560 contrataciones.

Cada año se han firmado “convenios con todas las diputaciones provinciales, gracias a los que se invierten 60 millones de euros anuales, con un beneficio directo para 6.000 personas”.

Además, destacan programas exitosos como son las líneas de trabajo ELTUR y QUINTEL para que los pequeños y grandes municipios de Castilla y León puedan realizar casi 3.000 contrataciones. A lo que habría que añadir los programas “para el cuidad de nuestro medio ambiente (Montel y Montel Seguro)”, al que se destinan casi 40 millones para trabajar en la prevención de incendios.

Veganzones ha explicado que desde la Consejería “no contemplamos partidas para las Políticas Pasivas de Empleo”, las cuales ha ejemplificado con el Ingreso Mínimo Vital, cuyo “diseño es francamente mejorable ya que desincentivan la inserción laboral”.

En este sentido, ha explicado una de las políticas “estrella” puesta en marcha a través del Ecyl, la conocida como “Formación Dual Alemana”, la cual cuenta “con 15 millones de inversión, y supone una política de gran calado para que los recién titulados se inserten en el mercado laboral en empresas de Castilla y León”, en las que se forman.

Gracias al diseño de las políticas activas de empleo, Veganzones ha asumido como éxito cosechado el haber “incentivado la contratación indefinida de más de 4.500 trabajadores”. Unas políticas que van de la mano con la necesidad de formación y orientación que se establece a través del Ecyl.

“Se han contratado 177 técnicos, 81 de los cuales realizan tareas de orientación en las oficinas de empleo, que se irán reemplazando hasta que logremos nuestros objetivos de crear un cuerpo de funcionarios profesionalizado de orientadores”, ha anunciado Veganzones.

Y es que, en 2023, se convocó “el mayor presupuesto de la historia para programas de formación: 121,3 millones de euros, un 38,52 % más que en 2021”. Datos que tienen su reflejo en personas reales: “Más de 123.000 castellanos y leoneses han participado en acciones formativas en estos dos años”, ha detallado el consejero.

Para finalizar, Veganzones ha querido referirse al problema que vive España con el desempleo juvenil: “mientras la media de paro juvenil europeo está en el 14,1 %, la tasa de España es el 28 %, justo el doble”.

Circunstancia que pone de manifiesto el funcionamiento de las políticas diseñadas por la Consejería de Industria, Comercio y Empleo:

“En lo que llevamos de legislatura, a través de todas nuestras políticas activas dirigidas a jóvenes, un 20,87 % del total de beneficiarios atendidos tenía menos de 30 años, siendo 120.128 jóvenes” de Castilla y León que han visto cómo las ayudas y los programas políticos tienen un impacto real en sus vidas.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad