Capital

El alcalde de Soria participa en el Comité de las Regiones en una sesión centrada en la reforma de la política de cohesión entre territorios

La comisión COTER también ha abordado otros retos relacionados con la movilidad y la transición ecológica y digital con lo que incluye de nuevos desafíos para las ciudades y también de nuevas oportunidades
Carlos Martínez en la UE
photo_camera Carlos Martínez en la UE

La comisión COTER, organizada en el seno de la Comisión Europea, se celebró durante toda la jornada de ayer en Bruselas con la participación de distintos representantes de regiones y provincias. El alcalde Carlos Martínez e integrante de la delegación internacional de la FEMP ha tomado parte en la misma donde se han abordado aspectos relacionados con la cohesión territorial y las reformas que se deben llevar a cabo para reducir las diferencias.

La 23ª reunión de la Comisión COTER ha invitado a Themis CHRISTOPHIDOU, directora general de Política Regional y Urbana (DG REGIO), en un foro de debate con los miembros sobre el noveno informe de la Comisión Europea sobre la cohesión. Los miembros de la Comisión COTER también han intercambiado puntos de vista sobre tres dictámenes, empezando por «El futuro de la cooperación territorial europea después de 2027» a cargo del ponente Karsten Uno PETERSEN (DK/PSE). Este dictamen zse ha centrado en el programa Interreg, que ha venido desarrollando la cooperación transfronteriza, transnacional e interregional durante los últimos treinta años.

El siguiente diálogo se ha centrado en «Creación de un espacio europeo común de datos de movilidad» a cargo del ponente Zdenk (CZ/GREENS), abordando cómo influye en los nuevos retos y oportunidades para los entes locales y regionales que surgen de la digitalización del transporte y la movilidad como servicio.

El último intercambio también afecta a las demandas de provincias como la soriana dentro de la importancia de conseguir «Una transición justa para todas las regiones de la UE» a cargo del ponente Marco MARSILIO (IT/CRE). El dictamen se centra en garantizar que los trabajadores, las comunidades y las regiones no se queden atrás debido a los cambios estructurales asociados a la transición ecológica y digital.

Por último, los miembros de la Comisión COTER han tenido la oportunidad de participar en un debate sobre «El papel de las ciudades y sus retos en las transiciones medioambiental, económica, social y territorial», un tema que la Presidencia belga del Consejo de la UE ha pedido que se examine.

Tras las conferencias y diálogos se han acordado una serie de conclusiones provisionales que servirán de base para futuros acuerdos dentro de ese objetivo de poner en marcha “una política de cohesión renovada después de 2027 que no deje a nadie atrás con una agenda global de la UE que sitúe el fortalecimiento de la cohesión social, económica y territorial en el centro. La política de cohesión es el pegamento que mantiene unida a Europa y tiene la capacidad de movilizar e implicar a todos en el camino hacia una mejor calidad de vida para todos”.

En este sentido, los participantes acordaron que la política de cohesión siga siendo un pilar fundamental del modelo de desarrollo de la UE y la política de inversión descentralizada a largo plazo en el marco financiero plurianual de la UE posterior a 2027, sobre la base de los siguientes principios:

1. Una política disponible para todas las regiones, ciudades y municipios. Todos los "territorios" importan, ya sea que estén ubicados en países más ricos o en países más pobres.
2. Una política que contribuya a anclar la cohesión social, económica y territorial en el marco de la política industrial del nuevo Pacto Verde y de la autonomía estratégica de la UE.
3. Una política impulsada por el objetivo general de la "transición justa": el camino transformador hacia la neutralidad climática afectará a todos los ámbitos, independientemente de sus características. Pedimos una política de cohesión renovada para después de 2027 que apoye soluciones a medida, basadas en los principios de la «transición justa» y disponibles para todas las regiones de todos los rincones de Europa.
4. Una política basada en soluciones basadas en el lugar: la diversidad de territorios de la UE es una ventaja.
5. Una política que se base en sus principios de oro: gestión compartida, asociación reforzada con todos los sectores de la sociedad, gobernanza multinivel basada en un diálogo genuino entre las autoridades locales, regionales, nacionales y de la UE.
6. Una política basada en una nueva cultura de confianza entre los diferentes niveles de gobierno de la UE.
7. Una política que refuerce la cooperación territorial y apoye la innovación territorial y la democracia.
8. «No perjudicar la cohesión»: todas las políticas de la UE deben apoyar el refuerzo de la cohesión económica, social y territorial.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad