Castilla y León

La Agencia de Protección Civil y Emergencias imparte más de 250 horas de formación para bomberos, policías locales y voluntarios

Los 13 cursos que se imparten este mes de marzo forman parte del Plan de Formación de la Agencia de Protección Civil y Emergencias para 2023, que se publicó el 18 de enero en el Boletín Oficial de Castilla y León

La participación como alumnado en los cursos de este mes de marzo viene determinada en unos casos porque así lo requiere la superación del correspondiente proceso selectivo, en el resto de los casos las actividades formativas han sido solicitadas por los bomberos, policías locales o voluntarios interesados en mejorar su preparación a través de esa formación.

Cursos para policías locales

Los cursos selectivos para las categorías de subinspector e inspector se iniciaron el 20 de marzo y podrán completarse hasta el 31 de octubre a través de la plataforma FOPCYL. Gracias a la flexibilidad que ofrece la formación online, la Agencia de Protección Civil y Emergencias puede dar mayor cobertura temporal para la superación del curso a los aspirantes que hayan aprobado procesos selectivos en sus ayuntamientos de destino y deban participar en estos cursos para ser nombrados en esas categorías. Los cursos tendrán una duración de 250 horas.

Se prevé igualmente que a finales de este mes se inicie el Curso de superintendente para la hasta ahora intendente de policía local del Ayuntamiento de Valladolid que ha superado el correspondiente proceso selectivo. Cuando finalice esta formación será la única policía local en Castilla y León con este rango.

Dos ediciones presenciales de doce horas cada una de ellas tendrá el Curso de protección psicológica como primer interviniente. La primera edición se está celebrando en Zamora estos días y la segunda tendrá lugar, en Valladolid, los días 28 y 29 de este mismo mes. Está prevista la asistencia de entre 20 y 25 participantes. El objetivo de esta acción formativa es preparar psicológicamente a los miembros de la Policía Local para enfrentarse a situaciones de emergencia.

Por último, se impartirá un Curso de iniciación a la inspección en materia de estiba y de transporte de mercancías peligrosas, en la modalidad de enseñanza mixta, que reunirá a 20 alumnos de toda Castilla y León que, durante 25 horas, tendrán acceso a una formación sobre los protocolos de inspección en la estiba y el control de los transportes que lleven mercancías peligrosas. La parte presencial del curso tendrá lugar en la Escuela Regional de la Policía Local de Ávila.

Cursos para bomberos

Dentro de la formación continua centralizada, este mes se impartirá el Curso básico de mercancías peligrosas, de manera presencial en su totalidad, en el parque de bomberos del Ayuntamiento de Salamanca los días 28, 29 y 30 de marzo, para un total de 16 alumnos, con 24 horas de duración. Al finalizar el curso, los bomberos que participen conocerán las instalaciones básicas de los edificios, los elementos que las componen y su funcionamiento para que puedan actuar de manera ventajosa durante las emergencias.

En cuanto a la formación continua descentralizada, se impartirá una edición del Curso de orientación, movilidad y rescate en condiciones de baja visibilidad, de forma presencial, que se desarrollará en la localidad de Villares de la Reina (Salamanca) los días 28 y 29 de marzo. Participarán 15 alumnos y su duración será de 14 horas, en las que desarrollarán las técnicas y habilidades necesarias para desenvolverse en un espacio con baja o nula visibilidad, consiguiendo un alto grado de independencia y seguridad, gracias al manejo de herramientas tecnológicas y el uso dirigido de sentidos y experiencias.

El último de los cursos de este mes será el de Intervención en altura: Módulo III. rescate de víctimas, que se impartirá de forma totalmente presencial en el parque de bomberos del Ayuntamiento de León los días 29 y 30 de marzo, para 18 alumnos y con 16 horas de duración. En el curso se trabajan los aspectos teóricos y prácticos necesarios para llevar a cabo de forma segura y eficaz el rescate de víctimas durante accidentes en altura o bajo cota.

Cursos para el voluntariado de Protección Civil

Hasta 80 voluntarios de Protección Civil podrán participar en los cuatro cursos que se organizan en el mes de marzo desde la Agencia de Protección Civil y Emergencias.

El primero, sobre Comunicación y cartografía básica, se ha celebrado los días 11 y 12 de marzo, en Ávila, con una duración de 16 horas y con el fin de que los 20 participantes pudieran obtener los conocimientos básicos sobre los diversos medios y redes de comunicaciones que actualmente se utilizan en emergencias.

El 11 de marzo se impartió la primera edición del Curso de primeros auxilios en Santa María del Páramo (León), de 8 horas de duración. En esta primera edición han participado 20 voluntarios que han perfeccionado su capacidad y habilidad para actuar ante accidentes o situaciones de emergencia que se les puedan presentar. Está previsto reproducir la formación en varias ediciones a lo largo del año en distintas localidades de la Comunidad.

El 18 de marzo se ha desarrollado en León el Curso de voluntarios de Protección Civil en el Camino de Santiago. 20 participantes han aprendido durante 7 horas cómo prestar asistencia y apoyo en la orientación y búsqueda de peregrinos en la Ruta Jacobea.

El 25 de marzo, en Aranda de Duero (Burgos), 20 voluntarios de Protección Civil van a participar en el Curso de intervención en emergencias con personas con discapacidad. En las 8 horas de duración podrán conocer la especial protección que deben recibir en situaciones de emergencia los más débiles, entre los que se encuentran las personas con movilidad reducida y las personas invidentes.

Por otra parte, el servicio de formación de la Agencia de Protección Civil y Emergencias participó de manera activa los días 6 y 7 de marzo en el seminario que tuvo lugar en Alba de Tormes y en Salamanca en el que expertos del mundo del toro y de los sectores relacionados se reunieron para aportar ideas para un nuevo reglamento taurino de Castilla y León, tanto desde el punto de vista normativo como la posibilidad de incorporar nuevos útiles en el desarrollo de la lidia.