Castilla y León

10 millones para fomentar la relación entre el mundo laboral y el académico de Castilla y León

En este contexto, tras la finalización del plazo de vigencia del último Plan TCUE, es necesario aprobar uno nuevo, que programa actuaciones hasta el 31 de agosto de 2027

La Consejería de Educación apoya la transferencia de conocimiento desde las universidades autonómicas hacia la empresa a través del Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa (Plan TCUE). Gracias a esta iniciativa se ha continuado aumentando la relación entre el mundo académico y empresarial para incorporar el conocimiento como activo relevante dentro de la economía autonómica.

En este contexto, tras la finalización del plazo de vigencia del último Plan TCUE, es necesario aprobar uno nuevo, que programa actuaciones hasta el 31 de agosto de 2027, cimentado sólidamente en los planes precedentes, en el análisis y evaluación de sus resultados y en la participación en su elaboración de los agentes del sistema de ciencia, transferencia, tecnología y sociedad de la Comunidad. El nuevo documento representa un compromiso de apoyo a la innovación, al desarrollo de las capacidades emprendedoras universitarias, a la cultura científica y al incremento de las vocaciones científicas, como base para la transformación económica y social de Castilla y León.

Con este nuevo Plan TCUE 2024-2027 se pretende progresar en las actuaciones llevadas a cabo con éxito en el anterior, generalizar el proceso de emprendimiento en todas las fases y ámbitos del desarrollo del alumnado, profesorado e investigadores, impulsar las competencias emprendedoras y apostar por la difusión social de la ciencia abierta y la mejora de ecosistemas sociales innovadores.

Asimismo, también se insiste en los procesos de valorización del conocimiento, en seguir fomentando las vocaciones STEAM (Science, Technology, Engineering y Mathematics, es decir, ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) y los campus emprendedores, así como apoyar la transformación de las Oficinas de Transferencia de Conocimiento (OTC) al nuevo modelo normativo.

Finalmente, desde el Ejecutivo autonómico se impulsarán las microcredenciales universitarias (credenciales derivadas de formaciones breves de menos de 15 créditos ECTS), la creación de un banco de proyectos dentro de la oficina del emprendedor universitario, la participación de la universidad en procesos de compra pública innovadora y la implantación de un canal de comunicación para la puesta en marcha de foros temáticos relacionados con ramas de conocimiento tecnológico y científico.

Medidas

El presupuesto global previsto para el Plan TCUE 2024-2027 asciende a 10 millones euros, y entre los principales objetivos destacan reivindicar el valor del conocimiento, avanzar hacia una investigación e innovación responsable o aumentar la sensibilización acerca de los activos intelectuales en el ámbito de la ciencia abierta, entre otros. 

El Plan se articula en cuatro grandes ejes que agrupan un conjunto de doce medidas específicas. El Eje 1 ‘Fortaleciendo capacidades’ reúne tres actuaciones enfocadas a mejorar la gestión de la transferencia de conocimiento y activos intelectuales desde las universidades hacia la sociedad. Por su parte, el Eje 2 ‘Fomentando la colaboración universidad-empresa-sociedad’ busca facilitar la contratación y formación de estudiantes universitarios en empresas, promover la colaboración interdisciplinar entre universidades; el desarrollo de prototipos con orientación empresarial; y fomentar la divulgación científica.

En el Eje 3 ‘Impulsando el talento emprendedor’ se agrupan las actuaciones dirigidas a fomentar el espíritu emprendedor entre investigadores y estudiantes; y, por último, el Eje 4 ‘Difundiendo el conocimiento’ incluye iniciativas dirigidas a potenciar la ciencia en abierto como un activo de Castilla y León.

37 millones de euros desde 2008

Desde su puesta en marcha en 2008, la Junta de Castilla y León ha realizado una inversión de 37 millones de euros que han logrado impulsar la elaboración de más de 1.000 planes de negocio, la creación de 357 nuevas empresas y las solicitudes de más de 500 patentes.

Gracias a TCUE, estos centros académicos tienen hoy estructuras operativas -oficinas de transferencia de conocimiento- profesionalizadas, con personal especializado y capaces de trabajar por objetivos. Además de contar con una importante infraestructura -Fab Lab- para experimentar con el prototipado rápido y la fabricación aditiva -impresión 3D-.