Provincia

Fin de la temporada de la piscina climatizada de El Burgo de Osma con 17.000 usuarios

Las piscinas de verano abrirán del 14 de junio al 8 de septiembre si el tiempo lo permite
Piscina climatizada de El Burgo de Osma
photo_camera Piscina climatizada de El Burgo de Osma

Hoy cierra la piscina climatizada de El Burgo de Osma cumpliendo veinte temporadas al servicio de los usuarios de la localidad y toda la zona. Fue la primera instalación de este tipo en la provincia de Soria y ha sabido mantener las expectativas generadas con su apertura en febrero del año 2003.

En esta última temporada, de ocho meses desde el 1 de octubre, ha recibido 17.000 usuarios tanto del municipio de El Burgo como de San Esteban de Gormaz, Langa de Duero, Berlanga de Duero, San Leonardo de Yagüe e incluso localidades cercanas de las provincias de Burgos y Segovia.

En la piscina burgense también se imparten cursos de natación para todos los niveles y edades en los que se inscriben vecinos del pueblo y otros cercanos. Este año ha sido de récord en cuanto al número de inscritos en los cursos, un total de 543 niños han estado apuntados estos meses divididos en grupos de edad y nivel. También se han desarrollado cursos de natación y perfeccionamiento para personas adultas.

Este año, la piscina ha abierto de tres de la tarde a nueve y media de la noche los lunes, miércoles y viernes; de once de la mañana a nueve y media de la noche los martes y jueves y los sábados de once a dos. Hoy cierra las puertas de su vigésima temporada hasta el día 30 de septiembre cuando inaugure un nuevo curso. Mientras tanto, y tras las obligadas vacaciones del personal, abrirá el complejo de piscinas de verano entre el 14 de junio y el 8 de septiembre, si el tiempo lo permite.

La piscina burgense fue la primera de este tipo en toda la provincia de Soria significando una apuesta fuerte del Ayuntamiento por el deporte y el acceso del mundo rural a los servicios hasta entonces reservados a las ciudades. Las obras comenzaron el año 2001 con una inversión de 1.350.000 euros asumidos a partes iguales por la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial de Soria y el Ayuntamiento de El Burgo de Osma. Un grupo de natación sincronizada llegado desde Valladolid fue el protagonista de la inauguración a comienzos del mes de febrero de 2003 y, desde entonces, las instalaciones se han convertido en un punto de referencia para la vida deportiva de la comarca.