Castilla y León

La Agencia de Protección Civil y Emergencias atiende 894 incidencias en Castilla y León durante ocho días de alerta meteorológica

El viento ha sido el causante del 91% de los avisos recibidos en el Centro Coordinador de Emergencias

El Centro Coordinador de Emergencias ha registrado 894 incidencias relacionadas con vientos, lluvias y nevadas en toda Castilla y León durante los ocho días en los que la Comunidad ha permanecido en alerta por meteorología adversa, entre el martes 26 de marzo y las 8 horas de hoy martes.

El fenómeno que más repercusión ha tenido ha sido el viento, especialmente en núcleos de población de Valladolid, Zamora, Burgos, León y Palencia, si bien no ha ocasionado daños materiales de especial gravedad o incidencias de gran repercusión en la población. La mayoría de los 814 incidentes notificados –el 91 % del total de los recibidos en los días de temporal– estaban relacionados con objetos caídos a la vía pública o en peligro de derrumbe.

En la jornada del viernes, la Confederación Hidrográfica del Duero inició episodio de avenidas al situarse el río Castrón en la estación de Villaveza de Valverde, en el entorno de Benavente (Zamora), en nivel amarillo por superar el nivel y el caudal de referencia. El organismo de cuenca informaba de que, si bien los cauces de su demarcación tenían resguardo suficiente para hacer frente al fenómeno meteorológico en curso, no se descartaba que se produjesen más avisos por superación de umbrales, manteniendo el episodio abierto hasta que se produjese una mejora de las condiciones meteorológicas. Así, se dio aviso al Ayuntamiento de Languilla (Salamanca) por superación de umbrales (nivel amarillo) del río Riaza a su paso por el término municipal, no registrándose incidencias.

Ya en la jornada de ayer lunes se dio por finalizado el episodio al no encontrarse ningún río en situación de alerta. No obstante, se mantiene la vigilancia al encontrarse numerosos ríos en tendencia ascendente con proximidad a sus valores de aviso amarillo y confirmarse la previsión de precipitaciones para las próximas jornadas.

Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Ebro informó que durante la madrugada del día 29 las precipitaciones habían incrementado los caudales en numerosos ríos de su demarcación, no produciéndose incidencias. No obstante, y ante la previsión meteorológica, se esperaban repuntes en los caudales.

Una vez finalizado el episodio de meteorología adversa, la dinámica atmosférica se normaliza. Para los próximos días no se esperan precipitaciones significativas y habrá un leve aumento de las temperaturas. Por lo tanto, debido a la ausencia de precipitaciones y mejora de las previsiones meteorológicas, unido a la ausencia de incidentes y una tendencia generalizada de mejoría, se da por finalizado el episodio. No obstante, desde el Centro Coordinador de Emergencias se continuará con las labores de seguimiento de las previsiones meteorológicas.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad