Deportes

Toribio, feliz tras ganar a Guaguas, pide a los suyos tener los pies en la tierra ante Melilla

Los celestes lograron batir a CV Guaguas en Los Pajaritos tras más de una temporada imbatidos
Alberto Toribio
photo_camera Alberto Toribio

La victoria de ayer de Grupo Herce Soria ante CV Guaguas ha marcado la comparecencia de Alberto Toribio, entrenador celeste, antes de que su equipo se desplace el sábado a la Ciudad Autónoma de Melilla para medirse al equipo de Salim Abdelkader. El técnico reconoce que la alegría en el vestuario es grande, después de "cinco derrotas consecutivas ante ellos". Sin embargo, el preparador no pierde la perspectiva, ya que este domingo su equipo se mide a otro favorito como Melilla, sin olvidar que queda un mundo hasta que lleguen los momentos clave de la temporada.

Lo cierto es que el plan de Grupo Herce Soria en el encuentro del miércoles salió a la perfección. "Presionamos mucho desde el inicio de partido. Sabíamos que teníamos que alejar la pelota de la red y lo conseguimos durante buena parte del duelo, eso hizo que pudiéramos controlar bastantes balones incluso cuando atacaban por el centro, donde nos hicieron mucho daño en choque anteriores", relata.

Con el 2-0, Guagas reaccionó en la tercera manga, lo que obligó a los sorianos a reactivarse. "Insistí en la oportunidad que teníamos. Estábamos por arriba, su reacción era previsible, hicieron muchos cambios. Cambiamos de rotación, y conseguimos igualar aspectos que habían desequilibrado en el tercer set, pero lo importante fue la actitud del equipo, que salió a ganar", valora. Pese a todo, y aunque "empezamos a ser un grupo compacto", considera que todavía hay detalles que pulir en varios aspectos.

El preparador reconoce que no quiere ser demasiado modesto, pero recuerda que estamos a principio de temporada y el resultado hay que seguir haciéndolo bueno cada semana. "Estamos más cerca, pero no me cabe duda de que con los jugadores que tienen reaccionarán y seguro que les va a ir muy bien", explica sobre Guaguas. "El primer título se juega en febrero, queda mucho tiempo y pueden pasar muchas cosas" sin olvidar, la premisa de que queda mucho trabajo por delante.

Para el domingo, toca viajar a Melilla. "En tres días estamos en otra jornada de Liga. No ayuda un poco que sea el domingo, pero hay que bajar los pies a la tierra". Y no se trata de un rival cualquiera. "Son un equipo muy duro. Llevan tres victorias y ayer ganaron en la pista de Cisneros, que creo que va a ser muy difícil en esta temporada. Ayer jugaron un partido, muy igualado y se lo llevaron en Tenerife. Ese triunfo les habrá dado alas", sostiene.

Del potencial melillense, el preparador celeste tiene muchos piropos. "Tienen jugadores muy interesantes. Algunos ya los conocíamos como Vanole, que tiene un saque durísimo y muy buen juego general. Melgarejo también tiene un nivel muy alto, los dos centrales españoles, otros jugadores que siguen que ya conocemos de lo que son capaces...", recuerda. Por todo ello, advierte: "Nos van a poner las cosas muy difíciles".

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad