Sucesos

Un detenido y cuatro investigados por sustraer móviles y dispositivos por 40.000 euros en una ruta que cruzaba por Soria

El presunto autor material de la sustracción de los teléfonos era el conductor de una empresa de transportes que llevaba estos aparatos en la ruta Vigo-Barcelona y que pasaba por la provincia de Soria

 

Guardia Civil
photo_camera Guardia Civil

Agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Soria detuvieron a una persona e investigaron a otras cuatro como presuntos autores de delitos de apropiación indebida y receptación de teléfonos móviles y material electrónico en las localidades barcelonesas de Sabadell y Mollet del Vallés.

Esta actuación se produjo en el marco de la operación Transphon. En el mes de septiembre del pasado año, la Guardia Civil de Soria recibió una denuncia de una conocida empresa de transportes en la que se informaba de la desaparición, en el periodo de un mes, de numerosos teléfonos móviles y otro tipo de material electrónico valorado en aproximadamente 40.000 euros.

Los hechos denunciados ocurrían siempre en la ruta de transportes Barcelona-Vigo. La empresa denunciante realizaba de manera rutinaria esta ruta con varios vehículos y conductores, a través de la provincia de Soria. El Equipo de Policía Judicial de El Burgo de Osma se hizo cargo de las diligencias y, de esta manera, se inició la investigación en el marco de la operación a la que denominaron Transphon.

La Guardia Civil pudo comprobar que personas residentes en la localidad de Sabadell y alrededores habían utilizado, supuestamente, los teléfonos desaparecidos en los transportes. Coincidía con el municipio donde residía uno de los conductores que realizaban los transportes.

Agentes de Policía Judicial de El Burgo de Osma se trasladaron a la provincia de Barcelona para continuar con las diligencias. El pasado 19 de marzo, en las localidades de Mollet del Vallés y Sabadell, detuvieron al presunto autor del delito de apropiación indebida e investigaron a cuatro personas por supuestos delitos de receptación puesto que se considera que, supuestamente, recibieron, ocultaron o se aprovecharon de los efectos obtenidos ilegalmente, para recibir dinero a cambio y con previo conocimiento de que provenían de un delito contra el patrimonio de otra persona.

El presunto autor material de las apropiaciones indebidas de teléfonos móviles y material electrónico resultó ser el conductor de la empresa de transportes. Los agentes de la Guardia Civil le intervinieron en el momento de la detención dos terminales denunciados como sustraídos.

Los teléfonos móviles así obtenidos eran vendidos por precios que oscilaban entre 700 y 900 euros. Era un precio muy por debajo del valor que en el mercado se obtendría por esos mismos modelos.

La dirección de la instrucción judicial de las actuaciones ha sido llevada a cabo por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción único de El Burgo de Osma.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad