Castilla y León

Familia e Igualdad de Oportunidades dispondrá de su presupuesto más alto con 1.368 millones

En cuanto a inversiones, con un aumento del 37,8 %, se destinarán 7,8 millones para sufragar la nueva unidad de valoración de León y la reforma de centros propios en Burgos y Soria

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha comparecido hoy ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León con el objetivo de explicar las líneas estratégicas, las partidas y las futuras actuaciones en el ámbito de su competencia que se integran en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2024.

Unas cuentas, ha recalcado la titular de Familia, que vienen a consolidar un modelo innovador de Servicios Sociales, moderno, cercano a familias y personas, generador de empleo y oportunidades, comprometido en la lucha contra las desigualdades y dinamizador del territorio. Además, ha agregado, el sistema social castellano y leonés se encuentra a la vanguardia de la atención social, reconocido a nivel nacional, por lo que se han presentado unos presupuestos a la altura, diseñados para las personas y sus necesidades.

De este modo, la cuantía global con la que contará la Consejería que dirige Isabel Blanco alcanzará los 1.368 millones de euros, lo que supone un incremento del 8,31 %, es decir, 105 millones más que la de 2023. De esta cantidad, las partidas destinadas directamente a las familias, entidades y corporaciones locales que prestan servicio en favor del bienestar de las personas han crecido casi un 10 % y ya alcanzan los 660 millones de euros.

Este notable incremento presupuestario, ha manifestado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, constata lo que es una prioridad de la Junta de Castilla y León: el gasto social. Una realidad que no sólo se refleja en los presupuestos autonómicos, sino que la propia Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales recoge y reconoce en su ‘Informe DEC’. En su última publicación, la Comunidad destacó precisamente por los 519 euros por habitante que destina al gasto social, que implica un 16 % más que el año anterior y que supone 57 euros más por individuo que la media nacional.

Pilares estratégicos

Isabel Blanco ha hecho hincapié, al principio de la comparecencia, en las que son las líneas estratégicas del presupuesto de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. Una de ellas está centrada en el apoyo prioritario a las familias de Castilla y León, para las que se destina un total de 152,93 millones de euros.

En este ámbito de actuación destacan los 52,1 millones en ayudas directas a los núcleos familiares de la Comunidad. El objetivo es extender el apoyo a más de 45.000 familias a través de un incremento presupuestario del 2,67 %, que irá a parar, fundamentalmente, a programas que favorecen la natalidad –20 millones para el ‘Bono Nacimiento’– o la conciliación, con 11 millones para las subvenciones del ‘Bono Concilia’.

Especial referencia merecen las políticas de amparo y protección a la infancia, cuyas partidas superan los 77 millones de euros y que están dirigidas al fomento del acogimiento familiar o a la ampliación de la red de atención a menores infractores y su transición a la vida adulta, con una cuantía de 6 millones de euros, el doble que el año anterior, para mejorar los centros especializados de menores.

Por último, dentro de esta línea, se encuentra la apuesta decidida por mejorar la vida de los jóvenes castellanos y leoneses. El fomento de la empleabilidad, del asociacionismo o de la oferta de ocio y tiempo libre, así como la modernización de las instalaciones juveniles, se llevarán 24 millones de euros.

El segundo gran pilar de este presupuesto lo integra el espaldarazo a la igualdad de oportunidades, tanto entre hombres y mujeres como para las familias y el resto de los colectivos más vulnerables. Un total de 290,4 millones de euros para una protección social que debe alcanzar a toda aquella persona que lo necesite, independientemente de sus circunstancias sociales y personales.

Dentro de este ámbito, la titular de Familia ha hecho hincapié en tres grandes cifras: los 212,72 millones reservados a las 280.000 familias más vulnerables de Castilla y León; el incremento del 25 % en el presupuesto para apoyar y proteger a la mujer –que alcanza los 14,8 millones de euros– y que  permitirá el refuerzo y la ampliación de la red de atención a víctimas de la violencia machista, con una subida del 35 % –3,59 millones– para el impulso a los centros de acogida y emergencia; y el importante aumento del 23 % de las partidas destinadas a drogodependencia, que ya llega a los 14,6 millones, para apoyar a las personas con adicciones entre las que han cobrado relevancia las denominadas ‘sin sustancia’, en relación con las pantallas, las nuevas tecnologías o el juego online.

La tercera gran línea estratégica tiene que ver con el refuerzo del sistema de cuidados y asistencial a las personas dependientes y de la mejora de la calidad de los servicios. Un presupuesto que se dispara hasta los 892 millones, un 11,43 % más que en 2023, lo que supone, ha indicado la consejera, gastar 2,5 millones al día en atender a las personas en situación de dependencia de Castilla y León.

En este contexto, Isabel Blanco ha vuelto a recordar el incumplimiento del Gobierno central de su obligación legal de aportar el 50 % de la financiación de los cuidados a las personas en esta situación, ya que no supera el 32,75 %, teniendo las arcas de la Administración autonómica que aportar el 67,25 % restante. Aún con todo, la atención a la dependencia en Castilla y León es la más exitosa de España, una primera posición que se viene repitiendo desde hace una década. El último Observatorio de la Dependencia otorgó a la Comunidad una nota del 8,5, un sistema que atiende a 122.589 personas a través de 168.591 prestaciones –8.500 beneficiarios y 14.681 prestaciones más que el año anterior– y el único que no tiene lista de espera en toda España –un 0,13 % frente al 0,91 % de la media nacional–.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha querido destacar, precisamente, los 235 millones de euros –un 17,5 % más– que se reservan para prestaciones económicas, tanto para cuidados en el entorno familiar o las prestaciones vinculadas al servicio. Y también cómo el programa ‘A gusto en casa’, mediante el que se asiste y atiende a las personas dependientes en su propio hogar, ha triplicado su presupuesto –pasa de 2,68 millones en 2023 a 8,2 en 2024– o el notable incremento de 80,5 millones en la ayuda a domicilio.

La atención a la dependencia se encuadra dentro de un sistema complejo, ha explicado Isabel Blanco, pero que se va actualizando día a día, en el que se apuesta por la innovación, por la valoración de los profesionales, por la prestación de servicios en centros propios o mediante las entidades locales y que cuenta con una amplia gama de prestaciones económicas vinculadas a estos servicios.

Por último, la consejera ha desgranado la cuarta línea estratégica, centrada en el fuerte carácter rural del presupuesto y en la necesaria colaboración con las entidades locales en la prestación de la atención social, ya que es objetivo de la Junta de Castilla y León garantizar los servicios y recursos a todas las personas, independientemente de dónde vivan.

Precisamente, a través del presupuesto de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades se financia el nuevo Acuerdo Marco de colaboración con las corporaciones locales en materia social: 175 millones de euros al año hasta superar los 700 correspondientes al periodo 2024–2027, lo que equivale a un 57 % más en comparación con la cantidad inicial del anterior texto.

En el ahora vigente Acuerdo Marco, se reflejan subidas en todas las áreas, especialmente en la atención a la dependencia, con un 19 % de incremento hasta los 104 millones; en las ayudas de urgencia social y protección a las familias, que crecen un 16,9 % y alcanzan los 34,2 millones; y en los equipos de atención social básica que, con 33,75 millones de presupuesto, que han aumentado un 10,47 %.

Líneas, programas y cifras

1. Compromiso con la protección y el apoyo a las familias.

Los 152,93 millones destinados a esta línea estratégica se distribuyen en tres grandes áreas: las ayudas directas a las familias de Castilla y León, las políticas de atención y protección a la infancia y el trabajo por un futuro mejor para los jóvenes de la Comunidad.

Como compromiso cierto y mantenido en el tiempo se coloca el APOYO DIRECTO A LA FAMILIA. Con 52,1 millones de euros, un 2,67 % más que en 2023, está centrado en el estímulo de la natalidad y el favorecimiento de la conciliación, la corresponsabilidad y la estabilidad familiar.

La partida más cuantiosa es la reservada al fomento de la natalidad mediante el ‘Bono Nacimiento’, con 20 millones de euros. Una ayuda económica para hijos nacidos o adoptados durante el año. En la última edición y hasta la fecha, se han concedido 8.482 bonos.

En cuanto a la conciliación, la ayuda de 750 euros por hijo de 0 a 3 años para sufragar servicios que faciliten la organización familiar y la corresponsabilidad, el ‘Bono Concilia’, contará con 11 millones de euros. El pasado ejercicio se concedieron 13.334 subvenciones.

El programa ‘Crecemos’ aumenta un 4 % hasta alcanzar los 9,3 millones. Se trata de un recurso esencial para la conciliación en el medio rural para padres con hijos de entre 0 y 3 años que en 2024 llegará a 294 municipios –90 más que en 2023–, poniendo al servicio de las familias 4.395 plazas y más de 400 profesionales. Un recurso que se ha pasado de 5 a 8 horas y en el que se incluyen las vacaciones escolares.

Mientras que la iniciativa ‘Conciliamos’, para niños de entre 3 y 12 años –14 si tienen necesidades especiales– crece un 33 % en comparación con el año anterior hasta los 3,6 millones. Una alternativa en los días laborables de los periodos vacacionales para que los padres puedan acudir con normalidad a su puesto de trabajo mientras sus hijos realizan actividades lúdicas y educativas en los centros escolares. Valorado por las familias con un 4,6 sobre 5, en este programa participaron el pasado año 18.000 niños –un 17 % más– en 485 centros, 22 más que en el ejercicio anterior.

En esta misma materia, las ayudas a la conciliación se completan con la destinada a la excedencia y la reducción de jornada, que ya se multiplicó por 5 en 2021 y que este año contará con 2 millones de euros.

Para apoyar la estabilidad familiar se puso en marcha el nuevo servicio de mediación, ‘Mediacyl’, para ofrecer apoyo psicosocial a las familias a través de una red de centros que echó a andar el pasado año en Burgos y Salamanca y que este 2024 se extenderá a todas las provincias con un millón de euros.

Además, se reservan 1,8 millones para reforzar los 16 Puntos de Encuentro Familiar, que en 2023 atendieron a más de 1.500 familias. También se destinará medio millón de euros para abordar la violencia intrafamiliar mediante campañas de sensibilización y el apoyo a las víctimas.

Los presupuestos presentados hoy consolidan y mejoran la protección a la infancia para PROMOVER EL BIENESAR Y LAS OPORTUNIDADES DE LOS MENORES. Con 77,1 millones, se robustece el Sistema de Protección a la Infancia de Castilla y León para mejorar la atención que reciben 61.600 menores.

Se van a actualizar y modernizar las instalaciones de la red de atención a la infancia, integrada por 17 centros de día –359 plazas– y 73 residenciales –958 plazas–. Se destinarán 6 millones de euros en 2024, el doble que el anterior, para ejecutar proyectos nuevos (Salamanca) y de mejora (Ávila, Burgos, León, Salamanca y Valladolid). El objetivo es adaptarlos al modelo de unidades de convivencia, así como implantar el nuevo modelo de digitalización en varias instalaciones.

Cabe hacer mención especial al Centro de Menores ‘Zambrana’ de Valladolid, en el que no sólo se continuará con las obras de reforma, adecuación térmica y renovación del equipamiento con 550.000 euros, sino que se abrirá una nueva licitación del contrato de gestión para reforzar el personal y adecuar la ratio en caso de aumento del número de menores internados o de su conflictividad.

También se van a invertir 13,69 millones –un 6,33 % más– en mejorar los programas de prevención de la delincuencia y apoyo a la inserción, el servicio de apoyo familiar y el de ayuda a domicilio para menores.

Cobran especial relevancia las actuaciones de apoyo a la vida independiente –789.581 euros, un 47 % más que en 2023– y la formación para la inserción laboral de menores y jóvenes en conflicto con la ley y situación de dificultad sociofamiliar –725.000 euros, con un incremento del 25 %–, recursos clave para facilitar la transición a la vida adulta de este colectivo. En este sentido, cabe mencionar la puesta en marcha de un nuevo programa de apoyo individualizado para la integración sociolaboral.

Por último, es importante reseñar la promoción de los acogimientos familiares, con un aumento del 10,5 % del presupuesto –de 3,8 a 4,2 millones– y de las campañas de sensibilización a través de una partida de 1,4 millones. Estos acogimientos ya crecieron en 2023 un 3%. Por último, los recursos en materia de adopciones crecen un 62,97 % en servicios de información, asesoramiento, formación, valoración y apoyo después de la adopción, con 550.000 euros.

Como tercera pata de esta línea estratégica se ubica la necesidad de dar respuestas al PRESENTE Y FUTURO DE LOS JÓVENES. De hacer posible su autonomía y su emancipación. De este modo, se dotará con 24 millones de euros al Instituto de la Juventud de Castilla y León para desarrollar políticas que apoyen a este colectivo en su recorrido vital, de los cuales 4,5 irán destinados a la mejora de las instalaciones juveniles, que suponen un 19 % del presupuesto y que se aplicarán en los centros de Burgos, León, Zamora. Segovia, Salamanca y Palencia.

En cuanto al fomento de la empleabilidad, se destina 2,3 millones de euros, que implica un aumento del 15 %. Esta cuantía se distribuye entre el programa de digitalización (230.000 euros) para la adaptación del uso de nuevas tecnologías en el entorno laboral; el apoyo a las entidades en el desarrollo de sus propios recursos para ayudar a encontrar un trabajo (588.000 euros, un 10 % más) que el pasado año beneficiaron a 45.000 jóvenes a través de 40 proyectos; el programa ‘Eurojoven’ (242.000 euros) para que los alumnos de grado medio realicen prácticas en el exterior o el ‘Programa de Mejora de la Empleabilidad de los jóvenes’, dotado con 360.000 euros y que se realiza en colaboración con el Consejo de la Juventud de Castilla y León. El programa de ‘Agentes de la Juventud’, para fomentar la inserción laboral, recibe 775.000 euros (crece un 5,8 %). En 2023 se asesoró a 7.500 jóvenes para su primera experiencia laboral.

El área de participación juvenil cuenta con 548.000 euros para sufragar programas como ‘Corresponsales Juveniles’ –que del pasado curso a este casi duplicó el número de participantes–, el apoyo al asociacionismo juvenil con 160.000 euros o la financiación del Consejo de la Juventud de Castilla y León, que incrementa su dotación un 14 % y llega a los 660.000 euros. También se destinan 306.000 euros para el fomento de la acción voluntaria para el ‘Programa de Voluntariado Joven’, los ‘Campos de Voluntariado’ o las iniciativas de las entidades del Tercer Sector.

Es preciso mencionar también el fomento de las actividades de ocio y tiempo libre mediante los programas ‘Primavera Joven’ y, especialmente, ‘Red Activa’, que el pasado verano contó con 4.526 plazas que se aumentarán este año.

2. Compromiso con la igualdad en todas sus vertientes

En primer lugar, en la que respecta al impulso de POLÍTICAS DE APOYO A LA MUJER. Estas partidas crecen un 25 % –sumado al del 9,7 % del año anterior– y se sitúan ya en 14,8 millones de euros.

Una de las claves en la lucha por la igualdad de oportunidades se encuentra en el empleo, para lo que se destina 1,4 millones de euros: 500.000 para el fomento del ascenso profesional de la mujer, 668.000 euros para los programas de capacitación como ‘Multiplica’, ‘Capacita’ y ‘Pemcyl’ –en el que 87 mujeres, 39 víctimas de la violencia machista, encontraron un empleo de las 303 participantes– y para avanzar en el proyecto ‘Empresas comprometidas con la igualdad’.

En el ámbito de la formación, se continuará apostando por las profesiones 'Steam' entre las jóvenes con 260.000 euros, así como por los proyectos de formación a mujeres para el empleo vinculados al mundo rural a través de una partida de 140.000 euros.

Otro pilar en el fomento de la igualdad de oportunidades es el de la sensibilización, información y participación. Por un lado, se realizarán acciones conjuntas con el Consejo de la Juventud, federaciones deportivas y universidades por valor de 1,15 millones de euros. Por otro, con los agentes económicos y sociales para contratar agentes de igualdad, a través de subvenciones por una cuantía total de 983.500 euros.

Además, con las entidades locales y a través del Acuerdo Marco, se destinará casi un millón de euros para la conformación de una red de técnicos de igualdad y 805.200 euros en acciones y campañas de este ámbito.

En cuanto a la prevención y lucha contra la violencia machista y la atención a las víctimas, se reforzarán todos los recursos y servicios, así como la sensibilización especialmente de los más jóvenes, con 500.000 euros.

Respecto del sistema de atención, 3,65 millones (un 12 % más) van dirigidos a esas herramientas y esos recursos de atención y asistencia a víctimas, como los programas de apoyo psicológico, los servicios de traducción telefónica o de acompañamiento jurídico–social, que el pasado año atendieron a 2.231 personas.  Se aumentará un 20% el presupuesto de la red de centros residenciales hasta los 2,46 millones para casas de acogida y un 84 % en centros de emergencia, los cuales casi han duplicado sus plazas (de 38 a 85). Se mantienen los servicios de atención dual con 1,3 millones, así como la financiación del proyecto ‘Atrapadas’ con 500.000 euros, para atender a mujeres víctimas de la explotación sexual.

Dos grandes novedades para este año son la creación de los centros de crisis de atención a víctimas de violencias sexuales (1,2 millones para su funcionamiento), que se encuentran en proceso de compra de locales definitivos; y, también, la puesta en marcha del centro virtual ‘Atiendo’, para atender cualquier día y a cualquier hora vía web o telefónica a las víctimas de agresiones sexuales con 900.000 euros.

En relación con los servicios a posteriori, orientados a la recuperación de la autonomía de las mujeres víctimas de la violencia machista, se ha dotado con 108.000 euros a un nuevo programa que se suma a la subvención de fomento de la contratación de este colectivo, por valor de 100.000 euros.

Otra de las vertientes de la igualdad es la que implica el APOYO Y LA ATENCIÓN A LAS FAMILIAS VULNERABLES, para luchar contra la pobreza y la exclusión social en un contexto de gran incremento de los precios de los productos básicos, de la energía y de las hipotecas. En total, 212,72 millones para llegar a 280.000 núcleos familiares a través de la Red de Protección a las Familias.

En cuanto a las ayudas de emergencia social, se amplían las ayudas para el pago de las hipotecas, con un incremento del 16 % de la cuantía máxima. Se destinarán 600.000 euros a los bonos de urgencia social y se continuarán financiando convenios de colaboración para evitar el corte del suministro eléctrico.

En cuanto a las prestaciones sociales, 14,7 millones se reservan para la Renta Garantizada de Ciudadanía, ligada al cumplimiento de una serie de obligaciones tanto de escolarización de hijos como en materia laboral. Precisamente, en este sentido, se otorgan ayudas por un montante de 2,5 millones para acciones formativas dirigidas, entre otros, para preceptores de esta prestación. Como así sucede con los itinerarios de inclusión social, presupuestados en 5,2 millones.

En cuanto al apoyo de colectivos concretos, con 2,52 millones se favorece la acogida e integración de extranjeros inmigrantes y en situación de vulnerabilidad y con 598.730 las actuaciones estratégicas específicas para la población gitana.

Por último, dentro de esta línea estratégica se encuentra el apoyo a las PERSONAS CON ADICCIONES, CON Y SIN SUSTANCIA. Con un presupuesto global de 12,6 millones y un incremento del 23 %, se atiende a unas 25.000 personas durante todo el año.

En materia de prevención, se destinan 2,5 millones: en los centros educativos, en colaboración con la Consejería de Educación; en el ámbito extraescolar, junto al Consejo de la Juventud y las asociaciones juveniles; y en el ámbito familiar, con las corporaciones locales y entidades del Tercer Sector.

Se pone el foco, en este presupuesto, en las adicciones sin sustancia: uso excesivo de pantallas, videojuegos o juego online. Para llevar a cabo campañas de sensibilización, información y prevención, así como para la asistencia ambulatoria, se consignan 600.000 euros.  También se continúa trabajando en la reducción de riesgos en el consumo temprano de drogas legales a través del programa ‘Ícaro-alcohol’.

Para la asistencia directa e integración a drogodependientes, se han reservado 7 millones de euros, mediante los cuales se financian los 61 centros y servicios existentes en la Comunidad.

3. Compromiso con las personas dependientes de Castilla y León

Un total de 892 millones, el 11,43 % más y 2,5 millones al día en atención a las personas dependientes son las cifras esenciales de esta tercera línea estratégica, de los que destacan los 235 destinados a las prestaciones –un 17,5 % más– y los 38,4 millones que se dedicarán a obras, con un aumento del 12 %.

En obra nueva se licitará la residencia y centro de día de Ávila (2,2 millones de un total de 27) y se realizará la construcción del centro residencial y diurno de Zamora (10,7 millones de los 24,5 totales).

Se llevarán a cabo intervenciones para reconvertir plazas para dependientes e implantar el modelo de unidades de convivencia en las residencias de Benavente, Burgos I, La Armunia (León), las asistidas de Segovia y Valladolid y la de personas mayores en el barrio vallisoletano de Parquesol, además de otras intervenciones menores y las correspondientes actuaciones de mantenimiento, renovación de mobiliario y equipamiento por valor de 3,7 millones.

Sin embargo, la gran apuesta de la Junta es por un modelo que combina la atención en centros residenciales con EL CUIDADO EN EL PROPIO DOMICILIO.

La expansión del programa ‘A gusto en casa’ se observa en que su dotación se multiplica por tres –ya llega a 2.500 personas en 631 municipios–, pero también crece considerablemente, un 22 %, el programa ‘INTecum’ hasta alcanzar los 4,5 millones. Este programa para personas con enfermedad terminal o crónica se ha reforzado con la aplicación del ‘protocolo ELA’ y el aumento del apoyo a este colectivo, cuya asociación, ELACyL, recibirá 250.000 euros anuales con base presupuestaria desde este ejercicio.

El servicio de Ayuda a Domicilio, que ya supera los 39.000 usuarios, recibe un fuerte impulso con el incremento de 80,5 millones, que se articulan a través del Acuerdo Marco con las entidades locales. De ellos, 70,7 millones están dirigidos a dependientes y 9,8 a menores en situación en riesgo de desprotección. La ayuda a domicilio alcanzará un presupuesto de 396,35 millones durante los cuatro años de vigencia. En 2023 se aumentó de manera considerable tanto la intensidad horaria como los supuestos de gratuidad. De gran importancia es el desarrollo que está viviendo el servicio de Teleasistencia Avanzada, gratuito desde 2022 y con 45.000 beneficiarios en 2023.

Cabe señalar el esfuerzo presupuestario de la Junta para seguir impulsando la incorporación de las nuevas tecnologías en el sistema de cuidados, que se lleva a cabo con las entidades del Tercer Sector, los centros tecnológicos y las universidades, para lo que se destinarán 5,4 millones.

En relación con las prestaciones que otorga la Junta a personas dependientes, se van a continuar incrementando tanto las cuantías como las coberturas, así como la inversión en innovación tecnológica, para alcanzar este año los 374,14 millones.

Por último, en este ámbito, la Fundación de Apoyos y Acción Social de Castilla y León recibirá 4,02 millones, es decir, crece un 5 %, para continuar prestando servicio a las personas con discapacidad en el ejercicio de su personalidad jurídica de acuerdo con la legislación de 2021, que elimina la incapacitación. En 2023 se hizo cargo de 3.371 personas.

En esta misma línea estratégica hay que destacar la apuesta por EL BIENESTAR Y LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS MAYORES, un colectivo con más de 631.000 individuos, el 26,48 % de la población de Castilla y León. La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha presupuestado 309,3 millones, es decir, 34 millones más, lo que supone un aumento del 12,3 %.

En primer lugar, destaca el ‘Plan de acción de Castilla y León contra la soledad no deseada y el aislamiento social 2022–2025’, en el que se integra un amplio abanico de medidas tato de acompañamiento como de sensibilización para evitar este tipo de situaciones.

Muy relacionado con ello está el ‘Programa Interuniversitario de la Experiencia’, que contará en 2024 con 259.000 euros. Una iniciativa reconocida a nivel nacional, que este curso ha batido todos los récords de matriculaciones y que favorece el acceso al conocimiento y la cultura de los mayores a través de clases presenciales y online.

Además, se continuará con el ‘Programa de Acercamiento Intergeneracional’ de convivencia entre mayores y universitarios –8.000 participantes el año pasado– y el ‘Programa de promoción del asociacionismo en el medio rural’, para apoyar a las más de 1.900 asociaciones de jubilados y pensionistas de la Comunidad.

Precisamente, en el ámbito del envejecimiento activo, se financiarán dos nuevas actuaciones: el desarrollo de una aplicación para facilitar el acceso a la información de todas las actividades que lleven a cabo tanto entidades como y administraciones; y el acercamiento de actividades culturales a los centros de día, como el cine y las actividades de debate.

Unas acciones de envejecimiento activo que se articularán a través de las asociaciones de jubilados y pensionistas a través de una subvención por valor de 520.470 euros.

Para finalizar esta línea estratégica, hay que resaltar que LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD SON UNA PRIORIDAD en el presupuesto de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, pues se destinan 213,8 millones de euros, con un incremento del 6,36 %, es decir, 12,8 millones más.

El primer ámbito de actuación en relación con este colectivo es su acceso al empleo, con una dotación de 9,4 millones y un aumento del 24,6 %.  Si bien hasta ahora se ha venido apostando –y se continuará haciendo en el futuro– por los itinerarios de empleo –4.700 participantes en 2023– y la financiación de viviendas y apoyos a la vida independiente, este año se va a impulsar la figura del asistente personal como alternativa laboral para las personas con discapacidad, para ofrecerles un nuevo nicho de empleo.

La segunda área es la relacionada con la Atención Temprana, para lo que se dedicarán 5 millones de euros y así continuar atendiendo al 100 % de la demanda –3.400 menores en 2023–. Y, el tercero, son las actuaciones de promoción de la autonomía personal y el apoyo a familias y cuidadores, partidas que se articulan a través del Tercer Sector por valor en 2024 de 11,5 millones de euros.

En cuanto a inversiones, con un aumento del 37,8 %, se destinarán 7,8 millones para sufragar la nueva unidad de valoración de León y la reforma de centros propios en Burgos y Soria.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad