Naturaleza

2024, un año de pájaros en Soria (9): Águila real, la reina de los cielos

Soria, junto con Burgos, es la provincia de Castilla y León que más parejas reproductoras tiene
Águila real. Foto: Jesús Ruiz Rodrigo
photo_camera Águila real. Foto: Jesús Ruiz Rodrigo

Sección escrita por Juan Luis Hernández, de SEO Soria
Para ser socio o para información, escribir al correo [email protected]
VER SECCIÓN COMPLETA '2024, UN AÑO DE PÁJAROS EN SORIA'


Es difícil ser original o decir algo nuevo cuando se trata de hablar del águila real ('Aquila chrysaetos') pues, en casi todos los relatos, prima el carácter laudatorio en torno a su potencia, fuerza, majestuosidad y capacidad predatoria sobre el resto de animales con los que convive.

La grabación que hizo en su día Félix Rodríguez de la Fuente, con un ejemplar de águila real que caza un chivo en lo alto de un cortado y se deja caer con él colgado de sus formidables garras, todavía es una imagen que pervive en el imaginario colectivo.

No es extraño esto, pues estamos hablando de la rapaz más grande que existe en nuestra provincia -exceptuamos los buitres- con los 230 centímetros de envergadura alar de algunas hembras, siendo los machos más pequeños, algo que permite diferenciarlos si se ve a la pareja junta volando.

Desaparecida hace ya 30 años el águila perdicera o de Bonelli ('Aquila fasciata'), es él águila real la que campea y se desenvuelve por los cielos de Soria, no siendo en absoluto extraña dado que su población goza de buena salud.

Se han venido haciendo censos de la especie desde los años 90 del pasado siglo y Soria, junto con Burgos, es la provincia de Castilla y León que más parejas reproductoras tiene. El pico se produjo en el año 2000 en donde se obtienen unas cifras de 50/53 parejas en todo el territorio mientras que, en el último censo efectuado, en el año 2018, aparecen 38/39 parejas.

La imagen montaraz y de animal que vive en las montañas más altas y en los rincones más recónditos de la geografía deberíamos dejarla atrás. Las águilas reales pueden vivir y criar en zonas muy cercanas a núcleos de población, siempre y cuando se les respete y no se les moleste en la época más delicada como es la de la reproducción, cuando durante cerca de tres meses y medio están muy ocupadas en sacar adelante uno o dos pollos, por lo general en Soria, uno.

Y esos nidos, si bien se instalan mayoritariamente en roquedos, en cañones y hoces, también pueden encontrarse en árboles. En Soria, el 20% de las parejas de águila real crían en árboles habiéndose visto parejas en chopo, pino, haya, roble, encina y sabina.

En estos días, las parejas ultiman el arreglo de los nidos, desarrollan unos vuelos espectaculares de celo y copulan en sus territorios. Es buen momento para verlas sin molestar demasiado. Y para notar en ellas ese latir de la naturaleza salvaje, tan cerca y, a veces por desgracia, tan lejos de nosotros.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad