Castilla y León

Cultura, Turismo y Deporte monitoriza 24 templos de la provincia de Soria para protegerlos contra robos e incendios y controlar las condiciones de conservación

Con el objetivo de identificar los parámetros dañinos a los que están expuestos y prevenir su degradación
Monitorización templos sorianos
photo_camera Monitorización templos sorianos

La Consejería de Cultura, Turismo y Deporte ha presentado en Soria el Proyecto de monitorización e incorporación de tecnologías digitales para la protección, conservación, vigilancia y difusión de bienes inmuebles singulares protegidos en la provincia de Soria, dentro de una jornada formativa organizada en las instalaciones del Servicio Territorial. La jornada irá dirigida a los usuarios finales y se orienta a la protocolización del funcionamiento de los centros de recepción de alarma con los que se ha dotado cada uno de los edificios.

Se trata de un proyecto piloto que afecta a 24 bienes inmuebles patrimoniales de la provincia de Soria y que ha pretendido servir como entorno de pruebas para su extensión a un ámbito territorial superior. El proyecto contempla la instalación de diferentes elementos de monitorización de parámetros estructurales y ambientales que pueden afectar, de un modo directo o indirecto, a la conservación del patrimonio. También se incluye un centro de recepción de alarmas en cada inmueble que actuará frente al riesgo de intrusión, a la existencia de riesgos derivados de incendios y frente a la acción del rayo dando aviso inmediato a los gestores de los inmuebles.

Los datos resultantes de la monitorización son visibles a través de la plataforma Territorio Rural Inteligente (TRI) gestionada desde la Dirección General de Telecomunicaciones y Administración Digital. En un futuro podrán ser descargados para su análisis y posterior toma de decisiones a través de la plataforma de Gestión Inteligente del Patrimonio KHN-P promovida desde la Dirección General de Patrimonio Cultural.

Se han colocado 429 sensores, 13 de ellos monitorizan el funcionamiento de los equipos pararrayos, 122 detectan el acceso a los inmuebles reduciendo así el riesgo de intrusión, 159 informan de la existencia de humo y fuego proveniente de incendios, 102 sensores de carácter ambiental recogen datos de temperatura (76), luminosidad (14), existencia de CO2 (18) y 27 sensores con carácter estructural. Todo ello supone una inversión por parte de la Consejería de 774.884 euros financiados con Fondos FEDER-React. Los trabajos técnicos se vienen realizando desde abril del pasado año y finalizan este mes de marzo, momento a partir del cual comienzan los trabajos de mantenimiento, gestión y alarmas a lo largo de 36 meses.

Se analizarán los riesgos de deterioro de los inmuebles del proyecto piloto, de acuerdo con el estudio de los distintos escenarios que pueden establecerse a partir de los datos obtenidos, sirviendo como base para la definición de las prioridades y el establecimiento de una metodología de control y conservación preventiva, con herramientas tecnológicamente avanzadas que transmitan información permanente. En definitiva, analizados los recursos, definidos los medios y establecidos los procedimientos, se pretende planificar una herramienta de buenas prácticas en la gestión de los bienes que defina los criterios para su conservación.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad