Capital

La Fundación La Caixa ofrece 'Simphony' una experiencia musical a través de las nuevas tecnologías

Puede disfrutarse de forma gratuita en Mariano Granados hasta el 2 de octubre y comprende una película panorámica y otra de realidad virtual de unos 10 minutos de duración cada una
Un momento de la inauguración de la muestra
photo_camera Un momento de la inauguración de la muestra

El alcalde de Soria, Carlos Martínez; el director de Área de Negocio de CaixaBank en Soria y Burgos Sur, José Ángel Torres; la delegada territorial de la Fundación “la Caixa” en Castilla y León, Araceli Gutiérrez; y el asesor del proyecto, Marcel Gorgori, han presentado hoy Symphony, un viaje virtual al corazón de la música clásica. La película Symphony, impulsada por la Fundación “la Caixa”, con la colaboración del director Gustavo Dudamel, ha sido reconocida con uno de los premios European Heritage Awards impulsados por la organización Europa Nostra y la Unión Europea en la categoría de Educación, Formación y Habilidades. Recientemente, Symphony triunfó en los Thea Awards, certamen de referencia en la industria del entretenimiento temático, con el Thea Award for Outstanding Achievement - Immersive Experience, y en el 40 Vancouver International Film Festival (VIFF Immersed 2021) con el Best Cinematic Live Action Award. Además, el proyecto recibió una mención especial en el Guanajuato International Film Festival, de México en 2021, y quedó finalista en el 74 Festival Internacional de Cinema de Cannes, en el ámbito Cannes XR – Marché du film, dirigido a filmes de realidad virtual.

Araceli Gutiérrez ha recordado que la Fundación la Caixa organiza 50.000 actividades al año que llegan a 11 millones de personas, siendo el 60% de estas acciones labor social. Por su parte, el alcalde de Soria, Carlos Martínez, ha querido agradecer a la Fundación que apuesten con muestras de esta calidad en ciudades de menor población como esta.

El encargado de detallar el contenido de la muestra ha sido Marcel Gregori, que considera que la primera filmación envía un mensaje de que la música es humana, pero que parte de la cotidianidad y, por otro lado, que la música es universal. Mientras que la pieza de realidad virtual, permite al espectador tener sensaciones diferentes como público, pues se íntegra en el interior de la orquesta como un músico más, sintiendo una mayor implicación, una acústica diferente de los instrumentos por su proximidad a ellos y sentir el que es necesario para emocionar sentir el alma que la interpreta. El espectador podrá disfrutar hasta el 2 de octubre, de forma gratuita en Mariano Granados, de cuatro años de trabajo que se pueden contemplar en este espacio.

El espectador podrá situarse en medio de una orquesta sinfónica en esta experiencia inmersiva puntera a partir de tecnología de realidad virtual, que tras su estreno en CosmoCaixa (Barcelona), llega a en el marco de una gira que recorrerá un centenar de ciudades de España y Portugal durante diez años. El punto de partida del proyecto, en el que se trabajó durante más de cuatro años, era hablar del poder emocional de la música desde una vertiente divulgativa. La Fundación ”la Caixa” apostó desde el primer momento por la realidad virtual como la mejor forma de explicar esta historia. La tecnología 4 más puntera ha facilitado lo que de otro modo no sería posible: sentarse junto a los violines en una gran orquesta sinfónica mientras interpretan Beethoven.

La voluntad es poder seducir a todo tipo de público, también a aquellos que ya son conocedores de la música clásica. Symphony está formado por dos unidades móviles que se despliegan y se convierten en dos salas de cien metros cuadrados cada una. En la primera de ellas se puede ver una película panorámica que introduce al espectador en este viaje y le guía solo a partir de sonidos. La segunda unidad está dedicada a vivir la experiencia de realidad virtual. Cuando el espectador se coloque las gafas, verá cómo, de repente, su entorno ha cambiado. Ahora se encuentra en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, sentado en una silla y el maestro Gustavo Dudamel, alma de la Fundación Gustavo Dudamel, le da la bienvenida.

A continuación, se verá rodeado de los músicos de una orquesta sinfónica, todos guardando silencio, esperando a la indicación del director, que dará enérgicamente la entrada de la Quinta sinfonía de Ludwig van Beethoven. Las famosísimas cuatro notas que inician esta sinfonía marcan el comienzo de la experiencia. El espectador verá a los músicos distribuidos por el escenario en su forma habitual, por familias de cuerdas, viento, metal, percusión, y los sentirá muy cerca de una forma real, así como vivirá de lleno la energía y la mirada del director, situado justo delante de él. Este experimento musical le permitirá girar la cabeza de lado a lado y arriba y abajo para adquirir nuevas vistas y perspectivas de una orquesta sinfónica y sus instrumentistas.

Este proyecto itinerante ideado e impulsado por la Fundación ”la Caixa”, ofrece la oportunidad de entender, a través de la imagen y de la música, cómo, desde la simplicidad de un trozo de madera o de la rudeza de un pedazo de metal, se construye un universo tan sofisticado y bello como el de una orquesta sinfónica. De este modo, Symphony deconstruye la orquesta para mostrar la simplicidad, lo que contrasta con el arco infinito de recursos que ofrece a los compositores para expresar ideas y emociones. La vivencia ofrece al usuario una escucha emocionalmente activa: gracias a los cambios de posición de la cámara 360º dentro de la orquesta, el espectador escuchará y sentirá la música de una forma nueva y sorprendente y experimentará las diferentes familias de instrumentos. Experiencia inmersiva en dos tiempos Esta experiencia inmersiva tiene una duración aproximada de cuarenta minutos, repartida en dos tiempos. Comienza con la proyección de una película panorámica y sigue con un salto a la realidad virtual que permite un visionado en 360 grados de la Mahler Chamber Orchestra, dirigida por Dudamel, y grabada en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona. La propuesta transcurre en dos unidades desplegables, de cien metros cuadrados cada una: el primer espacio está dedicado a la proyección de un filme en pantalla grande (12 minutos) y el segundo está destinado a la película de realidad virtual (12 minutos). En el primer ámbito se ofrecerá un preámbulo sonoro y visual de la vivencia virtual. Se trata de una película sin palabras en la que el sonido y la música conducen la historia. Su finalidad es generar una oportunidad para tomar conciencia de los paisajes sonoros que nos rodean a diario y en cualquier lugar.