Capital

El IBI y el impuesto de vehículos subirá un 3,5% en Soria capital, un tercio del aumento del IPC

El Ayuntamiento de la ciudad recaudará 615.000 euros más. En el caso del IBI la subida será de entre 8 y 12 euros por vivienda

El concejal de Hacienda, Javier Muñoz
photo_camera El concejal de Hacienda, Javier Muñoz

La comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Soria, celebrada este lunes, ha aprobado, con los votos a favor del PSOE y en contra del PP y de VOX, la modificación en impuestos de plusvalías, vehículos e Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). El concejal de Hacienda, Javier Muñoz, ha dado más detalles de la subida del IBI y de los vehículos, congelado desde el año 2022. Muñoz ha recordado que desde el 1 de enero de 2022 hasta el 30 de septiembre del año 2023, periodo en el que no se han incrementado los impuestos, el IPC ha crecido un 9,2 por ciento por lo que la propuesta de incremento tanto del IBI como de los impuestos es de un tercio de dicha subida del IPC. "Los costes del ayuntamiento también han subido, por lo que hay que dotarlo de ingresos suficientes", ha manifestado el concejal.

En cuanto al IBI, sube el citado 3,5 por ciento, lo que supone que dentro del recibo medio, que es de entre 280 y 300 euros al año, "supondrá una subida de entre 8 y 12 euros por vivienda". Javier Muñoz ha recalcado que el IBI, tan "criticado por la oposición" supone el 4 por ciento del total de los impuestos que paga un ciudadano mientras que para el Ayuntamiento de Soria es el 33 por ciento de sus ingresos corrientes "que permiten prestar muchos servicios al ciudadano". El consistorio recaudará 490.000 euros más con el IBI.

En relación al impuesto de los vehículos, la subida también es del 3,5 por ciento y se sitúa "en la franja más baja de España según el último estudio de los economistas". El impuesto de los vehículos queda en 130 o 162 euros, en función de sus características, y supone ingresar 125.000 euros más a las arcas municipales.

En relación a las plusvalías, los servicios económicos del ayuntamiento han propuesto dotarlos de algún tipo de impuesto entre los años 2011 al 2014, ya que estaba a cero, con el fin de "asemejarlo a otros ayuntamientos", por lo que se ha acordado dotarlo de un 0,09.

Javier Muñoz ha recalcado que las tasas se mantienen.