Sucesos

Detenido por estafar 2.500 euros haciéndose pasar por el hijo de la víctima en apuros

Los hechos fueron conocidos por denuncia interpuesta en la localidad soriana de Covaleda
Guardia Civil
photo_camera Guardia Civil

Las personas encausadas son parte del entramado en proceso de investigación, donde cada uno de ellos desempeña un rol, el cual se dedica a la práctica de la estafa conocida como “hijo en apuros”. La suma total de los hechos cometidos asciende a 2500 euros, por lo que se le investiga como presunto autor de un delito de estafa. Dicha estafa, muy común en la actualidad, consiste en que los supuestos autores, contactan con sus víctimas a través de redes sociales, haciéndose pasar por sus hijos/as, solicitando ayuda por haber tenido un simulado problema económico con los terminales móviles, ordenadores…etc.

En el momento en que los supuestos autores entablan conversación con sus víctimas, empiezan a reclamar transferencias de dinero por valores de elevada cuantía.

Los supuestos autores facilitan a sus víctimas números de cuenta bancarias de diversas entidades, solicitando la inmediatez debido a la “urgencia” simulada en la que se encuentran y poniendo bajo elevada presión a sus víctimas, intentando evitar que tengan tiempo para pensar y no estableciendo nunca conversación por voz. Finalmente, cuando la transferencia es emitida y consolidada, las comunicaciones finalizan de inmediato.

Sobre los hechos en proceso de investigación conoce, coordina y dirige el Juzgado nº 1 de Primera Instancia e Instrucción de Soria. Ante tales hechos, por parte de la Guardia Civil de Soria se aconseja que ante la mínima sospecha de estar ante un caso fraudulento como el descrito, lo primero es contactar con el supuesto “hijo/a” o familiar por la vía habitual de contacto o solicitar información a la Guardia Civil tanto en el número 062 como por la aplicación Alertcops, para que profesionales e esta Comandancia aconsejen como proceder ante este tipo de
situaciones. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad