Sociedad

La Fundación Iberdrola ayuda a cuatro entidades de Castilla y León en sus proyectos sociales

La compañía, que desde hace más de una década ha impulsado 44 iniciativas en la región, se ha centrado principalmente en tres colectivos: infancia, juventud y mujer

Iberdrola
photo_camera Iberdrola

La Fundación Iberdrola España ha dado a conocer el nombre de las entidades y proyectos ganadores de la Convocatoria del Programa Social 2024. En total, han sido 43 las seleccionadas -cuatro de Castilla y León - entre las que se repartirán 1,4 millones de euros y que pueden consultarse  aquí.

La Fundación tiene como objetivo contribuir a mitigar la pobreza, la desigualdad y ampliar las oportunidades de empleo y formación de las personas más vulnerables. Durante la ejecución de estos proyectos se beneficiarán unas 83.000 personas. Además, se espera conseguir que más de 1.160 personas encuentren trabajo y más de 2.000 mejoren su empleabilidad.

Más de 40 iniciativas en Castilla y León

Desde hace más de una década, Iberdrola, a través de su Fundación en España, ha impulsado 44 iniciativas en Castilla y León. Las cuatro entidades seleccionadas en esta nueva convocatoria son: Cáritas Diocesana de Zamora, Fundación Alcándara (Proyecto Hombre Salamanca), Fundación ADSIS y Fundación Aldaba (Proyecto Hombre), estas dos últimas de Valladolid.

Cáritas Diocesana de Zamora, que coordina, orienta y promueve la acción caritativa y social en su diócesis, ha sido seleccionada por su proyecto de formación en instalaciones fotovoltaicas a jóvenes y adultos.

La Fundación Alcándara (Proyecto Hombre Salamanca) es una organización apartidista, aconfesional, sin ánimo de lucro y solidaria cuya única finalidad es la defensa de las personas de cualquier condición frente a la marginación y, especialmente, frente a las adicciones. Además, la organización trabaja de manera conjunta con la Asociación Proyecto Hombre para poder dar respuesta a las demandas de personas con problemas de adiciones, ofreciéndoles una nueva forma de intervención y tratamiento.

Fundación ADSIS, con su proyecto de transición a la vida adulta, es una organización no gubernamental, promovida por el Movimiento de Comunidades Adsis, formada por más de 700 personas voluntarias y alrededor 250 personas contratadas que desde 1996 que trabaja para la promoción integral de personas y grupos empobrecidos, principalmente jóvenes. Pretenden que todas las personas cuenten con las mismas oportunidades y derechos para desarrollarse profesional y personalmente.

La Fundación Aldaba se ocupa de prestar el máximo apoyo a personas con distintas capacidades. Desde 1999 se centran especialmente en aquellas cuya autonomía está más limitada y, particularmente, a la asunción judicial de cargos tutelares o a apoyar a quienes los asumen; a la protección de la infancia en riesgo y a la promoción social de personas con diversidad funcional. Además, velan por el bienestar de todas las personas, con especial atención a los más vulnerables. El proyecto seleccionado es Programa Activa que ofrece un servicio especializado para la capacitación e inserción laboral de mujeres en situación de especial vulnerabilidad por consumo de drogas y violencia de género.

Iberdrola, comprometida con la sociedad

Iberdrola, a través del Programa Social de su Fundación en España, ha destinado más de 13 millones de euros a iniciativas sociales en el país y ayudado a un total de 497.588 personas. Desde el lanzamiento de este Plan en 2010, la compañía ha impulsado más de 500 proyectos en colaboración con más de un centenar de entidades sociales, contribuyendo a la lucha contra la pobreza infantil, el apoyo escolar y la inserción social de niños, jóvenes y mujeres en situación de vulnerabilidad. El Programa Social ha permitido la creación de más de 2.830 puestos de trabajo y la participación de 8.938 voluntarios.

La Fundación Iberdrola España también centra sus actividades en su programa de becas en los ámbitos de la energía, biodiversidad y medio ambiente, en el apoyo a la investigación en temas relacionados con la energía y el cambio climático, así como en el ámbito cultural, centrándose en la restauración y mantenimiento de las riquezas culturales y artísticas del patrimonio de la Península Ibérica.

El Programa Social 2024 ha priorizado tres líneas de actuación: pobreza infantil y juvenil, seleccionando iniciativas que fomentan la educación como herramienta principal para mitigar los efectos de la pobreza infantil y que promueven la reducción del abandono escolar, con el fin de fomentar la empleabilidad y mejorar su inclusión social. Apoyo a la mujer: concretamente, ayuda a mujeres que sufren acoso y violencia de género ayudándoles a favorecer su autoestima y autonomía personal o económica, y proyectos de inclusión social para personas con discapacidad, enfermas graves o en tratamiento por adicciones, con el objetivo de fomentar habilidades para su desarrollo cognitivo y potenciar su autonomía personal.

Para la selección de los proyectos se han valorado los criterios de rigor, transparencia y buen gobierno de las entidades participantes y su experiencia en proyectos sociales. Para ello debían disponer de sus cuentas auditadas en los últimos ejercicios.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad