Campo

ASAJA Soria se manifiesta en la sede de la Confederación Hidrográfica del Duero en Valladolid

Se manifiestan para pedir menos sanciones y una gestión eficaz del agua
ASAJA Soria en Valladolid-1
photo_camera ASAJA Soria en Valladolid-1

ASAJA Soria se manifiesta a las puertas de la sede de la Confederación Hidrográfica del Duero en Valladolid, pidiendo menos sanciones y más gestión del agua. Los convocantes han registrado su propio Plan de Choque para la gestión eficaz del agua, recogido entre los propios regantes.

Una representación de ASAJA Soria, encabezada por su presidenta, Ana Pastor, acudió esta mañana a Valladolid para participar en una manifestación y tractorada contra la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). Con este acto reivindicativo, organizado por ASAJA Valladolid, se pretende denunciar el hostigamiento de esta entidad hacia los agricultores y la pésima gestión del agua que está realizando esta entidad.

Tanto los tractores como los manifestantes a pie recorrieron calles muy céntricas de la capital regional, desde la sede de la CHD hasta llegar a la Delegación del Gobierno, con parada también en la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. En los tres organismos se entregó y registró una tabla reivindicativa.

AJA Soria lleva insistiendo en que uno de los mayores factores que mejoran la resiliencia de la agricultura frente a los retos del cambio climático es la disponibilidad de regadío. Negar a Soria dotación suficiente de agua para al menos alcanzar la media nacional del regadío, que supera el 20% de la superficie arable, o del 12,5 % en Castilla y León, supone una discriminación total para nuestra agricultura y provincia. Sabido es además que el regadío fija población. Por eso desde ASAJA Soria se pide al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico -a través de la CHD, dependiente de él-, “que no deje su propio nombre en vano y dé una dotación de agua suficiente para nuestras locas aspiraciones de ser tan solo igual que los demás”.

Por otra parte, ASAJA Soria continúa demandando la necesidad de mayor presupuesto para el mantenimiento de cauces, y de la red fluvial en general, evitando daños en la agricultura y en las infraestructuras.

Desde ASAJA Soria venimos observando con mucha preocupación el modo en que puede afectarnos BCAM 4, de la nueva condicionalidad reforzada de la PAC, en nuestra agricultura Provincial. La agricultura de Soria se sitúa casi en su conjunto en el entorno de los 1000 metros de altitud, lo que le otorga una personalidad distinta a la que existe en las zonas medias y bajas de la cuenca. Uno de esos rasgos es que la proporción de tierras arables sobre el total es tan solo del 25%, pues el resto es monte. Además, el 95% de la agricultura es extensiva, por la escasa participación del regadío, por lo que la repercusión ambiental es muy baja, algo que venimos recalcando frente a la aplicación de esta BCAM4 que exige el abandono de la agricultura en 5 metros de la red fluvial. A pesar de las mejoras de las capas del SIGPAC que determinan estas franjas de protección sobre las propuestas iniciales, que afectan a los cauces “principales” según la administración, ASAJA Soria señala que la obligación que marca la normativa europea es de 3 metros, y que es absolutamente vergonzoso que sean las Confederaciones las que nimpongan en este momento el límite de los 5 metros.

Con la participación en esta protesta, Ana Pastor ha confesado que “también se quiere enviar este mensaje al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, del que no se sabe nada, para que no sea más papista que el papa, y acceda a rebajar este límite de los 5 a los 3 metros que dice la normativa UE, para que el MAPA pueda modificar las franjas de protección como así ha expresado parece estar dispuesto”.

Como línea general, a lo largo de estos últimos años el sector ha sido testigo de la puesta en marcha de normativas y planes hidrológicos que, lejos de dar cumplimiento a sus objetivos generales, han puesto en el punto de mira al agricultor y han traído de la mano sanciones y restricciones dirigidas al acoso y derribo de los profesionales del campo. ASAJA recuerda que el último Plan Hidrológico se ha aprobado sin tener en cuenta el voto desfavorable del Consejo de Cuenca, con la oposición expresa de ASAJA CyL.