Deportes

Abejar, y un pelotón de casi 250 históricos, volverán a cambiar barritas isotónicas por Torrezno y porrón

Este domingo desde las 10.00 horas se celebra la XII Histórica para recorrer 50 kilómetros de ciclismo del pasado, en una edición homenaje al equipo Kelme y sus colores
La Histórica en la pasada edición
photo_camera La Histórica en la pasada edición

La marcha cicloturista La Histórica de Abejar celebrará su duodécima edición los días 25 y 26 de mayo y una vez más lo hará acompañada de ex ciclistas profesionales, bicicletas clásicas y avituallamiento de productos sorianos, haciendo bueno el lema con el que nació, 'Menos barritas e isotónicos y más Torrezno y porrón'. Cerca de 250 históricos, que cada vez lo son más ya que la mayoría repite año tras año, participarán en esta nueva edición en la que un año más los acompañantes podrán estar durante las paradas del recorrido.

Este año se rendirá homenaje al mítico club Kelme y a los colores del equipo de sus distintas temporadas, que estarán representados en el maillot que recibirán todos los inscritos (asegurado en las inscripciones que se realicen antes del 15 de marzo). Un equipo que nació en 1980 hasta mediados de los 2000 y por el que pasaron ciclistas como el colombiano Fabio Parra, Fernando Escartín, Roberto Parra, Santiago Botero, Aitor González o Alejandro Valverde. Uno de los 'históricos' habituales como Iñaki Gastón también militó dos temporadas en el equipo.

Participantes de Kelme en La Histórica
Participantes de Kelme en La Histórica

Entre los históricos que estarán en esta edición se encuentran Enrique Aja, Antonio Balboa, Ismael Lejarreta, Andrei Zinchenko, Sergey Smetanine, Celestino Prieto o Juan Vitoria. Cortarán la cinta de salida los míticos Julio Espeso y Félix García, 'Pirelli'.

Una de las novedades es la incorporación en en la marcha de un tramo de 'Vía Verde', en los últimos dos kilómetros antes de llegar a la Ermita de Abejar. La cita continúa con su fin solidario y en esta ocasión se han donado 250 litros de leche Cañada Real Soriana al Banco de Alimentos de Soria, destinando así una vez más un euro de cada inscripción a una entidad del Tercer Sector. 

La bolsa del corredor contará con un maillot homenaje a Kelme y no faltarán productos típicos de la zona y, con la inscripción, los participantes (y acompañantes) tienen derecho a todos los avituallamientos en Muriel Viejo, Calatañazor (almuerzo), vermú en Cabrejas del Pinar y comida en Abejar.

El día previo, el sábado, habrá una contrarreloj por la mañana individual de siete kilómetros, entre los refugios de Mojabragas y El Amogable, con buzo de crono o mono obligatorio. En el Centro Cultural habrá durante  todo el día una exposición de bicicletas de contrarreloj e indumentaria de crono. En el pabellón habrá mercadillo con material ciclista y, a las 20.00 horas, hamburguesada para continuar sobre las 21.00 horas de un concierto de rock a cargo del grupo Proyecto Perli.

La cita está organizada por el Club Ciclista Los Muros de la localidad, con la colaboración de la Asociación El Navazo y el Ayuntamiento de Abejar, así como Diputación de Soria y Caja Rural.

La Histórica
La Histórica

SOBRE LA HISTÓRICA

Ataviados con maillots y complementos de equipos clásicos, los participantes recorrerán 60 kilómetros, principalmente por pistas de tierra y cumpliendo dos requisitos principales; que las bicicletas sean anteriores a 1993 y que las palancas de cambio se encuentre en el cuadro de la bicicleta.

El objetivo es transitar por pistas sin asfaltar y por caminos de tierra para revivir las competiciones de los equipos de antaño. La recompensa a este esfuerzo llega con el avituallamiento con productos típicos sorianos como porrón de vino, torreznos o pastas.

El recorrido de la Histórica comienza en Abejar, pasando por pueblos de gran belleza, como Muriel Viejo con su bosque de álamos, Muriel de la Fuente con la Fuentona, Abioncillo, singular por su paraje, Calatañazor pueblo de encanto medieval, Cabrejas del Pinar y como meta Abejar, la puerta de pinares.

La plaza de Almanzor de Calatañazor será el primer punto del avituallamiento, antes de afrontar el último tramo del recorrido y el más complicado, donde hay que atravesar el, conocido entre los corredores como ‘Col du Pepinill’, una pendiente entre Muriel de la Fuente y Cabrejas del Pinar con un desnivel de hasta el 20%.

Antes de llegar a la meta ubicada en Abejar, un vermut espera en la fuente de Cabrejas, para afrontar los últimos kilómetros por uno de los caminos que más quebraderos de cabeza da a los ciclistas, o más bien hace sufrir a las ruedas de sus bicicletas.

Esta marcha nació en 2012 de la mano de Alberto Faricle y el Club Ciclista Los Muros de Abejar, con el propósito de “rendir homenaje al ciclismo y a los ciclistas de aquella época, que realizaban tantos esfuerzos por pistas sin asfaltar y que tan buenos momentos nos han dado”. Año tras año ha ido haciéndose un hueco en el calendario de las marchas clásicas y en 2015 ya tuvo que limitar la participación.