Castilla y León

Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural confirma el alto grado de cumplimiento de sus compromisos y promoverá un nuevo enfoque de la política agraria

El consejero se ha comprometido a impulsar un grupo de trabajo que eleve a la nueva Comisión Europea para impulsar un cambio de paradigma de la PAC con medidas que beneficien al sector

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, ha comparecido este miércoles ante la Comisión de Agricultura de las Cortes de Castilla y León para informar del grado de cumplimiento de los compromisos adquiridos al inicio de esta XI legislatura. 

En su intervención, el consejero ha resumido los éxitos de gestión de su Departamento, ha detallado la situación actual de las cuestiones más relevantes que afectan a agricultores, ganaderos e industria agroalimentaria y ha marcado nuevos objetivos para la siguiente mitad de legislatura.

Líderes en gestión

Dueñas ha recordado que Castilla y León fue la primera comunidad autónoma en realizar los pagos del anticipo de la PAC 2023. También fue la única capaz de afrontar, en el primer momento, la totalidad de los pagos directos del primer pilar, incluidos los ecorregímenes, a los que se han acogido el 92 % de los agricultores y ganaderos.

Además, a día de hoy, Castilla y León es también la comunidad con el mayor nivel de ejecución de las ayudas directas de 2023, que en la actualidad ya supera los 924 millones de euros, cifra muy superior a los 905 abonados en la campaña 2022.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural es líder, también, entre las comunidades autónomas que cuentan con más presupuesto en la ejecución de los fondos europeos FEAGA (Fondo Europeo Agrícola de Garantía Agraria) y FEADER (Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural). Y, del mismo modo, Castilla y León ha alcanzado el 80 % de ejecución del Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2022, con 1.810 millones de euros justificados, lo que supera a la media de la ejecución financiera de los PDR en España, que es aproximadamente del 75 %.

Todo ello pone de manifiesto la gestión de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en apoyo al sector al que representa y que cuenta con un fuerte apoyo de la Junta de Castilla y León al completo, como se ha demostrado en los Presupuestos de 2024, donde esta Consejería ha visto incrementada su cuantía un 6,5 % hasta alcanzar los 603,3 millones de euros, excluidas las ayudas directas a la PAC (previstas en 924,4 millones de euros).

Por otro lado, Dueñas ha destacado la labor de su Departamento en materia de negociación. Prueba de ello son las modificaciones conseguidas en el Plan Nacional de Erradicación de Tuberculosis Bovina, como la eliminación de la doble vuelta a las explotaciones T3H excepto movimiento a pastos comunales y la supresión de las pruebas de movimiento de terneros a cebaderos cerrados. Ambas, medidas solicitadas por Castilla y León en el Comité RASVE (Sistema de Alerta Sanitaria Veterinaria).

Cumplimiento de objetivos

En materia de sanidad animal, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha mantenido su compromiso con el sector -también en lo que a sanidad vegetal se refiere- de velar por facilitar la vida de agricultores y ganaderos y garantizar la competitividad de sus explotaciones, haciendo frente a la competencia desleal. 

Así, se ha trabajado para lograr la autorización excepcional de ciertas materias activas de uso fitosanitario, y, atendiendo a una demanda histórica del sector ganadero, se ha impulsado la modificación de la Ley de Sanidad Animal, permitiendo reforzar el saneamiento con la autorización de veterinarios libres para quien así lo desee, ya que seguirán manteniéndose los veterinarios oficiales. El consejero quiso aclarar, también, que en ningún caso se delega el control del saneamiento, sino, simplemente, la ejecución de algunas funciones.

Por otro lado, se ha cumplido el objetivo de inicio de legislatura de elaborar un nuevo Plan Estratégico del Cooperativismo 2023-2027, elaborado de la mano del sector -a través de Urcacyl-, que incluye el impulso a un Máster en Gestión de Cooperativas Agroalimentarias en el que ya se está trabajando con la Universidad de Valladolid.

En lo que a la industria agroalimentaria se refiere, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha cumplido su objetivo de destinar 110 millones de euros durante la legislatura. En concreto, en 2022 se resolvió la orden de ayudas a la inversión productiva, por importe de 27 millones de euros; orden que se modificó al año siguiente, en el que se destinaron 83,9 millones de euros a dichas ayudas. Y a finales de 2023 se publicó la nueva convocatoria por importe de 70 millones de euros. En ambos, se trata de cifras que se han situado como la mayor y segunda mayor -respectivamente- inversión de la Junta de Castilla y León a estas ayudas de apoyo a la industria agroalimentaria, que es la primera rama de todo el sector industrial de la Comunidad, ya que supone el 28 % de la cifra de negocios del mismo. 

En materia de regadíos, Dueñas ha destacado la fuerte apuesta de su Consejería por el agua como fuente de vida. Prueba de ello es que se ha superado el 72 % de objetivo marcado al inicio de la legislatura para iniciar actuaciones de modernización o nuevos regadíos sobre 30.000 hectáreas. A mitad de legislatura se han superado ya las 21.746 hectáreas. 

No obstante, Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural seguirá exigiendo al Gobierno nacional más fondos para continuar con el proceso de modernización pendiente (otras 50.000 hectáreas), revocar las limitaciones al desarrollo de nuevos regadíos y desarrollar de forma inmediata las obras de regulación del Plan Hidrológico de la Cuenca del Duero (es decir, las balsas del Órbigo, en León, y las dos presas sobre el Arroyo de las Cuezas, en Palencia).

Y, como impulso al revelo generacional, imprescindible para garantizar el futuro del campo en Castilla y León, la Consejería no solo ha impulsado la formación en materia agraria, sino que ha mejorado las ayudas de incorporación de jóvenes con el fin de alcanzar el objetivo de alcanzar las 650 anuales. En la última convocatoria -la primera del nuevo PEPAC 2023-2027-, que se resolverá en otoño, se han recibido 766 solicitudes de jóvenes que quieren incorporarse a la actividad agraria.

Por último, Dueñas ha destacado su compromiso de escucha y cercanía con el sector, como se ha demostrado con el documento acordado con las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPAs) de Castilla y León para exigir la flexibilización de la PAC, con alto índice de éxito gracias, también, al traslado del mismo, por parte del consejero, tanto al Ministerio como a la Unión Europea-.  Además, este mismo año se ha publicado el decreto que reconoce a las OPAs como entidades colaboradoras, reconociendo así su inmensa labor y garantizándoles una mayor seguridad jurídica.

Apoyo al sector 

Si por algo se ha caracterizado la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha sido por su apoyo al sector cuando se han tenido que hacer frente a complicadas situaciones sobrevenidas. 

Así lo ha señalado Dueñas, que ha puesto como ejemplo los 145 millones de euros destinados, íntegramente con fondos propios de la Junta de Castilla y León, a paliar las consecuencias sufridas por agricultores y ganaderos en la sequía de 2023, y que incluyen tanto ayudas directas como beneficios fiscales o las bonificaciones de intereses de los préstamos. Se trata de la mayor cuantía aportada para este fin tanto con respecto al resto de comunidades autónomas como, internamente, en el histórico de esta Consejería. Esta respuesta fue necesaria para compensar el trato "discriminatorio" por parte del Ministerio al considerar a la Comunidad en el estrato de afección media por la sequía, en desigualdad de territorios limítrofes a los que incluyó en el de máxima afección. Esto suponía poder duplicar los importes por hectárea.

El consejero también ha hecho hincapié en el incremento del 28 % de la aportación de la Junta a los seguros agrarios, que en 2024 han alcanzado los 13,6 millones de euros, o la puesta en marcha de una actuación novedosa como es el Plan de Balsas, dotado con 5 millones y para el que ya se están redactando los primeros proyectos de ejecución.

Dueñas también ha recordado que, mientras el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sigue sin desarrollar su anuncio de ayudas a los ganaderos para paliar los daños provocados por la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica, (EHE), Castilla y León ha destinado ya casi 6 millones de euros para tal fin, además de solicitar la investigación de una vacuna -que, presuntamente, llegará en otoño- o la inclusión de esta enfermedad en los seguros agrarios.

Nuevos objetivos

Precisamente, la EHE es también uno de los nuevos compromisos expresados por el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en su comparecencia. Así, ha anunciado la inminente convocatoria de nuevas ayudas de la Junta de Castilla y León para incluir a todos aquellos posibles beneficiarios que se quedaron fuera de la primera convocatoria; así como su compromiso de mantener dichas ayudas en este 2024.

En cuanto a la gestión de fondos, Dueñas ha expresado su intención de mantener la exitosa ejecución de pagos de la PAC, con el compromiso de liquidar, al menos, el 85 % de la solicitud de ayudas a final de cada año.

También ha confirmado su intención de seguir batallando -tanto a nivel nacional como europeo- para lograr una nueva política agraria que pongan en el centro a agricultores y ganaderos, reconozca la labor que ellos mismos ya realizan en materia de cumplimiento de objetivos medioambientales y garantice, a su vez, la rentabilidad de sus explotaciones. Para ello, ha añadido, “asumo el compromiso de crear y coordinar un grupo de trabajo técnico con el objetivo de elaborar una visión compartida de Comunidad en el marco de Debate del Diálogo Estratégico sobre el Futuro de la Agricultura en la Unión Europea”.

Atendiendo, precisamente, a una de las reclamaciones del sector agrícola, ganadero e industria agroalimentaria, el consejero ha anunciado la próxima resolución de algunos de los trabajos en los que se ha centrado la actividad de su Departamento a lo largo de esta primera mitad de la legislatura. Esto es: la creación del Observatorio de la Cadena Alimentaria, que ya se encuentra en sus últimas fases de tramitación administrativa y se publicará en próximas fechas; y el Decreto de Venta de Cercanía, que ya está elaborado y se ha iniciado ya la tramitación administrativa del mismo. 

Asimismo, Dueñas ha recordado que en el próximo mes de septiembre se publicará el nuevo Plan de Industria Agroalimentaria, y, también en otoño, se presentará oficialmente al público general la nueva Estrategia de Tierra de Sabor.

Para finalizar, otro de los objetivos futuros de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural es el de impulsar las medidas necesarias para proteger el suelo agrario productivo de otros usos alternativos que puedan suponer una amenaza a la actividad que desarrollan agricultores y ganaderos.  

Todo ello, para continuar en la senda marcada al inicio de la legislatura de firme defensa del sector agrícola, ganadero e industria agroalimentaria. Un “voto de lealtad” de Dueñas con el sector al que él mismo pertenece y que, anunció, mantendrá este mismo jueves en la reunión de la Conferencia Sectorial que mantendrán las comunidades autónomas con el ministro del ramo, Luis Planas.

Allí, ha adelantado el consejero, seguirá exigiendo el impulso a un nuevo Plan Hidrológico, avances en la flexibilización de la PAC y medidas de sanidad animal, una estrategia de apoyo a la ganadería extensiva, la modificación del sistema de seguros agrarios con la ampliación y mejora de sus coberturas -incluida la EHE-. También una nueva política europea que deje de considerar al sector productor como moneda de cambio en sus relaciones internacionales, como ha ocurrido con el anunciado veto de China a las exportaciones de porcino español. “Si quieren poner aranceles en la UE, que lo hagan con el cereal ucraniano o la fresa de Marruecos”, ha concluido Dueñas.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad