Apecyl celebra los 25 años del primer parque eólico de Castilla y León y de los primeros de España

En 1998 se abrió esta instalación de El Madero entre los términos de Ólvega y Noviercas
photo_camera

VER GALERÍA DE FOTOS

La Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl) ha celebrado este miércoles el 25 aniversario de la apertura del primer parque eólico de Castilla y León y uno de los primeros de España, el Madero I, entre las localidades de Ólvega y Noviercas, ambas en Soria.

Apecyl ha querido celebrar este hito sucedido en 1998, cuando la conciencia que se tenía sobre las energías renovables era muy diferente a la actual. Lo mismo sucede con la tecnología. Aquel parque se abrió con un total de 45 molinos que ofrecían cada uno 300 kilowatios de potencia.

Los molinos que se instalan ahora tienen 5 megas, 15 veces más que los de entonces, así que para obtener la energía que entonces tenía ocupados a 45 molinos, ahora serían suficientes tres. Esos 45 molinos iniciales siguen funcionando, y la intención es que lo sigan haciendo cinco años más, hasta los 30, gracias a lo bien cuidado y mantenido que está el parque, según se ha explicado en esta celebración.

En el sencillo evento, celebrado en la misma casa matriz del parque de El Madero, han estado presentes en primer lugar los dos socios principales de la empresa, EDP Renovables con David Abascal y Endesa (Enel) con Francisco Javier Arias. También han estado los alcaldes de Noviercas y Ólvega, Pedro Jesús Millán y Elia Jiménez.

VER GALERÍA DE FOTOS

Apecyl, además, ha tenido el detalle de invitar a dos personas que estuvieron en aquellos días de 1998 y que continúan trabajando, Rafael Ayuste de Eren y Federico González Vives de Made. Por último, han intervenido el presidente de Apecyl, Javir Gracia, y el director general de Energía y Minas y director del Ente Público Regional de la Energía, Alfonso Arroyo. Además, durante el acto se ha recordado la importancia de la figura de Emiliano Revilla, que fue uno de los socios fundamentales de la apertura de la instalación. No ha podido acudir por cuestiones de edad.

Alfonso Arroyo ha explicado que de los 15 megavatios de 1998 se ha pasado en 25 años a los más de 6.600 actuales, con el objetivo de llegar a 10.000 en 2030 para que Castilla y León siga siendo líder en España. El director general ha reconocido que en la actualidad tiene más empuje la energía fotovoltaica, pero ha dejado clara la intención de la Junta de seguir apostando por la eólica, que requiere mucha menos ocupación de los espacios.

Hasta ahora, la Junta se encarga de los trámites de los parques de hasta 50 megas. De 50 en adelante, el encargado es el Gobierno. Con los nuevos molinos que dan hasta cinco megas, Arroyo confía en que se amplíe la capacidad de la Junta para poder tramitar nuevos parques, ya que ahora se limitan a aquellos que apenas tienen diez molinos, lo que considera que repercute en la ralentización de los procesos.

Arroyo también ha invitado a los alcaldes presentes y, en general, a todos los de Castilla y León, a que aprovechen esta energía eólica que se genera en sus territorios para la atracción de empresas, ya que ahora mismo la comunidad produce alrededor de 1,5 veces más energía de la que consume.

El presidente de Apecyl, Javier Gracia, ha introducido el acto recordando que aquel parque de 1998 se construyó con tecnologías y materiales enteramente de Castilla y León, con molinos construidos en Medina del Campo y una compleja instalación eléctrica de una empresa de El Burgo de Osma. Gracia ya estuvo trabajando en este primer parque de El Madero como electricista.

Apenas dos años después, en 2000, se instalaron las máquinas de El Madero II, ya con el doble de potencia que los primeros pero todavía muy lejos de los niveles actuales. La intención es repotenciar el parque a partir de dentro de tres o cuatro años, para poder seguir aprovechando toda la fuerza del viento de esta sierra de El Madero y de las grandes mesetas sobre las que se levanta.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad