Deportes

Discurso completo de Fermín Cacho en la entrega de las Medallas de Oro de Castilla y León

Recibieron la medalla los 28 atletas de la Comunidad que han sido medallistas olímpicos y paralímpicos
Fernín Cacho
photo_camera Fernín Cacho

MUCHAS GRACIAS POR SEGUIR NUESTRO CANAL DE WHATSAPP EN ESTE ENLACE

El soriano Fermín Cacho Ruiz fue ayer uno de los 28 deportistas que recibieron la Medalla de Oro de Castilla y León con motivo del 41 aniversario del Estatuto de Autonomía. El atleta de Ágreda, junto a la nadadora paralímpica de Burgos Marta Fernández, fue el encargado de leer el discurso de agradecimiento en representación de los demás deportistas. Este fue el discurso de Cacho:

ENTREGA MEDALLA DE ORO DE LAS CORTES DE CASTILLA Y LEÓN 2024

Fermín Cacho

Valladolid, 26 febrero 2024

Sr. Presidente de Las Cortes, Sr. Presidente de la Junta, Sres. Procuradores, autoridades… amigos todos:

Hablo en nombre de los 13 medallistas olímpicos nacidos en Castilla y León, que hoy recibimos una de las más altas distinciones, junto con otros 15 medallistas paralímpicos nacidos igualmente en nuestra tierra.

Mis primeras palabras son, como no puede ser de otra manera, de agradecimiento por haber pensado en el deporte, en el olimpismo, para que seamos galardonados con la medalla de oro de nuestras Cortes. Una medalla que sumamos, con orgullo, a nuestras vitrinas deportivas.

He de reconocer que alcanzar una medalla olímpica no es tarea fácil. Muy al contrario, requiere de un esfuerzo sostenido durante muchos años. Exige una constancia, disciplina, y trabajo duro inasequible al desánimo, al frío, al calor, e incluso a las enfermedades que, en no pocas ocasiones, conviven con el entrenamiento y la competición.

Y hablar del clima duro, es hablar de Soria, de León, de Ávila, Burgos, Segovia, Palencia, Salamanca, Zamora o Valladolid… porque ni un solo rincón de nuestra queridísima Castilla y León, es –digamos- amable para entrenar todos los días del año. Pero esto, que podría parecer un obstáculo, no lo ha sido para ninguno de los que hoy recibimos nuestra medalla. Esto, muy al contrario, es una característica que compartimos todos los castellanos y leoneses, que, como nuestro clima, somos gente dura, recia, perseverante y… fruto de todo ello, al final, triunfadores.

Nosotros, los 13 olímpicos y 15 paralímpicos hoy reconocidos, somos una pequeña representación de otros miles y miles, generaciones de deportistas de nuestra tierra, que, igual no han conseguido medalla en los juegos, pero que han sido un ejemplo de deportividad tan digno como cualquiera de nosotros. Va también por ellos, y pido para todos ellos un caluroso aplauso.

Podría hablarles durante horas, incluso días, de las bondades del deporte, tanto a título individual para quien lo practica, como a nivel colectivo, para nuestra sociedad. Permítanme centrarme en este segundo aspecto, el beneficio para la sociedad, que es además lo que la medalla de oro de Las Cortes pretende reconocer.

Fernín Cacho 2
Fernín Cacho 2

Vivimos tiempos muy convulsos (no se lo voy a contar yo a todos ustedes, que bien lo saben), en los que más que nunca es necesario buscar referentes de concordia, respeto, juego limpio, tolerancia y educación…. Nada como el deporte y los deportistas para encontrar miles de ejemplos de ello: competiciones justas y con enorme respeto por el rival, por las normas comunes que a todos nos rigen y todos debemos respetar, sin excepción, y anécdotas de compañerismo que son más que anécdotas, son lecciones de vida.

Es por eso que -vuelvo a mis palabras del inicio- debemos agradecer a Las Cortes de Castilla y León, a su presidente, y a todos los procuradores que completan este hemiciclo, que hayan pensado este año en el deporte para la Medalla de Oro. Y más de agradecer es que esta idea haya conseguido el respaldo por unanimidad de todos los grupos políticos… algo que me reconocerán no se da mucho. Es un honor, una enorme alegría que nosotros también queremos reconocerles a ustedes.

Para terminar, querría aprovechar esta tribuna para dirigirme a los niños de Castilla y León que empiezan su carrera deportiva. Animarles a pelear duro por sus sueños, a vencer al desánimo con la ilusión, y decirles que todos los medallistas que hoy estamos aquí, un día empezamos exactamente igual que ellos, pasamos momentos difíciles… pero nunca nos rendimos y alcanzamos la gloria olímpica; con ilusión, esfuerzo, y, sobre todo, la ayuda de muchas personas, nuestros entrenadores y nuestras familias, sin las cuales probablemente nunca hubiéramos llegado donde llegamos.

Así pues, un tercer agradecimiento a nuestros entrenadores y a nuestras familias… sin olvidar a los responsables de los distintos gobiernos, para que apuesten por el deporte como el mejor instrumento para una sociedad sana, con valores, para mejorar la convivencia, la educación de los más jóvenes, y dar la mejor imagen de España en todo el mundo. Gracias y ¡enhorabuena a todos!

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad