Capital

El Ayuntamiento de Soria ejecutó el 70% del presupuesto de inversiones de 2023

La liquidación cierra con un saldo positivo de 7,6 millones de euros
Javier Muñoz
photo_camera Javier Muñoz

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Soria, Javier Muñoz, ha informado de la liquidación presupuestaria de 2023, Unas cuenta que valora "positivamente" a pesar de han sido años complicados por las coyunturas sanitarias y socioeconómicas. No obstante, el resultado positivo es de 7,6 millones de euros gracias a la consolidación de gastos e ingresos.

En este capítulo, Muñoz cifra los ingresos corrientes en 47 millones de euros frente a los 36 millones de euros de gasto corriente, con un ahorro neto de 6 millones de euros. Si bien no hay estabilidad financiera por 240.000 euros, debido a anotaciones contables como el impuesto de construcciones del centro de datos de la Seguridad Social, que será sufragado en aplazamientos, o ingresos de fondos europeos que aún no se han imputado por otras instituciones.

En cuanto a la ejecución presupuestaria, Muñoz cifra en el 70 porciento la inversión autorizada, es decir, de los 32 millones de euros presupuestaos, 21,5 millones de euros están autorizados, siendo "el motor de transformación de la ciudad". Unas cifras que se deben gracias a la llegada de fondos europeos.

Muñoz ha indicado que la deuda municipal "está controlada" en el tiempo, permitiendo no perder oportunidades de inversión. En estos momentos es del 52,25 por ciento, es decir, 24 millones de euros, frente al 59% de 2021 y una previsión del 51% para 2024. Cabe destacar que el aumento de los intereses bancarios hace disparar el gasto municipal en unos 500.000 euros, compensando los 700.000 euros abonados por los 200.000 euros ingresados.

El concejal también ha destacado que el pago medio a los proveedores es de 20,57%, muy por debajo al de otras instituciones. El remanente de tesorería es de 27,4 millones de euros, 17 de ellos afectados, pues se destinarán a proyectos europeos, a proyectos en licitación de 2023 que deben adjudicarse en 2024 y al pago de obligaciones de 2023, siendo esta una diferencia a otras anualidades, ya que estos pagos se realizaban a fondo del presupuesto posterior, siendo un posicionamiento diferente del nuevo interventor municipal.