Deportes

El Grupo Herce Soria gana 3-0 a Cisneros Alter y jugará la semifinal contra Unicaja Almería

La otra semifinal la jugarán Guaguas y Melilla
Grupo Herce Soria-Cisneros Alter 1. Foto María Morales
photo_camera Grupo Herce Soria-Cisneros Alter 1. Foto María Morales

El Grupo Herce Soria ha cerrado esta tarde su clasificación para las semifinales de la Superliga masculina de voleibol, ratificando una gran temporada a la que espera poner un broche todavía más dorado. El equipo de Alberto Toribio ha ganado 3-0 a Cisneros Alter Tenerife, haciendo bueno el triunfo del primer partido en las islas en esta eliminatoria al mejor de tres.

Los parciales de hoy han sido relativamente igualados, sobre todo el primero: 26-24, 25-21, 25-22, ante más de un millar de espectadores que han disfrutado de otro gran partido de los suyos.

Merced a este triunfo, el Grupo Herce Soria jugará la semifinal contra Unicaja Almería, que se ha deshecho en dos partidos al Leleman Conqueridos de Valencia. La semana que viene se disputará el primer partido en Soria, al ser el equipo peor clasificado en Superliga.

Sí ha habido relativa sorpresa en la otra semifinal. Guaguas ha eliminado en dos partidos a San Roque, pero Melilla, quinto en la fase regular, ha ganado al Pamesa Teruel. Los cuatro cuartos se han resuelto en dos partidos.

Crónica club:

Grupo Herce Soria completa las semifinales de la Superliga Masculina de voleibol junto a Unicaja Costa de Almería, CV Melilla y CV Guaguas, después de superar a Cisneros Alter Tenerife en el primer encuentro en Los Pajaritos por 3-0 (26-24, 25-21 y 25-22). Los hombres de Alberto Toribio prescindieron de los artificios y se dedicaron a hacer su trabajo, competir, batir a su rival y sellar el pase de ronda. No obstante, el encuentro no fue sencillo para los locales, pues los tinerfeños fueron fieles a su estilo peleando cada punto y sin dar el duelo por perdido en ningún momento.

Grupo Herce Soria-Cisneros Alter 2. Foto María Morales
Grupo Herce Soria-Cisneros Alter 2. Foto María Morales

El equipo celeste salió con la lección bien aprendida, pues imprimió un inicio arrollador que sorprendió al cuadro canario y obligó a Matías Guidolín a tratar de recomponer a los suyos. Bruno Cunha al saque, propiciaba que el cuadro soriano tuviera un primer colchón. La renta seguía siendo notable con el 12-6, pero los canarios se metieron en el partido con un parcial de 0-4 y presentarse en el marcador con 12-10. Claro que a los sorianos se les veía bien plantados, logrando ampliar de nuevo la ventaja hasta el 17-12. Los canarios hacían la goma y corrían el riesgo de que se partiera, pero liderados por Amorím en ataque, se rehacían una y otra vez, recortando las diferencias, hasta que con 26-24 el cuadro celeste cerró el primer acto.

Lo equilibrado del marcador en el primer acto tenía una clara lectura para Grupo Herce Soria: Confiarse no era una opción. De hecho, el inicio fue similar con un 5-1 en el marcador. Guidolín iba a buscar la solución en el banquillo, introduciendo a Fransico Rodríguez por Pablo Vinti, y el relevo pronto tuvo efectos positivos, especialmente con mayor presencia ofensiva. Con el 10-10, se abría un escenario diferente, con la primera ventaja del partido para los insulares y un equilibrio en el marcador que se iba a prolongar hasta el 20-20. Los dos equipos hacían bien el trabajo y reducían el margen de error, pero no lograban romper el juego. En los últimos compases, los sorianos mostraron su olfato competitivo, logrando un parcial de 3-0 con el que iban a poder cerrar el juego con margen de maniobra (25-21), gracias a una gran tanda de servicio de Santiago Aulisi.

Llegaba el tercer juego y Cisneros Alter ya no tenía margen de error, necesitaba ganar la manga para seguir vivo en el partido y en la eliminatoria, una cuesta arriba de cifras que podía ser una losa anímica. Sin embargo, el cuadro tinerfeño fue de nuevo a la batalla sin bajar los brazos y sin dar tregua a los sorianos, que eso sí, iban a aprovechar un mejor ritmo de juego para llevarse el encuentro. Así, mientras el 5-7 daba alas a los visitantes, el equipo de Toribio mostraba templanza y confianza, dando la vuelta al marcador (10-8). No obstante, las diferencias en el juego no eran significativas, y el marcador volvió a discurrir en la igualdad hasta el 17-19. Los canarios llegaban por primera vez con dos puntos de ventaja a la recta final de set, pero Soria no tendría fisuras, volviendo a competir con oficio en la recta final, dando la vuelta al marcador (22-21), y cerrando el duelo con un saque directo de Davi Tenorio (25-22).