Gastronomía

Las 7 pastelerías de los Días de la Costrada cumplen su objetivo y superan las 10.000 raciones

El dulce revalida su reinado en los postres y confirma su tirón entre los turistas

Costrada con torrija de Dulces Duero
photo_camera Costrada con torrija de Dulces Duero

La V edición de Los Días de la Costrada concluyó el domingo con 10.600 raciones de costrada vendidas, cifra que ha superado las expectativas de los 7 establecimientos participantes, miembros de  la Asociación Soriana de Confitería, Pastelería, Bollería y Repostería (ASEC).

La promoción del típico dulce organizada por ASEC ha funcionado muy bien, tanto en las dos pastelerías participantes en Soria capital, como en las 5 de la provincia. El objetivo, ampliamente superado, era servir las 8.000 raciones de la pasada edición y alcanzar la simbólica cifra de 10.000.

Las variedades de costrada elaboradas para la ocasión han diversificado el perfil de los clientes, muchos de ellos turistas que, tras comerla en los restaurantes, la buscaban luego en las confiterías. Los típicos dulces de Soria se han presentado en esta edición en innumerables variedades, que han hecho que los sorianos se hayan desplazado a alguna de las 5 localidades donde se ubican los establecimientos de ASEC.

La promoción realizada por ASEC y sus pastelerías en redes sociales ha contribuido al éxito de la convocatoria, “el público ya conocía las jornadas”, reconoce Celina, la propietaria de Confitería Almarza (Almazán), “ha causado furor entre los vecinos de Almazán, pero también han llegado de otros puntos de la provincia a probarla”, reconoce.

“Ha llegado el mensaje, la campaña ha funcionado”, aseguran desde Confitería Gil. “El cliente lo ha visto en publicidad y en redes y se ha multiplicado el efecto llamada”, corroboran desde la Confitería Moraga, de El Burgo de Osma.

La presencia del evento en los medios de comunicación ha multiplicado las ventas y contribuido a alcanzar el primer objetivo de este evento gastronómico: poner en valor la costrada de Soria y dar a conocer el producto al que viene a visitar la provincia. 

En este sentido, la ayuda de los establecimientos de la Agrupación Soriana de Hostelería y Turismo (ASOHTUR) ha sido fundamental para conseguir dar visibilidad al que, sin duda, es el postre más emblemático de Soria.

us versiones más clásicas, de nata y de nata y crema, han sido las más solicitadas, pero el público ha respondido favorablemente a las novedades presentadas por los participantes en esta edición.

Entre estas novedades, las costradas de kínder bueno, de lotus y de torrezno y chocolate han sido las más demandadas en Mantequerías York, ‘La Leticia’ en confitería Almarza, la de kínder en Confitería Gil y la Torricostrada de Dulces Duero.

La demanda ha sido tan alta que en establecimientos como en Mantequerías York se agotaron las existencias el viernes y el sábado, y en Dulces Duero se agotaba el hojaldre el domingo, último día de la campaña. Desde el viernes los encargos fueron constantes en las pastelerías participantes, como confirman desde Confitería El Torero (Berlanga de Duero) y El Abuelo José Luis (Arcos de Jalón).

Desde hace 5 años, la Asociación Soriana de Confitería, Pastelería, Bollería y Repostería (ASEC) organiza Los Días de la Costrada de Soria. Con este evento, los profesionales de los obradores sorianos contribuyen a aumentar el potencial gastronómico de la provincia y, con él, el interés del turismo amante de la gastronomía.

En esta V edición año, ASEC ha colaborado nuevamente con la Hermandad de Donantes de Sangre con el objetivo de ayudar a aumentar las donaciones. Las personas que donaron sangre en El Burgo de Osma, Soria y Berlanga de Duero recibieron un vale para recoger una bandeja de Costrada (4 raciones) de manera gratuita.

Los organizadores también han colaborado con la Escuela de Hostelería, CIFP La Merced, dando continuidad así a una cooperación que es continua durante todo el año y que se traduce en la organización de talleres repostería, prácticas de alumnos en las confiterías de ASEC y bolsa de empleo de alumnos y exalumnos del centro para la contratación de profesionales.

La costrada de Soria es un postre tradicional soriano. Se elabora superponiendo capas de milhoja de hojaldre con un relleno entre ellas de nata y crema en su versión más clásica. Construida en forma rectangular, la tarta se cubre de hojaldre picado y azúcar glas. La sencillez de su presentación y la escueta lista de ingrediente esconden un postre ligero, elegante y delicado.

De la historia de la Tarta Costrada de Soria se sabe que en un principio solo estaba rellena de crema pastelera y de cincuenta años a esta parte, se ha ido introduciendo la nata como acompañamiento.

Aunque algunos pasteleros nos hablan de un posible inicio de su producción en la década de los años 50/60, hemos encontrado alusión a la Tarta Costrada en dos periódicos sorianos: «Avisador Numantino» y «Noticiero de Soria» del año 1928. En ambos artículos aparece la Costrada de hojaldre formando parte del menú de una boda, por lo que podemos deducir que su origen podría ser anterior.

Encontramos además dos referencias posteriores, una en 1979 y otra en 1987, en las que la Tarta Costrada de Soria aparece formando parte de los menús típicos de la cocina castellana, lo que da una idea del prestigio que ha tenido nuestro producto fuera de nuestra provincia.

La Asociación Soriana de Confitería, Pastelería, Bollería y Repostería (ASEC), fundada en 1978, es una de las más veteranas en el asociacionismo empresarial de Soria. Sus miembros participaron activamente en el proceso que finalizó con la Denominación de Origen Mantequilla de Soria y en la actualidad trabajan para que la artesanía pastelera de la provincia sea reconocida en toda España.

ASEC forma parte de la Federación de Empresarios de Comercio de Soria (FECSoria) y es una de las 46 asociaciones sectoriales que componen la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES).

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad